X

El exgobernador reapareció en una charla virtual y tiró munición gruesa contra el rafaelino, Sain y Corral. Con Macri, tendríamos “miles y miles de muertos”.

Por 03/06/2020 10:59

Reapareció el exgobernador de Santa Fe Antonio Bonfatti y tiró munición gruesa contra el actual mandatario Omar Perotti, el exintendente de la ciudad capital José Corral y el ministro de Seguridad, Marcelo Sain. En el medio, elogió al presidente Alberto Fernández, con quien cruzó unos mensajes, y rechazó la idea de construir un frente de frentes que contenga al socialismo con el PRO y la UCR. “Cambiemos es la derecha”, recalcó.

El excandidato a gobernador del Frente Progresista, que perdió el año pasado las elecciones con Perotti, compartió un Instagram Live con la concejala rosarina Susana Rueda desde la cuenta de Fuerza del Territorio, una corriente de opinión interna del PS.

 

 

Bonfatti calificó a Perotti de “neoliberal” y lo ubicó en la “derecha” junto al PRO y Cambiemos. “En esta pandemia siguió la línea del Presidente, pero nada más que eso. Nunca habla de la infraestructura en Salud que ha recibido”, señaló, para luego destacar: “No se asiste al sector productivo, no hay medidas en educación, políticas sociales, no escuchó una sola propuesta, solo escuché paz y orden y no le está yendo tan bien con eso, ¿querían la ley (de Necesidad Pública)?, ahí tienen la ley, ¿ahora qué pasa?, nada, querían facultades excepcionales”.

Más tarde, cuando hizo referencia al campo político en el que se tiene que mover el socialismo, destacó que el macrismo es la “derecha”, pero también ubicó al gobernador en esa franja. “Quiero ver los pasos que da, pero por sus votaciones en la Cámara de Senadores y su relación con (Carlos) Reutemann, está en ese mismo espacio”, apuntó.

 

 

En otro tramo del diálogo, reveló que intercambió mensajes con el Presidente, a quien felicitó por la victoria electoral del año pasado y por su conducción en la pandemia. Además, en su rol de presidente nacional del PS, puso el partido “a disposición” del gobierno y dio su apoyo a los proyectos oficialistas de impuesto a las grandes fortunas y reforma de la justicia. En esa misma línea, destacó la “firmeza” de Fernández a la hora de controlar el coronavirus. En cambio, si hubiese esta Mauricio Macri al frente de la lucha contra la pandemia “tendríamos miles, miles y miles de infectados”, vaticinó.

No se olvidó de Corral, al que le pidió un “mea culpa” porque “destruyó bastante”.  “En lo personal, de su parte sufrí ataques más duros que a Perotti en la campaña”, recordó, aunque dejó la puerta abierta a un regreso del radical a las filas progresistas: “El que vuelve al redil es él; si vuelve a este proyecto seguirá adelante, ¿cuánta gente ha ido y venido?”.

 

 

Para Bonfatti, Sain es “incalificable”. Consideró que el criminólogo “permanentemente vive agrediendo” y lo definió como un “teórico” que “no tiene la menor dimensión de muchas cosas de lo que ocurre en la realidad”. En ese sentido, el socialista admitió que el paquete de leyes que promueve Sain “puede ayudar”, pero “la transformación pasa por otros lugares”. “Hay que estar al lado de los policías, no en contra”, le sugirió al ministro.

En tiempos donde el no peronismo de Santa Fe empieza a discutir un proceso de unidad, Bonfatti rechazó un acercamiento al PRO, como propone la UCR, y pidió acercarse a los sectores con los que se tenga “un proyecto común”. En ese sentido, habló de “campo nacional y popular”. “Conmigo no cuenten para hacer un acuerdo con el neoliberalismo. En el socialismo tenemos muy en claro dónde está nuestro foco”, avisó.

 

 

Por otro lado, recordó, en un palo al exgobernador Miguel Lifschitz, que no participó de la decisión de acompañar la candidatura de Juan Manuel Urtubey como vicepresidente de Roberto Lavagna en Consenso Federal, la alianza que apoyó el PS en 2019. “No estuve de acuerdo, en las últimas semanas estaba en campaña y no fui parte de las discusiones, expulsamos del partido a un compañero (Luis Contigiani) por su posición en cuanto a la decisión de las mujeres con su cuerpo y acompañamos a un vicepresidente, que ni les cuento lo que hacía en Salta. Esas contradicciones no las acepto”, señaló.

Finalmente, le dedicó un tramo a la interna del Partido Socialista, que este año tendrá elecciones. Identificó tres “corrientes de opinión”; una del capitalino Roy Cortina, “que se ha ido al macrismo” y otras dos más santafesinas. “Las otras dos quiero que expliciten sus diferencias desde el punto de vista de la organización, si son cerradas y sectarias o democráticas y plurales”, cerró.