22|1|2022

Pereyra sacude el MPN con una línea interna de Petroleros

19 de marzo de 2021

19 de marzo de 2021

El poderoso dirigente sindical reavivó la lista “Azul y Blanca” en un año especial para el partido de los Sapag, que busca retener la banca en el Congreso.

Mientras presiona para que se modifique la adenda que regula la actividad en Vaca Muerta, la joya energética del país, el secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, pone el foco sobre el Movimiento Popular Neuquino (MPN) con el relanzamiento de una lista dentro de la poderosa estructura que maneja. La jugada se da en un año especial por la elección de diputados nacionales, el recambio parcial del Concejo Deliberante capitalino y la renovación de autoridades en el gremio. En un partido que hizo de la movilización una tradición, este influyente jugador saca a la calle toda su estructura.

 

La idea, afirman en el entorno, es sumar músculo en la campaña provincial. Armar y mostrar gestión son parte de la tarea que se propone el caudillo sindical. En limpio, advierten, Pereyra pretende anexarle triunfos al partido cuando el nivel de conflictividad aumenta y el gobernador Omar Gutiérrez pone en juego su capacidad de negociación. El ejemplo más cercano se dio con los docentes luego de una extensa medida de fuerza. El gremio ATEN rompió el piso salarial al obtener un 30% de aumento para el primer semestre, en un llamativo precedente para el resto del año.

 

La foto de Pereyra y Gutiérrez en un camping del Sindicato fue el punto de partida para instalar un mensaje de unión, de congregación permanente, para que la estructura de la familia Sapag no pierda el poder que construyó desde la Patagonia. En ese plan, el de acumular victorias previo a la instancia nacional, el dirigente petrolero relanzó la lista azul y blanca que lo llevó alguna vez desde el gremio hasta el Senado de la Nación.

 

Lo hizo en Río Negro, en un acto en Catriel, a principio de la semana. “Protegimos los puestos de trabajo; hay que buscar la forma de empezar a recuperar la actividad. Por eso firmamos el acuerdo de sustentabilidad y empleo”, lanzó esa tarde. La demostración de poder no sólo impactó de lleno en la vida interna del gremio, sino también en la política neuquina. Su sindicato es vital dentro del armado territorial.

 

Pereyra y Morales. El petrolero arma y contiene.

La demostración de poder tuvo una muestra más. Previo al gran acto, viajó hasta Añelo para darle respaldo al intendente Milton Morales, que sufrió un duro revés: perdió la presidencia del Concejo Deliberante y se puso en riesgo la sucesión local. “Lo dejamos solo”, advirtió en modo de autocrítica. “Tengo un grado de responsabilidad en esto. Soy vicepresidente del MPN y no lo apoyamos, lo dejamos solo en términos institucionales y políticos”, se lamentó.

 

Los dardos llamaron la atención, sobre todo en el gobierno provincial. En medio de la escalada contra el intendente, Gutiérrez anunció la llegada de obras para que, en no más de tres años, sea una "ciudad sustentable, sostenible e inclusiva".

 

En ese rol, de armador territorial y de contención, Pereyra convocó a una cumbre de la obra social petrolera (Meopp) para finales de marzo en Rincón de Los Sauces, el distrito que maneja su secretario administrativo Marcelo Rucci. Como contó Letra P, Rucci es uno de los nombres más importantes que se barajan para una potencial sucesión al corto o al mediano plazo.

 

Por adentro

El MPN tuvo una actividad importante durante el verano, cuando la oposición de Juntos por el Cambio o el peronismo hicieron pie en Neuquén. Gutiérrez, que trabajó de armador para el presidente Alberto Fernández con la liga de gobernadores patagónicos, se dedicó a recibir funcionarios nacionales para anunciar obras y demostrar que tiene llegada directa a la Casa Rosada. Mientras, en la provincia, reapareció el díscolo Rolando Figueroa y encendió algunas alarmas.

 

Como describió Letra P, Figueroa se dedicó a recorrer Neuquén desde que perdió la interna partidaria y terminó su mandato como vicegobernador. Actualmente, mantiene un perfil activo y no descarta acuerdos con ningún espacio dentro de la capital provincial. Justamente en ese distrito, donde este año se renueva a la mitad del Concejo Deliberante, resurgió Jorge Sobisch, que avanza en una alianza con el PRO y la UCR. El peronismo ya piensa en algunos nombres para encabezar la lista nacional; según explicaron a este medio, sería una mujer.  

 

En ese particular presente, Pereyra juega su papel de armador emepeísta que ayude a retener la banca nacional que hoy tiene su partido. Hasta hoy, no sería candidato al Congreso.