19|1|2022

13 de noviembre de 2021

13 de noviembre de 2021

Su llegada al Congreso en representación de Buenos Aires, antesala de la pelea por la gobernación. Respaldo del Jefe e interna con los intendentes aliados.

Diego Santilli tendrá este domingo una gran prueba de fuego, en la que se esperan de él múltiples resultados. El candidato de Juntos a diputado nacional deberá ratificar el resultado de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), pero, también, el funcionamiento de su pieza dentro de una maquinaria mayor que tiene por objetivo llevar a Horacio Rodríguez Larreta al sillón presidencial. Por eso, recae en su figura la necesidad de un triunfo igual o más amplio ante el Frente de Todos (FdT) que demuestre su capacidad de sinterizar las distintas expresiones de la oposición, que van desde los votos que atrae su antiguo competidor, el radical Facundo Manes, hasta el ala dura del macrismo, en la que ingresa de a poco el intendente Jorge Macri por sus vínculos con su primo Mauricio y con la exministra Patricia Bullrich. Todo eso, detrás de un plan que los protagonistas no reconocen públicamente pero que es un secreto a voces: detrás del proyecto nacional del jefe de Gobierno porteño hay uno bonaerense que se llama Santilli 2023.

 

Si el Plan Canje que diseñó Rodríguez Larreta, con María Eugenia Vidal de regreso al útero porteño y Santilli a la provincia que expulsó a la exgobernadora al término de su primer mandato, es una pieza clave en esa maquinaria que avanza hacia el largo plazo, los alcaldes del PRO fueron el combustible que hizo posible que todo se pusiera en marcha.

 

De hecho, cuando la candidatura del Colorado todavía era un rumor y aún paseaba por la provincia de Buenos Aires en calidad de ministro de Seguridad y Justicia porteño, Néstor Grindetti y Julio Garro fueron los primeros en tender un puente directo hacia los distritos que conducen: en diciembre del año pasado, el lanusense organizó un plenario partidario que tenía por meta cooptar a sectores del peronismo bajo la nueva agrupación Hacemos y hacer un primer acercamiento de Rodríguez Larreta en territorio bonaerense; en marzo de este año, con el enigma Vidal aún sin develar, el platense ofició de anfitrión de una de las primeras recorridas de Santilli, con visita a comerciantes, gastronómicos y dirigentes locales incluidos.

 

Esa alianza política del PRO en el área metropolitana ordenó la interna y permitió una única candidatura de este sector, pese a los reclamos y presiones incesantes del intendente de Vicente López de quedarse con ese lugar y hacer valer la identidad bonaerense en un territorio al que ya le dio varias vueltas y que dice conocer en su vasta complejidad, aunque la interna ordenada y la única candidatura amarilla podría ponerse entre comillas.

 

Pese a que resta saber el resultado de las generales de este domingo, ya hay varios anotados para intentar suceder a Axel Kicillof en el sillón de Dardo Rocha. Desde estos tres intendentes, Grindetti, Garro y Macri, hasta el jefe del bloque del PRO en la Cámara de Diputados, Cristian Ritondo, e incluso más allá en la oposición, el legislador y presidente de la Unión Cívica Radical, Maximiliano Abad

 

Por todo lo anterior, el futuro de Santilli estará atado al resultado de este domingo y en buena parte a cómo marchen las demás piezas de la maquinaria electoral que armó Rodríguez Larreta. Primero, tendrá que venir la ratificación del triunfo; después, la asunción en la Cámara baja y la posible pelea por la vicepresidencia del bloque PRO que conduce su amigo Ritondo, quien a su vez disputará la jefatura del interbloque de Juntos por el Cambio ante el desgaste que sufrió el radical cordobés Mario Negri tras la derrota en su interna.

 

Más allá en el tiempo, deberá exhibir su propia cintura política para hacerse lugar en el distrito del principal padrón electoral del país con una estrategia propia. No son pocos los que -todavía- recuerdan el triunfo de Esteban Bullrich ante Cristina Fernández por 382.626 votos en 2017 que dos años después, en 2019, no se tradujo en una postulación directa del exministro de Educación a la gobernación ni en un triunfo de Juntos por el Cambio sobre el peronismo.