LA GRIETA

Carrió dinamita los puentes en el Congreso

En la oposición admiten conversaciones con el oficialismo para buscar una salida, pero la Coalición Cívica quiere llevar todo a la vía judicial y no sesionar.

Tras la escandalosa sesión del martes en la Cámara de Diputados, en el oficialismo y en la oposición aseguran que asistieron a un espectáculo "tristísimo" que no quieren repetir. Las voces más optimistas se aferran a una posibilidad de conseguir un protocolo de sesiones remotas que retome las negociaciones abortadas ese día. Sin embargo, en el interbloque de Juntos por el Cambio (JxC), la Coalición Cívica (CC) insiste con recurrir a la Justicia para impugnar la sesión, porque fue realizada con un protocolo vencido y no contaba con el cuórum necesario.  

 

"Ella dice que no hay que aceptar nada, insiste con que no hay que negociar, porque hay una trampa con esa alteración del reglamento", confió un miembro del conglomerado opositor para referirse al pensamiento de Elisa Carrió, quien impulsa la idea de antagonizar con el oficialismo y, especialmente, con el titular de la Cámara, Sergio Massa, a quien acusó de realizar un "golpe institucional". Incluso, en su última aparición pública, dijo que está a cargo "de la estrategia jurídica para frenar los atropellos".

 

La confirmación de esa posición surgió este viernes, luego de una reunión virtual que mantuvo el interbloque conducido por el radical Mario Negri. El cordobés y los presidentes de bloque del PRO, Cristian Ritondo, y de la CC, Maximiliano Ferraro, informaron allí que hay conversaciones con el oficialismo, pero que se formalizarán a partir de la semana que viene. 

 

 

Aún así, en la CC apuntan a la Justicia. Sostienen que desde el jueves existe otro antecedente sembrado por la Sala IV de la Cámara Contencioso, Administrativa y Federal, a partir de un fallo que le negó una apelación presentada a la diputada Mónica Frade. Los jueces Jorge Morán, Marcelo Duffy y Rogelio Vincenti consideraron "inoficioso" pronunciarse sobre el recurso, donde la legisladora había pedido la revisión de un fallo rechazado in límine en primera instancia en mayo. Pero, igualmente, advirtieron que el protocolo "no se encuentra vigente en la actualidad, por no haber ocurrido la condición necesaria y obligatoria para ello". Con esa fórmula, recordaron que debía ser renovado por consenso. 

 

 

 

Ese argumento es uno de los disparadores del texto que preparan Pablo Tonelli (PRO), Gustavo Menna (UCR) y Mariana Stillman (CC) para usar en caso de que todo el interbloque resolviera arremeter contra la última sesión. "Todavía queda tiempo para acercar posiciones, pero, si ellos deciden avanzar, no será contradictorio con la renovación del protocolo, porque será sobre un tema que ya sucedió y que no queremos que se repita", confiaron desde el despacho de una de las autoridades de JxC. 

 

 

 

Una salida posible radica en el capítulo trunco de la última reunión de labor parlamentaria. El titular del interbloque lavagnista, Eduardo Bucca, con aportes de su colega del PRO Silvia Lospenatto, habían acercado posiciones sobre un protocolo que previera mayor espacio para quienes puedan asistir, en combinación con quienes se conecten en forma remota. Este viernes, se sumaron algunas alternativas, pero comenzó a descartarse la posibilidad de buscar otro lugar más amplio para sesionar fuera del Congreso. "Lo hemos planteado como parte de la discusión, pero esa opción aparece inviable, porque el sindicato del personal del Congreso no va a aceptar que tengamos que movernos a un estadio todas las semanas", admitió una fuente del macrismo. 

 

 

 

En su lugar, prevén ampliar la cantidad de presentes físicamente en la medida en que baje la cantidad diaria de contagios y sólo podrán asistir quienes no formen parte de las poblaciones de riesgo. Esos puntos son parte de los sondeos que comparten las autoridades del interbloque opositor con sus pares del Frente de Todos (FdT), en especial el titular del bloque, Máximo Kirchner; la vicepresidenta del espacio, Cecilia Moreau, y Massa. 

 

El bloque Hacemos Coalición Cívica, uno de los que participa de la negociación de la oposición, que complica a Javier Milei. 
Germán Martínez (UP), con Hacemos Coalición Federal, junto a la UCR, dominan la oposición. 

También te puede interesar