13|10|2021

Etchevehere, un halcón amigo para el peronismo de Entre Ríos

30 de junio de 2021

30 de junio de 2021

El ruralista cuestionó la candidatura de Frigerio porque “no vive en la provincia”. El oficialismo local se frota las manos por la riña entre amarillos.

El exministro de Agroindustria de Cambiemos Luis Miguel Etchevehere se convirtió en los últimos días en un halcón amigo del peronismo de Entre Ríos a partir de sus fuertes críticas al precandidato a diputado del PRO provincial, Rogelio Frigerio. “A una persona que no vivió y no vive en la provincia, que viene cada dos o tres semanas, da una vuelta y hace prensa a través de medios que no son de acá, no la veo como a alguien que pertenezca a Entre Ríos. Me parece raro”, se despachó en una entrevista radial justo cuando el precandidato de su propio partido, que busca encabezar la lista de Juntos por el Cambio, terminaba su estadía en Paraná en el marco de una recorrida de campaña.

 

Como adelantó Letra P, Frigerio está lanzado a pelear por una banca en el Congreso en las elecciones legislativas de este año. Enrolado entre las palomas cambiemistas, que tienen como referente al alcalde porteño Horacio Rodríguez Larreta, el exministro teje un acuerdo con la UCR para este turno electoral pero tiene como objetivo principal gobernar la provincia a partir de 2023. El extitular de la Sociedad Rural alberga un sueño similar, y por eso arremetió. “Parece forzado que venga un dirigente de otra provincia, que no vive en Entre Ríos, a querer ser candidato. No digo que esté prohibido, pero me parece muy forzado. Solo por tener domicilio fiscal acá no puede ser que aspire a ser representante de los entrerrianos, teniendo en cuenta los muchos hombres y mujeres en la provincia que están más que calificados para ser candidatos a legisladores o gobernador”, lanzó.

 

Las palabras de Etchevehere sobre su excompañero en el gabinete de Mauricio Macri no cayeron en saco roto. Gustavo Hein y Alicia Fregonese, que ocupan bancas en la Cámara de Diputados; el presidente del PRO Entre Ríos, Eduardo Caminal; y el diputado provincial Manuel Troncoso criticaron duramente las declaraciones del ruralista y respaldaron a su jefe político. “No sorprenden las declaraciones. Es de esperar de dirigentes que no aportan al espacio y son oportunistas. Rogelio está trabajando en un proyecto para la provincia. Etchevehere está buscando un cargo”, le tiró Hein sin anestesia. Además, aseveró que en su espacio “el único que hasta el momento planteó un proyecto transformador para la provincia fue Frigerio”.

 

La identificación de Frigerio como candidato foráneo por vivir en la Capital Federal es el punto débil que el peronismo piensa explotar en la campaña electoral. Hasta ahora, el oficialismo había soltado esa acusación de manera anecdótica, pero su colega amarillo fue por la misma senda y lo espetó sin medias tintas. El exministro del Interior tiene domicilio en Villa Paranacito, un pueblo del departamento Ibicuy, al sur de Entre Ríos limítrofe con Buenos Aires.

 

“Necesitamos más unión y proyectos en Juntos por el Cambio, que es justamente lo que representa Frigerio: consenso y diálogo. Las discusiones que plantea Etchevehere no ayudan a lograr ese objetivo”, cuestionó el presidente del PRO Entre Ríos.

 

Un halcón en línea

Etchevehere es uno de los halcones que tiene el PRO en la provincia. Se sumó al colectivo Campo + Ciudad, que suele expresar las posturas más rudas en el plano de la movilización ruralista. Hace poco, se mostró con Macri y con la titular partidaria, Patricia Bullrich, ambos caras visibles de la línea dura amarilla que viene torpedeando la interna en Juntos por el Cambio.

 

Si bien Etchevehere integró la lista de unidad que planteó Frigerio para conducir el partido en la provincia, entre ambos la relación no es buena. Un asesor del exministro de familia desarrollista le confió a Letra P que el ruralista, que volvió a ser un hombre de poder en la Sociedad Rural Argentina (SRA), claramente representa otra cosa.

 

Cuando en noviembre de 2020 militantes de Juan Grabois ingresaron en una de las estancias de la familia Etchevehere en Entre Ríos y los episodios se transmitieron en los principales canales de Buenos Aires, la dirigencia local y nacional se propuso sacar algún rédito. Al casco del campo tomado en el departamento La Paz se acercaron Bullrich y Miguel Ángel Pichetto. Frigerio, por caso, tuvo palabras menos beligerantes que sus colegas de Juntos por el Cambio, dejando en manos del Poder Judicial la resolución del conflicto.

 

Esos hechos de enorme repercusión pusieron el nombre de Luis Miguel en las conversaciones sobre las candidaturas para este año, pero también para 2023. De hecho, él mismo se encargó de plantearse una agenda que lo tuvo en el centro. Por ejemplo, sumándose a las marchas contras las restricciones en el marco de la pandemia. Lo cierto en que por estos días, las palabras de Etchevehere fueron un festín para los peronistas, que ven en esa interna la plataforma para desgastar a su principal adversario de cara a los comicios de medio término.