06|9|2021

La Legislatura de Larreta: orfebrería fina, el alfil de Vidal y adiós a Santilli

27 de julio de 2021

27 de julio de 2021

El alcalde hizo equilibrio en su bastión entre Angelici, Ocaña, Carrió, la UCR y el PRO. El control, para la exgobernadora. Uno por uno, el mapa de entrables.

Antes de la confirmación final de las precandidaturas, la Legislatura porteña era un hervidero de incógnitas. Después de la oficialización de los aspirantes, dentro de JxC se respiran algunas conclusiones provisorias. La primera apunta al control del legislativo capitalino, porque el alcalde Horacio Rodríguez Larreta decidió entregárselo a un delegado de la exgobernadora María Eugenia Vidal, que llegará a la vicepresidencia primera del cuerpo, como cabeza de una lista producto de un orfebrería de alta precisión para contener a los distintos socios, en la que no hay rastros de alguien que represente al exvicejefe y flamante precandidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires Diego Santilli.

 

La composición de la escudería de ediles que acordó Larreta con la Coalición Cívica y con la conducción de la UCR confirma que dentro del bloque porteño que les responde hay poco margen para los gestos de grandeza. La mayoría de los puestos "entrables" pertenecen a legisladores y legisladoras que buscan un nuevo mandato y otros responden  a pedidos de sectores internos del PRO, liderados por la titular del PRO, Patricia Bullrich y el expresidente Mauricio Macri. Sin embargo, Santilli no pudo impulsar a nadie de su equipo en la lista que lidera Vidal y tampoco detrás de Emmanuel Ferrario, el alfil de la exgobernadora. La posibilidad de que el ministro de Gobierno Bruno Screnci fuera ubicado en en los primeros lugares se desvaneció hace dos semanas y ahora en el gobierno porteño están empeñados en mostrar la continuidad del funcionario como un gesto del alcalde a Santilli. 

 

Lo cierto es que Santilli no deja herederos en el poder porteño, salvo a Screnci en Gobierno. Tampoco pudo dejar huellas en la lista ni en la Legislatura, porque su primo, el actual viceprimero, Agustín Forchieri, concluye su último mandato en diciembre. Del "santillismo" no habrá nadie para reemplazarlo ni para contar con una referencia en Perú 130. En la nómina, detrás de Ferrario sigue la radical María Inés Parry, que es impulsada por el empresario de juegos de azar y extitular del club Boca Juniors, Daniel Angelici.

 

El tercer puesto quedó para que el legislador Hernán Reyes busque otro mandato a partir de un pedido excluyente de la jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. Le sigue otra compañera de bancada pero que forma parte de Confianza Pública, el partido que lidera Graciela Ocaña. Se trata de María Sol Méndez, que precede al larretista Claudio Romero, que preside el PRO porteño y es titular de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura. 

 

En el sexto lugar, Bullrich logró pelear por la reelección de María González Estevarena y la UCR se quedó con el séptimo puesto para poner al extitular de la Juventud Radical, Lucio Lapeña. El octavo lugar de la tira es para el segundo nombre impulsado por la Coalición Cívica, que reclamó la reelección para María Cecilia Ferrero, vice de la Comisión de Políticas de Promoción e Integración Social del cuerpo. 

 

Los reclamos del expresidente Mauricio Macri dieron fruto luego de mostrarse prescindente de la interna de JxC. En el caso de esta lista, pudo meter a su secretario privado Darío Nieto como noveno candidato. El titular del bloque de diputados nacionales del PRO, Cristian Ritondo, logró el décimo lugar para la legisladora Paola Michielotto, que buscará otro mandato y actualmente es titular de la Comisión de Vivienda. 

 

En el puesto once quedó otro hombre de Angelici. Se trata de Gustavo Mola, que fue gerente del Instituto de la Vivienda, pero en los últimos años se desempeñó en la Obra Social de la Ciudad y en el Bingo de Ramallo que pertenece al ex-Boca. 

 

El sector Evolución de la UCR, que lidera el senador nacional Martín Lousteau, pudo quedarse con el puesto 12 después de meter a Lapeña en el séptimo. Será para Jessica Barreto, que hace cuatro años formó parte junto a Lapeña de la lista de suplentes en la lista que encabezó el exministro de Cristina Kirchner

 

Bullrich obtuvo el puesto 13 para posibilitar el regreso del exlegislador Juan Pablo Arenaza, uno de sus colaboradores más cercanos. La influencia de Vidal logró un poco más que Santilli, porque pudo meter a Milagros Gismondi en el puesto 14. Tal como contó este portal, la exgobernadora solamente pidió por Ferrario y por Gismondi, que actualmente preside la Fundación Banco Ciudad y sucedió al entonces ministro de Economía bonaerense Hernán Lacunza cuando fue convocado por Macri para reemplazar a Nicolás Dujovne

 

Le sigue el legislador Claudio Cingolani, que responde a la Coalición Cívica. En esta oportunidad buscará un nuevo mandato en el puesto 15, antes de María Soledad Gutiérrez, que está en el puesto 16 y es impulsada por la legisladora Inés Gorbea, que responde a Lousteau y preside el bloque de la UCR en ese recinto. Les sigue el legislador Gastón Blanchetiere, que buscará un nuevo mandato en la lista impulsado por Ocaña, pero en el lugar 17. 

 

La Legislatura porteña pone en juego 30 escaños, pero cerca de Vidal y Rodríguez Larreta estiman que en estos comicios podrían obtener 14 o 15 lugares en las PASO del 12 de septiembre. La cifra es aproximada y cautelosa, ya que en las últimas elecciones de 2019 superaron el techo histórico y lograron 16. En este caso, no se preparan para repetir el resultado ante la contienda que tendrán en las primarias, con Republicanos Unidos, cuya boleta lidera el economista Roberto García Moritán, y con Adelante Ciudad, que encabeza el arquitecto Andrés Borthagaray