X

La ministra de Comunicación debutó fuerte: “No es momento de bravuconadas”, retó a intendentes opositores. El plan para sumarla a la batalla discursiva.

Por 06/06/2020 10:54

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, optó por no responderles a los intendentes de Juntos por el Cambio que salieron a pedir la apertura de los comercios de proximidad luego del anuncio de la extensión de la cuarentena en el AMBA, pero la ministra de Comunicación y vocera (hasta ahora) off the record, Jesica Rey, salió a contestar. “No es momento de bravuconadas", retó y agregó: "Obviamente, cada uno tiene su postura ideológica y su manera de ver el mundo, la provincia y su ciudad, pero esta pandemia es bastante grande como para que nos pongamos a hacer política”. La aparición de Rey busca fijar la postura del Ejecutivo bonaerense sin necesidad de que sea Kicillof el que altere la paz en la triple alianza del AMBA.

La decisión de que la ministra se sume a la discusión mediática no es casual. Hasta el momento, era la ministra de Gobierno, Teresa García, la encargada de defender las decisiones gubernamentales frente a la demanda de los intendentes. La exsenadora atiende diariamente a medios nacionales y provinciales. Ahora se suma Rey.

 

 

Si bien la ministra de Comunicación fijó la postura del Ejecutivo este viernes en declaraciones a Radio Provincia, que es uno de los medios públicos bonaerenses que está bajo su órbita, el plan es que cobre mayor protagonismo como una las voces autorizadas para hablar en nombre de Kicillof, más allá de su tarea al frente del ministerio que conduce.

Esta semana, Rey participó, junto a la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz, de un conversatorio virtual con las periodistas Mariana Carbajal, Luciana Peker y Julia Mengolini sobre el tratamiento de los femicidios en los medios en el marco de la jornada del Ni Una Menos. Allí, la subsecretaria de Políticas de Género y Diversidad Sexual, Lucía Portos, también había planteado la discusión sobre las vocerías y cómo construir el relato de las acciones de gobierno. Reconocieron a Rey como una de las interlocutoras válidas.
 

 

La ministra es una persona de extrema confianza del gobernador. Durante la campaña, tenía asiento reservado en el Clio de Carlos Bianco. Ahora, su despacho es el más próximo al del mandatario en el primer piso de la gobernación. Cada cosa que tuitea Kicillof tiene el visto bueno de Rey.

“No estamos enamorados de la cuarentena, no estamos haciendo populismo con la cuarentena. El gobernador ya lo ha dicho: cada error se paga con vidas”, agregó Rey al programa La Mecha, de la AM oficial.

La idea es que la ministra vaya tomando distancia del rol de de jefa de prensa que siempre tuvo desde que empezó a trabajar con Kicillof el 10 de diciembre de 2011, cuando el ahora gobernador asumía como secretario de Política Económica y Planificación del Desarrollo de la Nación en la órbita del Ministerio de Economía.