X

La ministra de Gobierno, Teresa García, confirmó que "no habrá una apertura" en el conurbano y pidió "prudencia" a los jefes comunales del interior.

Redacción 04/06/2020 9:56

La ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, se refirió a las presiones de los intendentes opositores que reclaman una flexibilización de la cuarentena y consideró que "decir que van abrir sí o sí, sin autorización, es un acto de rebeldía". 

La funcionaria aseguró que en la nueva etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus que se inicia el lunes "no habrá una apertura" en el conurbano y reclamó "prudencia" a los intendentes del interior que exigen nuevas habilitaciones. 

La ministra también le respondió al jefe comunal de Tandil, el radical Miguel Lunghi, quien había dicho que si la provincia no respondía los pedidos de determinadas habilitaciones, en esa ciudad se abrirán las actividades "sin autorización".

 

 

"Los intendentes de Bahía Blanca, Olavarría, Campana, Vicente López y Tandil hicieron ayer un planteo de abrir si o sí. La provincia tiene determinaciones que responden al decreto nacional. Hay cosas, como la actividad deportiva, que no se pueden hacer. En el interior están habilitadas las cuestiones recreativas como las caminatas", graficó García en declaraciones radiales.

Analizó que Tandil "es uno de los municipios que más actividades comerciales e industriales habilitadas tiene", por lo que el hecho "de que un intendente diga que va a abrir le den o no la habilitación es un acto de rebeldía". 

"El va a tener que poner la firma en los decretos municipales que habiliten esas actividades. Esperemos que no sea tan flexible la cosa que pase lo que ocurrió en Olavarría o en Necochea, donde tenemos 460 personas asiladas producto de la celebración de un 'baby shower'", señaló la funcionaria.

Asimismo, sostuvo que "quienes militan la anticuarentena ponen en juego la vida de las personas" y añadió que "agitan y militan en función de la paralización económica cuando, en realidad, países como Brasil o Chile, que no tuvieron cuarentena anticipada, tienen miles de muertos y su actividad económica destruida".

García también apuntó contra el intendente Ezequiel Galli: "En Olavarría, el intendente era el que más reclamaba la apertura y ayer aparecieron 5 casos y hay 50 aislados".