X

El diputado provincial de Santa Fe por el peronismo quiere saltar al Congreso. Dice que no es momento para crear el albertismo y pide “epopeya colectiva”.

Por 01/08/2020 10:40

A Leandro Busatto le “encantaría” ser candidato en 2021. El jefe del bloque de diputados del PJ en Santa Fe cree que el 2021 es un buen momento para ingresar al Congreso. “Unidad Ciudadana tiene un volumen territorial y una adhesión en la sociedad santafesina muy importante”, afirmó este kirchnerista de pura cepa. En diálogo con Letra P, el diputado santafesino consideró que el país “no necesita construir albertismo en este momento” y demandó la puesta en marcha de una “epopeya colectiva” hacia adentro del Frente de Todos.

 

BIO. Santafesino, 40 años, casado, una hija. Futbolero, hincha fanático de Colón, de esos que siguen a su equipo a todos lados, dentro y fuera del país. Estuvo en Paraguay en la final de la Copa Sudamericana. Misionó con los jesuitas en el Impenetrable chaqueño. En su foto de perfil de WhatsApp, hace gala de su expertise para cocinar asados. Diputado provincial desde 2011, aliado del ministro Agustín Rossi, cree que llegó su momento.

 

-¿Terminó de asentarse el gobierno de Omar Perotti?

-Creo que sí. Tuvimos un proceso fallido de transición. La no transición implicó navegar con instrumentos prestados en los primeros cuatro meses, con una situación de pesada herencia, con un país donde lo que arrancaba como un proceso de recuperación económica terminó el 20 de marzo. En ese contexto, el gobierno se fue acomodando, conociendo cada recoveco del Estado y hoy la situación de la provincia tiene una gestión que ha crecido en el día a día. Esto no obsta reconocer que hay situaciones pendientes que recién estamos trabajando para modificar (…) Nos gustaría tener resultados distintos en seguridad, pero sabíamos que iba a ser complejo y valoramos el esfuerzo que han hecho el gobernador y el ministro (Marcelo) Sain por plantear un modelo de gestión distinto.

 

 

-¿Se replican en Santa Fe las tensiones internas que afloran en el Frente de Todos?

-No sé si se replican tensiones. Hay miradas distintas, pero no nos debilitan, nos enriquecen. El peronismo ha interpretado que, en esta etapa de la  historia, la diversidad es un valor. Y la diversidad, llevada al plano de la construcción política, implica respetar al que piensa distinto y construir con él un acuerdo sobre puntos en común que nos permitan avanzar.

-Fue de los primeros en integrar el Grupo Callao. ¿Se agotó la chance de crear el albertismo?

-La creación de los ismos es parte de la cultura política argentina. La sociedad exige liderazgos presentes y construcciones sostenidas sobre los liderazgos que tienen determinadas personas. Alberto no se ha planteado construir un liderazgo sobre su persona, sino más bien un proceso político que institucionalice un gran acuerdo para los argentinos. Y el liderazgo político en la Argentina sigue recayendo, fundamentalmente, en Cristina Fernández de Kirchner. Por eso, pensar en la construcción de otro ismo, más allá del kirchnerismo, del peronismo, sería un error para los tiempos que corren. La Argentina necesita construir menos ismos y más políticas de Estado. El primero que lo tiene claro es el Presidente, por eso ha convocado ese 9 de julio, más allá de las distintas miradas, a distintos sectores de la sociedad argentina a tratar de trazar una política de Estado sostenible en el tiempo. La Argentina no necesita construir albertismo en este momento, necesita construir políticas productivas y de inclusión por 20 años.

 

 

-¿Dice que maduró el peronismo?

-El peronismo maduró en función de la experiencia trágica de los últimos cuatro años. Si no nos conmovimos con el hambre que pasó nuestro pueblo, con el saqueo institucionalizado que realizó Cambiemos, evidentemente no entendimos dónde estamos parados y para qué hacemos política. No solamente queremos construir un proyecto de país distinto, sino que no nos podemos dar el lujo de retroceder y volver a tener una Argentina tan desigual.

-¿Cómo se ordena la estrategia en 2021?

-Lo va a ordenar cada territorio con sus distintas jefaturas políticas. Probablemente, el Frente de Todos tenga que analizar la posibilidad de institucionalizar una mesa política. Pero, sin dudas, va a haber un espacio de decisiones donde van a estar el Presidente y la vicepresidenta, los gobernadores, probablemente Sergio Massa y otros dirigentes vinculados al sector social y gremial. No es momento de pensar en las veleidades y apetencias de los que hacemos política, es momento de pensar un proyecto que en 2021 ni siquiera va a estar puesto en marcha en plenitud. No te olvides que arrancamos con la idea de poner en marcha la economía y hoy estamos tratando de que se caiga lo menos posible.

 

 

-¿A la mesa de Santa Fe se van a sentar Perotti, Alberto y Cristina?

-Muy probablemente, quizás algunos más, Agustín Rossi, María Eugenia Bielsa. El peronismo no se reduce a uno, dos, tres dirigentes, lo que hay que hacer es encontrar un ámbito propicio para dialogar, evaluar cuál es el momento que estamos viviendo y poner en marcha una epopeya colectiva que recoja los mejores nombres propios para ese momento y le permita al peronismo ganar. Más que nunca el problema no son los nombres propios, el problema es el proyecto.

-¿Entonces, sería un error armar una gran interna?

-Depende el carácter que tenga la interna. A veces las internas potencian y otras veces debilitan. Potencian cuando tenés un programa de gobierno que, independientemente de quien gane, se puede llevar adelante y uno tenga la suficiente grandeza de ir a buscar a los que perdieron y construir con ellos una etapa distinta. Y otras veces las internas tensionan y lesionan los frentes porque no dirimen cuestiones de estilo, sino una diferencia de fondo.

 

 

-Acumula nueve años como diputado provincial, ¿es momento de pegar el salto?

-Es una decisión que va a tener que responder a una estrategia colectiva. Quienes hacemos política no podemos negar que nos encanta protagonizar todas las instancias y no voy a negar eso en tanto y en cuanto sea funcional y sirva a un proyecto político. Si soy útil para ser candidato, lo voy a ser, y si no soy candidato, porque consideran que es el momento de otro u otra compañera, voy a estar poniendo todo lo que tenga que poner para que esa  lista gane.

-Le gustaría ser candidato en 2021…

-Por supuesto, me encantaría. Porque creo además que uno tiene muchísimo para empezar a aprender y mucho para trasladar. Además, nuestro espacio, Unidad Ciudadana, tiene un volumen territorial y una adhesión en la sociedad santafesina muy importante, que tiene que tener una expresión electoral dentro del Frente de Todos.