15|11|2021

Carrió Anti-K Tour: stand up de campaña por 12 ciudades y 4003 kilómetros

06 de octubre de 2021

06 de octubre de 2021

La líder de la Coalición Cívica cierra este fin de semana en Miramar una gira de 12 días ida y vuelta de Buenos Aires a la Patagonia. Cruzada contra Todos.   

Por orden judicial, Elisa Carrió se traslada siempre con custodia. Con ella y en la camioneta asignada emprendió un viaje al sur en modo conquistadora electoral. Detrás la siguieron el legislador porteño Facundo Del Gaiso y Maximiliano Ferraro, diputado nacional y presidente de la Coalición Cívica (CC), que tuvo que cortar su gira para regresar a Buenos Aires y quedar alerta para el caso (que no se dio) de que el oficialismo reuniera cuórum para sesionar en Diputados este martes. Ferraro volverá a reunirse con su líder este fin de semana largo en la costa y después compartirá una recorrida por Santa Fe y Formosa con sus pares presidentes de la UCR, Alfredo Cornejo, y del PRO, Patricia Bullrich.

 

La gira lilita arrancó el 30 de septiembre en Bragado. El último acto/charla será en Miramar, durante este fin de semana y tras visitar otras 11 ciudades. Cuando Carrió vuelva a su casa en Capilla del Señor habrán pasado 12 días y 4003 kilómetros.

 

Carrió es su propia estratega, aunque arma y analiza su plan de campaña con Ferraro y la mesa de la CC, mientras Juan Manuel López comanda la tarea legislativa en la Cámara baja. Las fotos que manda a su equipo de prensa y que sube a sus redes se asemejan a postales de vacaciones, pero el objetivo es electoral y no turístico: quitarle un senador al Frente de Todos (FdT) en La Pampa, que la oposición en sus distintas versiones gane los tres diputados en juego en Neuquén y ampliar la ventaja a favor de Diego Santilli en Buenos Aires. La chaqueña aún no recibió la agenda del "Colo", pero es probable que se junten en la costa bonaerense este fin de semana.

 

Carrió partió el 30 y, tras atravesar parte de la provincia en la que vive, hizo campaña en tres ciudades pampeanas, Trenel, Santa Rosa y 25 de Mayo. Acompañó a Martín Maquieyra, candidato a diputado nacional por Juntos por el Cambio (JxC) en representación del PRO. También respaldó la lista para el Senado, pero solo estuvo con la segunda candidata, Victoria Huala, y no con quien lidera la boleta, el radical y excandidato a gobernador Daniel Kroneberger. Cerca suyo se cuidaron de desalentar cualquier sospecha y atribuyeron el desencuentro a la agenda que en el otro extremo de la provincia mantenía el aspirante a senador.

 

La elección de senadores en La Pampa es clave: tras la derrota del Frente de Todos en las PASO, la principal oposición apuesta a quedarse con las dos bancas de la mayoría y así restarle una al actual bloque kirchnerista. En ese distrito, organizan un equipo para fiscalizar y convocan al voluntariado para el 14 de noviembre. En los distintos eventos, Carrió arengó: "Tenemos que defender la República en noviembre, La Pampa es clave en este sentido. Por eso, les pido que vayan a votar, que acompañen a Martín y a Daniel y que seamos parte del renacer de nuestra Argentina". También en los últimos días pasó por La Pampa el exsenador Miguel Pichetto. En la capital provincial, advirtió que “La Pampa tiene una oportunidad única de la mano de Daniel y Martín. Es el momento de los pampeanos de decir basta al kirchnerismo y sacar el país adelante, reafirmando los valores de la cultura del trabajo y la educación. Les pido a los pampeanos, especialmente a los peronistas, que acompañen la lista de Juntos por el Cambio”.

 

Los tiempos políticos cambian. Tras la unidad del peronismo nacional y pampeano dos años atrás, Alberto Fernández y Cristina Fernández hicieron uno de sus actos más importantes en esta provincia, que ahora les podría propinar una fuerte derrota. Si cae el oficialismo, pierde todo el Frente de Todos, desde el gobernador  Sergio Ziliotto hasta el massismo, que apoya a Varinia "Lichy" Marín, hija del cuatro veces gobernador Rubén Marín, y María Luz Alonso, secretaria administrativa del Senado y mano derecha de la vicepresidenta. El oficialismo, unido, postula para el Senado al ministro de Gobierno, Daniel "Pali" Bensusán, de la línea Plural liderada por el exgobernador Carlos Verna, y a Alonso, de La Cámpora.

 

El objetivo de Carrió, dicen en su entorno, es abrir camino a las nuevas generaciones, consolidar la alianza opositora y fortalecer a la Coalición Cívica. Con ese horizonte llegó a Neuquén, más al sur del Río Colorado, donde se queda tres días con una impasse para ir a San Carlos de Bariloche. En Villa la Angostura, San Martín de los Andes, Zapala y Neuquén acompaña al periodista Carlos Eguía. "Voy a lograr dejar al kirchnerismo sin banca", repite el candidato neuquino de la Coalición Cívica. En este distrito, la particularidad es que el partido de Carrió rompió con sus socios nacionales. La apuesta de máxima es lograr que el Frente de Todos se quede con las manos vacías. En las PASO, se impuso con 35 puntos el Movimiento Popular Neuquino, la alianza UCR-PRO (Cambia Neuquén) quedó segunda con 18 puntos; el Frente de Todos sacó 15 y la CC, 12. Eguía se presenta como el único "antikirchnerista" y espera restarle votos al MPN de manera que repartan una banca para el oficialismo neuquino, una para Cambia Neuquén y una para la CC.

 

En su cruce a Bariloche, la líder sin cargo de la CC acompañó al cipoleño Aníbal Tortoriello y a Adriana Fenouil. En la conferencia de prensa y en charlas que compartieron instalaron banners con el sello de Juntos por el Cambio y de la CC. Fue un gesto en agradecimiento que no se ve en todos los lugares.

 

Leal con su perfil, cuentan que Carrió hace campaña hasta en las estaciones de servicio. Adonde va, llega con su stand up. En Bragado, dijo que para evitar el dolor de cabeza hay que votar a Juntos por el Cambio (en alusión a la fabricación local de una aspirina). En Piedra del Águila, brindó con café. "Si tiene frío, vote Juntos por el Cambio", propuso. Y como en Neuquén Eguía sacó 46.000 votos y necesita otros 20.000 para acceder a una banca, salió de noche, con una linterna de mineros en la frente, y zamarreó árboles en busca de esos votos faltantes. No todo su discurso es gracioso. Junto al neuquino reclamó  "terminar con las indemnizaciones porque a las Pymes las funde".