12|10|2021

Macri baja un cambio y busca que no le estalle (cerca) la interna PRO

29 de junio de 2021

29 de junio de 2021

Envió un mensaje de unidad ni bien pisó Europa. Distancia y ¿prescindencia? El despecho de Carrió. Horas clave en las negociaciones en territorio bonaerense. 

Ante la dureza de la interna en su partido, el expresidente Mauricio Macri decidió tomar distancia de dos formas. Se fue a Europa por diez días y desde allá posteó una carta desde su cuenta personal de Facebook para ponerse por encima de las disputas por las candidaturas para las próximas elecciones. El magnate eligió viajar justo antes de las reuniones que se concretarán esta semana para resolver las postulaciones de la provincia de Buenos Aires, donde la alianza opositora exhibe la mayor cantidad de aspirantes. 

 

"Quiero ser bien claro: soy una persona de consulta desde mi experiencia, pero no peleo lugares ni me meto en discusiones internas", escribió este lunes por la noche el fundador del PRO para aclarar su rol al frente de la disputa que signa a su fuerza política, a pesar de los movimientos que, como viene contando Letra P, el exmandatario realiza para impulsar candidatos y candidatas de su impronta en distintos puntos del país. El mensaje puede tener como destinatario a su base electoral. que lo cuestiona por el nivel de tensión interna, y también a los demás socios de la coalición, pero en el partido amarillo fue leído como una señal positiva, tan valiosa como alejarse de la rosca previa a un intento para cerrar una lista de unidad en territorio bonaerense, algo que hasta ahora aparece como la opción más remota dentro de Juntos por el Cambio. 

 

"Siempre es difícil definir una estrategia electoral y elegir los candidatos", opinó Macri. "Y es más difícil aún en una coalición tan grande y diversa como la nuestra, pero estoy seguro de que se logrará armar una propuesta de equipo con lo mejor que tenemos y que todos trabajaremos desde donde nos toque", aseguró para sugerir la idea de unidad. 

 

En el PRO confiaron a Letra P que a partir de este miércoles se concretarán reuniones definitorias para reconducir la tirante situación bonaerense. El alcalde porteño, Horacio Rodríguez Larreta, suma apoyos para la candidatura a diputado nacional por Buenos Aires del vicejefe, Diego Santilli. La iniciativa es resistida por el intendente de Vicente López, Jorge Macri, que prefiere postularse como cabeza de la lista. Su plan cada vez tiene menos adherentes y una de las reuniones de los próximos días podría incluirlo para que baje sus aspiraciones en nombre de la unidad. 

 

Es lo mismo que la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, le exige a Facundo Manes como flamante producto electoral del radicalismo bonaerense. La fundadora de la Coalición Cívica le advirtió a Manes que lo acepta siempre y cuando se ubique detrás de ella en la lista. En el PRO leen el mensaje de "Lilita" como parte de la bronca que le provocó que radicales y macristas la hayan dejado afuera del armado de una lista para la contienda electoral. 

 

"Ella está de acuerdo con jugar detrás de Santilli, pero no se banca que la hayan puesto en segundo plano detrás del berrinche de Jorge", resumió una fuente del partido amarillo para reflejar la interpretación que hacen sobre los últimos mensajes mediáticos de Carrió

 

Macri concretó su viaje luego de reunirse el viernes con Rodríguez Larreta y el sábado con María Eugenia Vidal. En la primera cita habrían acordado resolver las listas esta semana para evitar que la situación empeore. En la segunda, la exgobernadora bonaerense le reiteró al expresidente su deseo de no postularse en  la provincia, junto con la oferta de jugar en la Ciudad siempre y cuando la titular del PRO, Patricia Bullrich, acepte postularse en tercer lugar.

 

Distintas fuentes del PRO confirmaron a Letra P que son los ejes de las negociaciones en danza, y que la mayoría de las partes "sacan pecho y amenazan con ir a las PASO, pero prefieren la unidad". 

 

En ese contexto, ven el posteo de Macri como "una señal en el camino correcto", aunque algunos lo leen como un mensaje que también está dirigido a Bullrich. A la exministra le adjudican cierto malestar con el expresidente, por haberla impulsado para marcarle la cancha a Rodríguez Larreta en la Ciudad, pero dejarla sola en el momento más crítico de las definiciones. "Nuestros dirigentes tienen experiencia y criterio. A veces coincidirán conmigo y a veces no. Eso está bien. Estoy convencido de que todos estamos unidos detrás de la misma meta, nadie es el dueño de la verdad", completó Macri en su mensaje.