X

Un nuevo esquema de coparticipación, base del plan albertista post cuarentena

Junto a Kicillof, Fernández puso en agenda la distribución de recursos a provincias. Calma en la Ciudad, rumores en la Rosada y la idea del porteño federalista.

Por 27/05/2020 19:15

Cuando la crisis por el coronavirus dominaba las noticias, Alberto Fernández metió en la agenda un tema con el que sorprendió hasta a los propios pero que se espera que forme parte del "nuevo contrato social" que piensa para la post pandemia: el reparto de recursos y la necesidad de que Argentina se convierta en un país "más federal".

"En los hechos, somos un país unitario y necesitamos un sistema que distribuya sin discrecionalidad a cada uno lo que corresponda", dijo Fernández el martes en La Plata, sentado junto a Axel Kicillof. El gobernador bonaerense no lo esperaba. Su reclamo por un aumento de la coparticipación que le corresponde a Buenos Aires había sido parte de las conversaciones que mantuvo con el Presidente en marzo pero, pandemia mediante, la discusión por el reparto de fondos quedó fuera de la lista de prioridades.

Fue Fernández el que volvió a poner el debate sobre la mesa. En la mesa chica del Presidente aseguran que obedece a una postura "histórica", que se encargó de remarcar una y otra vez durante la campaña, mientras forjaba su sociedad con los gobernadores. Desde que desembarcó en la Casa Rosada, el Presidente, que suele describirse a sí mismo como "el más federal de los porteños", analiza nuevos mecanismos de reparto automático de dinero para las provincias, que puedan corregir las cuotas establecidas en la ley de coparticipación, que data del alfonsinismo y resulta casi imposible de modificar por vía legislativa. En ese proceso estaba, junto al ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, que fue escuchando el reclamo de los gobernadores, cuando irrumpió la pandemia.

 

 

El objetivo de hacer "un país más federal" es uno de los cuatro puntos que forman las bases del "un nuevo contrato social" sobre el que el Presidente habló el lunes en diálogo con C5N. "Vamos a esperar, pero estamos trabajando para poner en marcha un país más federal, justo y solidario", dijo Fernández, que, junto al secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, elabora un plan que guarda, por ahora, bajo siete llaves. 

"Habíamos pensado en un mensaje para el día después (de la pandemia), pero no lo dimos para que nadie piense que queremos poner el eje en otro lado", subrayó Fernández. Pocas horas más tarde, junto a Kicillof, reinstaló el debate por el reparto de recursos, siempre latente. "Algún día tenemos que sentarnos todos nosotros (haciendo referencia a los intendentes) y los demás gobernadores para ver cómo hacemos para que la Argentina no sea un país riquísimo en el centro y pobrísimo en el norte y en el sur", apuntó. La alianza con los gobernadores, que podría sellarse con un reparto más equitativa de fondos, es estratégica para la construcción política del Presidente dentro del Frente de Todos. 

 

 

La discusión lleva décadas. El mecanismo para modificar la ley 23.548, que establece el monto que le toca a cada provincia en concepto de coparticipación, es extremadamente complejo. Por eso, aunque diferentes gobiernos intentaron poner el tema en discusión en varias oportunidades, ninguno pudo llevar el proceso adelante. La ley fue sancionada en enero de 1988 y los montos nunca se modificaron, pese a los cambios económicos y poblacionales que sufrió el país desde entonces.

Consciente de que modificar la ley "es prácticamente imposible", el Gobierno empezó a analizar otros mecanismos automáticos de transferencias para las provincias que puedan corregir los números de la ley. La discusión se instaló a principios de año, en medio de la discusión entre la Nación y Horacio Rodríguez Larreta por los fondos que el macrismo le cedió a la Ciudad. Según pudo saber Letra P, el último contacto entre ambos gobiernos fue a fines de febrero entre la secretaria de Provincias, Silvina Batakis, y el ministro de Hacienda y Finanzas porteño, Martín Mura. Desde entonces, no volvió a estar sobre la mesa, hasta que Fernández lo introdujo, este martes.