X

Marcos Pereda, dueño del Grupo Bermejo, será el vice de la fórmula que apadrina Etchevehere para desbancar a Pelegrina de la conducción de la Sociedad Rural.

Por 03/06/2020 16:03

Mientras el Presidente y los gobernadores ordenan el frente de la pandemia y casi todo el Círculo Rojo está pensando  en cómo acomodar la actividad en crisis, hay un sector del campo que empezó armarse como el gran frente opositor al gobierno de Alberto Fernández. Como contó Letra P, la lista opositora en la Sociedad Rural Argentina (SRA) se erige, de la mano del ex ministro Luis Miguel Etchevere y el financista David Lacroze, como un grupo nada despreciable de ruralistas y ceos muy alineados con la parte más radicalizada de Cambiemos. Al frente de la lista que irá a las urnas en septiembre con el objetivo de vencer a la actual conducción, a cargo de Daniel Pelegrina, está el matarife Nicolás Pino, que acaba de sumar a la dupla a otro ultra: el vice de esa lista será Marcos Jorge Celedonio Pereda Born, el titular del Grupo Bermejo.

A Pereda Born, los que menos lo quieren le dicen “el hombre del helicóptero”, porque no va a ningún lado si no es por ese medio de transporte. Hijo de Matilde Born Frías, hermana de Jorge y Juan Born, su presencia en el agrupamiento refuerza la idea de que la lista de los ultras es casi una guerra declarada de cabañeros de estirpe y linaje patrio versus los hombres de Pelegrina. El actual titular de la SRA, alineado con el macrismo más negociador, nunca tuvo campo y llegó a su puesto luego de liderar la escuela de la entidad. De allí llegó a vice de Etchevehere y, cuando éste asumió como funcionario de Mauricio Macri, quedó al frente de la entidad.

 

Etchevehere con Vidal, a quien Born le puso más de 3,3 millones de pesos para su campaña. 

 

Pereda Born, que hace unos años hizo el osado negocio de comprar terrenos frente a la pastera Botnia, tiene actividad maderera, agropecuaria y del papel y mantiene contactos muy sólidos con dirigentes del PRO. En la última elección, fue el mayor financista de la campaña de María Eugenia Vidal, con un aporte personal de 3.349.000 pesos. Pero no fue sólo ese dinero, sino que también jugó en la contienda Vidal-Axel Kicillof con aportes de varias empresas, entre ellas Eduardo Pereda Agropecuaria S.A. (1.600.000 pesos) y Pereda Agro (630 mil).

 

Macri con Lacroze, el financista de los ultras.

 

Este conglomerado de ultras, que empieza a tener representación, le complica a Pelegrina la gestión en un momento en el que, vía el ministro de Agricultura, Luis Basterra, se empezaban a negociar medidas pedidas por la Mesa de Enlace. También es una amenaza eleccionaria con chances claras en septiembre.

Por ahora, como contó Letra P, lo que existe y se radicaliza es una guerra sucia interna que incluye cuestionamientos, críticas de tibieza a la conducción actual y hasta una contienda por los cobros de ATP para pagar salarios que hizo la entidad y el propio Etchevehere.