Efecto Carrió gobernadora

La CC también se anima en Junín, el bastión amarillo de Petrecca

Con la bandera Lilita 2023, el partido impulsa lista propia en la interna de JxC. Malestar en el gobierno local y advertencia del Grupo Dorrego.

La estrategia de la jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, para posicionarse como candidata a gobernadora de la provincia de Buenos Aires motivó a la dirigencia de su partido a disputar nuevos lugares de poder en el ámbito local y confrontar, sin romper, con los demás socios de Juntos por el Cambio. Bajo esta lógica, como dio cuenta Letra P, en 9 de Julio ya planteó condiciones para el armado de las listas. Ahora, la discusión se trasladó a Junín, distrito en el que la CC pretende ir más allá y construir un candidato propio o una candidata propia para enfrentar al intendente del PRO  Pablo Petrecca. En el Grupo Dorrego, que integra el jefe comunal, siguen de cerca el armado lilito y lo vinculan a una pelea súperestructural que tiene como protagonistas a Jorge Macri y Gustavo Posse

 

"Voy a trabajar para que haya una lista de la Coalición Cívica" en Junín, remarcó el referente Rodrigo Esponda en diálogo con Diario Democracia. La propuesta, según pudo saber este medio, intenta además darle volumen político al proyecto Carrió 2023 y salir a la búsqueda de la territorialidad que nunca tuvo este espacio, en parte, por la hegemonía del macrismo y el radicalismo en buena parte de los 135 distritos. "Después de 20 años de experiencia política, en la que reforzamos la agenda de la institucionalidad y la lucha contra la corrupción, estamos en condiciones de trasladar nuestra propuesta a lugares de gestión y sumar otros temas que también hacen a nuestra plataforma", detallaron en el lilismo. 

 

Los socios fundadores de Cambiemos se esfuerzan en remarcar que esta postura no significa una ruptura del frente ni una suerte de amenaza, como lo dejó entrever el dirigente de extracción peronista Joaquín De la Torre, que aseguró que en la búsqueda de nuevos electorados están definiendo si pelean en alianza o por fuera del PRO. Por el contrario, consideran que tienen derecho a pedir boletas para dar batalla en las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de este año y buscar un lugar para la disputa mayor por la sucesión de Petrecca, impedido de renovar su puesto producto de la ley que limita las reelecciones de los cargos electivos.

 

"Con o sin elecciones primarias, el intendente dio su palabra de que sólo iba a tener dos mandatos y esperamos que así sea. Por eso, estamos analizando nuestros propios candidatos a intendentes para el futuro", apuntó una fuente de la CC que, aclaró, de todos modos no descarta una lista de unidad con otras fuerzas, tal como sucedió en comicios anteriores, aunque está claro que los movimientos de Carrió envalentonaron a la tropa lilita. De hecho, el presidente de la CC bonaerense, el senador provincial Andrés De Leo, había adelantado a Letra P que esperan "nuevos liderazgos, con miradas más allá de 2023 y no con una mirada reciclada de lo que fue nuestro gobierno, que, si bien tuvo muchas cosas que nos dan orgullo y podemos reivindicar, evidentemente tuvo errores".

 

El proyecto Carrió 2023 y su bajada en Junín generaron malestar en el equipo de Petrecca. Es más, en el Grupo Dorrego, que integran algunos de los pesos pesados del intendentismo amarillo como Macri (Vicente López), Néstor Grindetti (Lanús), Diego Valenzuela (Tres de Febrero) y Julio Garro (La Plata), recuerdan que en la mesa provincial definieron como estrategia que en aquellos distritos en los que gobierna uno propio no abrirán internas, a menos que lo habilite el propio intendente. De todos modos, atribuyen los movimientos de Esponda a un impulso político de Posse (San Isidro) y el senador Martín Lousteau, interesados en ganar influencia bonaerense. 

 

Martín Menem. 
El Monumento a la Bandera en Rosario, donde se realizan los actos conmemorativos del 20 de junio.  

También te puede interesar