10|10|2021

Desensillar hasta que aclare: Ritondo le dice no a Larreta y espera por Vidal

17 de junio de 2021

17 de junio de 2021

Anfibio en el AMBA, el jefe PRO en Diputados ata su futuro al desenlace de la puja entre halcones y palomas. El peso de volver y la tentación del gabinete.

Mientras el alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta acorta el tranco para definir las candidaturas que deberá presentar dentro de un mes, el diputado nacional Cristian Ritondo se siente cada vez más lejos de competir en las legislativas de este año. Lleva dos años en la Cámara de Diputados como jefe del bloque macrista y, aunque no se presente, los próximos comicios del 14 de noviembre definirán su suerte para los otros dos que le quedan de mandato. En su entorno admiten que los resultados de Juntos por el Cambio en las urnas podrían sacarlo de la jefatura parlamentaria o sellar su regreso a la capital para formar parte del gabinete larretista. 

 

El año pasado, el vicejefe de Gobierno Diego Santilli le propuso que dejara su banca y ocupara el ministerio de Seguridad que tiene a su cargo. Ritondo no aceptó, aunque la propuesta era parte de la apertura del gabinete larretista para acompañar el desembarco en la Ciudad de la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. La oferta para el vidalismo tiene su calibre: el vicealcalde les propuso desdoblar el ministerio de Justicia y Seguridad en dos carteras. La primera quedaría en manos del exministro de Justicia bonaerense Gustavo Ferrari y la segunda en manos de Ritondo. Entre las opciones, también aparece el ministerio de Gobierno porteño, en manos de Bruno Screnci, uno de los funcionarios más cercanos a Santilli, que lo secunda en la aventura de desembarcar en la provincia de Buenos Aires y postularse como candidato a diputado nacional.

 

Ambas propuestas volvieron a resonar ahora en los mismos oídos. Esta vez fue en boca de Rodríguez Larreta. "Siempre hay tiempo para volver a la Capital", habría dicho Ritondo para asegurar que no tiene apuro en regresar al territorio donde construyó su carrera política. Tiene margen para estirar esa definición. No la descarta, pero prefiere la cartera de Gobierno que la de Seguridad, aunque no pierde de vista que la proyección de su imagen fue a partir de 2015, cuando ocupó el mismo puesto para Vidal. Antes, cuando fue legislador porteño, nunca había llegado a ese punto de exposición pública.

 

Por esa razón, Ritondo no considera la posibilidad de encabezar la lista de legisladores porteños. La opción también fue armada por el larretismo para Vidal, pero la exgobernadora está más concentrada en demostrar que sigue en pelea y habla de sus aspiraciones presidenciales. Al igual que Ritondo, casi no habla de la coyuntura capitalina y las primeros lugares en la lista para el viejo Concejo Deliberante formaron parte de un plan para "reporteñizar" a ambos. 

 

La fórmula Vidal - Ritondo también fue una opción en la lista para pelear las candidaturas de JxC en la capital, pero el exministro no se entusiasma con esa idea. Dijo que su plan a mediano plazo es construir su candidatura a gobernador bonaerense y que por ahora su interés será develar si sigue al frente del bloque del PRO en la Cámara baja. 

 

A partir de diciembre, la bancada macrista podría incluir a la jefa del PRO, Patricia Bullrich, a un Fernando Iglesias en la búsqueda de otro mandato o algunas sorpresas como la inclusión del exministro Hernán Lombardi. Todos están vinculados al éxito que tengan los pedidos del expresidente Mauricio Macri en la pelea de fondo por el liderazgo del partido amarillo que mantiene con Rodríguez Larreta. 

 

Ritondo se imagina al frente del bloque después de diciembre próximo si ingresan Vidal y Santilli, pero duda si lo hará en caso de que los "duros" vuelvan recargados, o si el extitular del cuerpo, Emilio Monzó, regresa al recinto. Si sucede, tomaría las riendas de un puñado de legisladores que lleva dos años reclamando contar con identidad propia sin sacar los pies del plato, pero siempre sin perder las ganas de hacerlo.

 

También hay otra variable que pondera el diputado. Está atento al futuro del intendente de Vicente López, Jorge Macri. El primo del expresidente conduce el PRO provincial y en el partido hablan de una eventual candidatura bonaerense en caso de que Santilli concrete su desembarco y no prosperen los intentos por lograr una candidatura que represente a ambos. La movida implicaría que Macri pida licencia al frente del Ejecutivo comunal en una jugada de riesgo que lo llevaría al recinto, en una convivencia que a Ritondo tampoco parece convencerlo.