19|7|2022

Esquirlas de un triunfo deslucido: el larretismo se achica en la Legislatura

17 de noviembre de 2021

17 de noviembre de 2021

JxC redujo su mayoría en el parlamento porteño y ahora las alianzas harán valer su peso. Sobre llovido, desembarcó la ultraderecha. Creció el Frente de Todos.

Los 47 puntos que obtuvo la lista de Juntos por el Cambio (JxC) por la Ciudad de Buenos Aires para la Cámara de Diputados en las elecciones legislativas quedó por debajo de las expectativas que sobrevendió su equipo de campaña, pero además marcó una tendencia perdidosa en la Legislatura porteña. La lista de aspirantes del oficialismo capitalino para ese recinto obtuvo el 46,85% y solo pudo mantener 15 de las 21 bancas que había puesto en juego. La futura composición muestra un retroceso del larretismo, una ampliación de los escaños que tiene el Frente de Todos y el desembarco, por primera vez, de cinco representantes de la ultraderecha, a partir del 17,03% que alcanzó la boleta liderada por Javier Milei, de “La Libertad Avanza”. 

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

La foto para la Legislatura se registró en un contexto de menor participación, porque la categoría local alcanzó al 65,56% del padrón, casi ocho puntos menos que el 73,37% registrado en la categoría nacional. La cifra sobre el nivel de participación en el padrón porteño pasó casi inadvertida en medio de la estridencia del cierre de los comicios y el impacto nacional de los resultados. Sin embargo, los datos revelan que hubo un corte de boleta que debilitó la performance de la lista liderada por Emmanuel Ferrario. Con el 99,48% de las mesas escrutadas la lista de JXC obtuvo 15 escaños, mientras que la lista del Frente de Todos, encabezada por Alejandro Amor, llegó al 25,43% de los votos y logró ocho bancas.

 

El recambio del bloque que responde al oficialismo porteño estará liderado por Ferrario, que aumenta sus chances de transformarse en el próximo vicepresidente primero del cuerpo ante la renuncia del exvicejefe Diego Santilli. También estrenará un cargo legislativo el secretario privado del expresidente Mauricio Macri, Darío Nieto, investigado penalmente por la presunta existencia de una red de espionaje ilegal durante el gobierno de Cambiemos. Fue beneficiado en primera instancia con la falta de mérito sobre la imputación, pero no está firme, porque falta que la Cámara Federal de La Plata responda a una apelación en su contra. El legislador de la CC, Hernán Reyes, renovó su banca. Estará junto a la radical Inés Parry y Roberto García Moritán de Republicanos Unidos, cuarto socio de JxC. También jurarán María Luisa González Estevarena, Claudio Romero, María Cecilia Ferrero, Lucio Lapeña, Marina Kienast, Paola Michielotto, Gustavo Mola, Jéssica Barreto y Juan Pablo Arenaza.

 

El legislativo unicameral porteño requiere 31 legisladores presentes para sesionar. El oficialismo capitalino está integrado por el PRO, la UCR, la Coalición Cívica, el Partido Socialista, Confianza Pública y sellos menores. Juntos perdieron la mayoría absoluta pero mantendrán por un escaño el cuóum propio y la mayoría suficiente para aprobar cambios vinculados al Código de Planeamiento Urbano. La merma no es menor para la zona de confort del macrismo, donde mantiene el predominio desde hace 14 años: son seis bancas menos que las 38 que posee actualmente. Además, la diversidad y el número de socios implicará para el alcalde Horacio Rodríguez Larreta el desafío de mantener bien alineada la tropa, en especial cuando comiencen a despuntar las ambiciones por su sucesión al frente de la administración capitalina.

 

El tercer lugar quedó para “La Libertad Avanza” que alcanzó el 16,72%, metió cinco legisladores y constituyó un nuevo bloque en la Legislatura, que obligará a JxC a negociar acuerdos para ampliar la cifra de 32 escaños que tendrá a partir del 10 de diciembre.

 

La expresión de extrema derecha metió en Diputados a Javier Milei y Victoria Villarruel, los dos primeros aspirantes de esa categoría. Para el viejo Concejo Deliberante la cosecha fue mayor. Consiguió cinco bancas gracias al incremento de casi cuatro puntos por encima de la cosecha en las PASO y permitió el ingreso del corredor de bolsa Ramiro Marra, junto a Lucía Montenegro, Oscar Zago, Rebeca Fleitas y Leonardo Saifert.

 

La segunda fuerza porteña seguirá siendo el bloque del Frente de Todos, que puso en juego seis bancas. La cosecha del 25,43% le permitió incrementarlas a ocho y totalizar 19. Implicó la reelección de Victoria Montenegro y Juan Manuel Valdés y el ingreso de Amor, Juan Pablo Modarelli, Maia Daer, María Magdalena Tiesso, Franco Vitali y Berenice Iañez.

 

El Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT) arañó los ocho puntos. Con el 7,92% retuvo las dos bancas que posee. Desde el 10 de diciembre estarán en manos de Alejandrina Barry y Gabriel Solano. Las opciones de izquierda perderán una banca a fin de año, con la finalización del mandato de Marta Martínez, que buscó un segundo mandato bajo el signo de Autodeterminación y Libertad, pero obtuvo el 3,05% y no lo logró.