19|6|2022

Reunión con Georgieva: cero definiciones y un pleno al G20 por las sobretasas

30 de octubre de 2021

30 de octubre de 2021

"Fue una buena reunión", se limitó a decir la jefa del FMI. El Presidente coincidió. Cafiero adelantó que los sobrecargos estarán en el documento del G20.    

ROMA (Enviada especial) La reunión de una hora y media que mantuvieron en esta ciudad el presidente Alberto Fernández y la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, terminó sin definiciones: el comunicado oficial no abundó en precisiones y se limitó a remarcar que el encuentro fue "bueno". La expectativa de la delegación nacional, en cambio, está centrada en el documento final que emitirá el G20 al término de la cumbre que celebra aquí, que contendrá la palabra "sobrecargos", confirmó el canciller Santiago Cafiero a los medios argentinos que cubren la gira presidencial, entre los que se encuentra este portal.

 

El encuentro había comenzado minutos antes de las 17.30, hora local (las 12.30 de Argentina). El mandatario argentino y la jefa del Fondo evitaron contactos con la prensa en la previa de la cita y se esperaba que lo mismo ocurriera a la salida, lo que marcaría una diferencia con lo que pasó la primera vez que se reunieron mano a mano, el 14 de mayo pasado también en esta capital, durante la anterior gira de Fernández por Europa con el mismo sentido: buscar apoyo de las potencias europeas para la renegociación de la deuda contraída por el gobierno de Mauricio Macri con el organismo internacional. 

 

Al término de la reunión, de la que participaron también el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, Georgieva la calificó de "buena" en un breve contacto con la señal TN. Minutos después, Guzmán la describiría como "constructiva" y se limitaría a agregar: "Nos vamos a seguir reuniendo". 

 

La comunicación oficial fue más que escueta. "Buen encuentro con la directora gerente del FMI para avanzar en negociaciones que nos permitan salir del lugar social y económicamente insostenible en donde el gobierno que me precedió dejó a nuestra amada Argentina. Negociar con firmeza es recuperar soberanía", dijo el Presidente en su cuenta de Twitter, dos horas después de finalizada la reunión. La gacetilla que envió la Casa Rosada se limitó a reflejar que los partes habían coincidido en calificar la reunión como "buena". 

 

Más tarde, seis minutos antes de la medianoche romana, también a través de Twitter, Georgieva se pronunció en el mismo lenguaje protocolar. "Buen encuentro con el presidente Fernández. Acordamos que nuestros equipos deben trabajar juntos e indentificar políticas sólidas para abordar los importantes desafíos económicos de Argentina en beneficio de su pueblo", escribió. Definiciones cero.

 

 La titular del FMI llegó a la embajada argentina minutos antes de las 17 y fue recibida por el representante ante Italia, Roberto Carlés. Fernández todavía no había llegado desde La Nuvola, el centro de convenciones donde se celebra la cumbre del G20 y donde el Presidente mantuvo reuniones bilaterales con la canciller alemana, Angela Mekel; los presidentes de España, Pedro Sánchez, y de Francia, Emmanuel Macron; y con las autoridades del Consejo Europeo, Charles Michel, y de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen.

 

Como contó Letra P, Fernández busca que el organismo acepte dos pedidos clave: la eliminación de las sobretasas y la creación de un fondo de resiliencia de la pandemia, que funcionaría como una tercera línea de créditos y le permitiría a la Argentina exigir una extensión del plazo de pago de la deuda. El Presidente llegó a Roma con el objetivo de que la declaración final del G20 incluya estas dos recomendaciones al Fondo.

 

La primera es casi un hecho. Mientras Fernández y Georgieva estaban reunidos en la embajada argentina, la agencia de noticias Bloomberg publicó un cable que adelanta una victoria argentina. “En un gesto diplomático hacia Argentina, los líderes del G20 planean pedirles a sus jefes de finanzas que analicen la política de sobretasas del FMI”, aseguró el prestigioso medio especializado en finanzas. El canciller Cafiero confirmó a los enviados especiales que el tema de los sobrecargos estará presente en el documento final del G20, aunque no quiso dar más detalles sobre el tono de la consideración.

 

El comunicado estaría en línea con lo que ya dijeron los ministros de Finanzas de los países que forman parte del G20. En tanto, aún no hay precisiones sobre si el documento incluirá el otro pedido de la Argentina, la creación del fondo de resiliencia de la pandemia. Las recomendaciones del G20 serían de tratamiento obligatorio en la próxima reunión del board del FMI, prevista para diciembre. 

 

Tras la reunión con Georgieva, el Presidente volvió raudamente al hotel Regina Baglioni, donde se hospeda, para prepararse para la cena de gala que ofrecerá a todos los miembros del G-20 el presidente de Italia, Sergio Mattarella. Asistirá con el ministro Guzmán. 

 

Por el encuentro con la titular del FMI, Fernández se ausentó del evento cultural ofrecido por el presidente del Consejo de Ministros, Mario Draghi.