12|11|2021

Universidad de Mar del Plata: el duelo que cruza a Abad, Randazzo y Raverta

19 de octubre de 2021

19 de octubre de 2021

La sociedad del rector Lazzeretti y el vice Antenucci se rompió. Las urnas definirán al ganador. Apuesta radical, una ficha al mediocampismo y peronismo light.

Alfredo Lazzeretti como rector y Daniel Antenucci como vice sellaron una alianza en 2017 para conducir la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp), pero durante cuatro años el día a día de la gestión, los posicionamientos políticos coyunturales y sus proyectos académicos los terminaron enfrentando en las elecciones que se disputan esta semana. La sociedad rota se transformó en competencia y las urnas universitarias definirán ahora cuál de los dos estará el próximo periodo al frente de la casa de altos estudios que congrega a 3200 docentes, 850 integrantes del personal universitario, 32.000 estudiantes y más de 25.000 graduados y graduadas.

 

Se trata de elecciones indirectas, de las que surgirán los 114 asambleístas que este viernes votarán por el candidato de Transformación Universitaria, que lidera Lazzeretti junto con la actual vicedecana de la Facultad de Derecho, Silvia Berardo, o al aspirante de Unifutura, que postula a la dupla que componen Antenucci y la docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, Mariana Foutel.

 

Las identidades políticas de los enemigos íntimos marplatenses ayudan a perfilar el derrotero que condujo a la ruptura. Lazzeretti, contador público recibido en la Unmdp, se define como socialista y busca dar continuidad a los 20 años de hegemonía política de esa fuerza en el rectorado. Para lograrlo hizo un acuerdo con el radicalismo liderado por Maximiliano Abad, presidente de la Unión Cívica Radical bonaerense y del bloque de diputados provinciales del Juntos por el Cambio.

 

Abad votó el lunes, primer día de elecciones en la Facultad de Derecho, de la que es graduado y docente. En la Unmdp es local y desde ahí proyectó su carrera política: fue presidente del Centro de Estudiantes, presidió la Federación Universitaria marplatense y fue electo concejal. La alianza con Lazzeretti se traduce en la candidatura a vicedecana de Berardo, referente de su espacio en Derecho, el bastión de Franja Morada.

 

Antenucci también se graduó en la Unmdp. Licenciado en Ciencias Biológicas y doctor en Ciencias, se referencia en el Movimiento de Articulación de la Militancia Emancipatoria (Marme), ligado al peronismo. Foutel, su compañera de fórmula, es economista y directora de la consultora Management & Fit. Lo vinculan a la titular de la Anses, Fernanda Raverta, oriunda de la Feliz, egresada de la institución y candidata a intendenta en 2019. Antenucci, sin embargo, dice que el espacio trasciende esa identidad política.

 

Con todo, los dos candidatos hablan de sus espacios como la consolidación de alianzas amplias que van más allá de la grieta. Para reforzar el concepto, Lazzeretti no niega que acompaña la opción que encabeza Florencio Randazzo en las elecciones legislativas de este año. Por su parte, Antenucci se define nacional y popular pero advierte que en el espacio que lidera “hay mucha gente que no lo es” y picantea: “Los radicales que están en nuestra lista son los del '83. Los de ellos, los de Juntos por el Cambio”.

 

Los dos espacios hacen cuentas por estas horas para tratar de anticipar cómo quedará conformada la asamblea de este viernes, en la que los números se presumen parejos. Para consagrar al nuevo rector por cuatro años, hacen falta un mínimo de 58 votos. Este proceso electoral de cinco días se postergó un mes debido a la pandemia e implicará también la decisión de las autoridades de las nueve facultades, el director y vice de la Escuela Superior de Medicina, y el equipo directivo del Colegio Nacional Arturo U. Illia que componen la universidad. 

 

¿Cuándo se dividieron los caminos de Lazzeretti y Antenucci? Más allá de las diferencias políticas, pese a las cuales se aliaron en 2017, uno de los motivos de la ruptura parece haber sido justamente el orden en la fórmula para 2021-2025. El sector de Antenucci ahora quería ocupar el rectorado. Lazzeretti también.

 

Los antecedentes de los candidatos proyectan proyectos de universidades diferentes. Lazzeretti ejerció como secretario Internacional de la Juventud del Partido Socialista Popular y fue diputado provincial por el Partido Socialista (PS) en el Frente Amplio Progresista (FAP) entre 2011 y 2015. Antonucci tiene un recorrido en el campo de la investigación, es miembro del Conicet, se desempeña en las áreas de Ecología y Fisiología, y es impulsor del Centro Interinstitucional de Investigaciones Marinas (Ciim) en el predio del Faro de Mar del Plata, institución que tiene como objetivo consolidar el manejo de los recursos naturales.

 

“Lo importante es saber vincularse con los poderes públicos, saber cuál es el rol de la universidad. En la medida en que haya diálogo respetuoso entre las partes, siempre se pueden lograr muchas cosas positivas para la universidad. Las universidades públicas son parte del sector público y tienen que trabajar con todos los niveles jurisdiccionales del Estado”, declara Lazzeretti.

 

Para Antenucci, “hay una visión distinta de la universidad” y define a la institución que suma dos décadas de conducción socialista como “quedada en el tiempo", con programas antiguos. “Proponemos programas de incentivos. La Unmdp está atrasada en infraestructura con respecto al resto de las universidades nacionales, sean de un color o de otro. Es un problema de gestión”, afirma. 

 

En la noche de este viernes, cuando se empiece a conformar la asamblea universitaria, las cartas ya estarán jugadas y en las primeras horas del sábado se conocerá al ganador.