02|12|2021

Morales y Negri tiñeron a Frigerio de rojo y blanco en Entre Ríos

22 de octubre de 2021

22 de octubre de 2021

Los radicales llegaron a Paraná para no cederle la centralidad al PRO. Las elecciones que vienen, un trámite. Contrapunto, tiro al centro y apuesta 2023.  

Gerardo Morales y Mario Negri aterrizaron este jueves en Paraná para darle un espaldarazo a la lista de Juntos por Entre Ríos que encabeza Rogelio Frigerio quien, además de haber sido el gran ganador de las PASO, es el candidato más taquillero de la oposición para pelear la gobernación en 2023.

 

El gobernador de Jujuy y el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio (JxC) en Diputados llegaron a teñir de rojo y blanco el tramo final del proceso electoral que tiene a la coalición opositora en un lugar de visible comodidad, luego de haber superado al Frente de Todos por 22 puntos.

 

La presencia de Pedro Galimberti, con un pie ya en la Cámara de Diputados, en el tercer lugar de la lista luego de una importante cosecha en la interna que le permitió meterse por la minoría en la boleta para el 14-N, abre otro capítulo para la pelea de fondo en 2023. Es que el intendente de Chajarí ya anunció sus pretensiones de suceder a Gustavo Bordet. Ese también es el proyecto del exministro del Interior, lo que ha generado entre ambos una relación tensa. Quedó visto en la campaña, donde el jefe comunal enrolado en la UCR disparó duro contra su entonces contrincante interno. 

 

La visita de Morales y Negri fue una iniciativa del diputado provincial Gustavo Cusinato, que trabaja para Galimberti. El objetivo es equilibrar la campaña que había desarrollado Juntos con presencias amarillas como Patricia Bullrich antes de las PASO y Diego Santilli el sábado pasado. El chajariense ya había estado, luego de los comicios del 12 de septiembre, en la Casa de Corrientes en Buenos Aires. En ese encuentro, participaron referentes nacionales de la UCR como Morales, Negri, Facundo Manes, Gustavo Valdés, Ernesto Sanz, Luis Naidenoff, José Cano, Jesús Rodríguez, Ángel Rozas y José Corral, entre otros. De ese cónclave surgió el planteo de no cederle la centralidad al PRO en la campaña para las elecciones generales, como evaluaron que había ocurrido en las PASO.

 

A Morales, además de su instalación para las próximas elecciones presidenciales, lo mueve un interés de más corto plazo: pretende suceder a Alfredo Cornejo al frente de la UCR. La renovación del Comité Nacional se producirá luego de las elecciones legislativas y Entre Ríos tiene cuatro representantes que intervendrán en esa votación: el intendente de La Paz, Bruno Sarubi; la diputada nacional Gabriela Lena, el diputado nacional Atilio Benedetti y Silvia Urruzola. Morales tendría tres de esos cuatro votos. Sarubi es un apoyo que se cuenta para Martín Lousteau, con quien jugó en las primarias y lograron colar a Marcela Antola como segunda candidata en la lista de Frigerio.

 

Al centro

En la conferencia de prensa en la capital provincial, Morales saludó que Juntos por el Cambio esté viviendo “una hermosa transición” hacia 2023. “Tenemos que llegar con un plan, que ponga los pies sobre la tierra y que mire qué hicimos bien y qué hicimos mal”, durante el gobierno de Mauricio Macri, dijo ante la prensa. El jujeño rescató el valor de “estar más unidos que nunca”, aunque “no pensemos igual”. Por eso, “es necesaria la institucionalización, fijar mecanismos de decisión y la definición de un plan de gobierno que esté más al centro”, enumeró.

 

A su lado, Frigerio eludió una valoración ideológica sobre una caracterización de esas características. “Tenemos la pretensión de representar a la gran mayoría de los entrerrianos, más allá de lo ideológico, apelando al sentido común, que es lo que pide la gente. Hay que privilegiar eso antes que el interés partidario, eso es lo que logra aglutinar partidos de diferentes orígenes”, afirmó en palabras que dijo, casi calcadas, durante todos estos meses.

 

Morales instaló la puja de 2023 en la jornada paranaense cuando puso como ejemplo el frente Cambia Jujuy conformado “con un sector importante del peronismo, el socialismos, el GEN”. Frigerio escuchaba atento. Desde un principio ha planteado ampliar el frente opositor local.

 

“Los que más entendieron la necesidad de ser generosos en la convocatoria para gobernar bien fueron los gobernadores del radicalismo, desde la génesis de Cambiemos”, le regaló el exfuncionario. Morales devolvió: “Rogelio ha sido uno de los mejores ministros”.

 

“En Entre Ríos hemos conformado quizá uno de los espacios más amplios del país, con una docena de partidos y de manera creciente con sectores del peronismo”, lanzó Frigerio. Un día antes, en la inauguración de un local partidario en Paraná, invitó a poner segunda y dio por descontado que “el freno al kirchnerismo” ya está resuelto. “Ahora hay que empezar a construir una historia distinta para la provincia. Vamos a consolidar el cambio que empieza ahora”, se despachó, con la proa en los años que vienen.