X

El senador del PJ dispara contra el ministro. Con Santa Fe en llamas, dice que no conoce su plan para combatir la inseguridad. Defensa al gobernador Perotti y optimismo con la emergencia.

Por 03/03/2020 9:56

Armando Traferri tiene otro tono. No es el mismo que en diciembre le votó a favor al gobernador Omar Perotti un presupuesto confeccionado por el socialista Miguel Lifschitz. Hoy habla de 12 senadores peronistas, no menciona la división de bloques y dice “confiar plenamente” en el ojo del mandatario rafaelino. Pero hay un punto en el que se permite un dardo. O varios. Al senador sanlorencino, jefe de los legisladores del PJ en la Cámara alta santafesina, lo separa una distancia considerable de la tarea del ministro de Seguridad, Marcelo Sain. “Si va a hacer acusaciones, que las haga con nombre y apellido. Y, si tiene pruebas, tiene que presentarlas en la justicia”, le espetó al funcionario, al tiempo que le pidió “hablar menos”. “No conozco el proyecto en materia de seguridad”, fustigó.

En diálogo con Letra P, Traferri celebró los anuncios domingueros del presidente Alberto Fernández con respecto a la violencia que sufre Santa Fe, especialmente Rosario. Una de las promesas de la Casa Rosada lo toca bien de cerca, ya que se creará en San Lorenzo un juzgado federal, una fiscalía y una defensoría federal orientada a la investigación de la trata de personas, el lavado de dinero y el narcotráfico. “Sentimos que dimos un paso muy importante: que el Presidente se haga eco de nuestros reclamos”, destacó.

 

 

-¿Por qué el Presidente puso la mira en San Lorenzo?

-Los últimos casos resonantes de lavado de activos, de trata de personas y detenciones de narcotraficantes de alto vuelo, como Delfín Zacarías, se dieron en San Lorenzo o la zona. Es un reclamo que venimos llevando adelante hace muchísimo tiempo, tomó la posta en marzo de 2016 el diputado nacional Marcos Cleri, para que se cree un juzgado federal en la ciudad. En septiembre de 2019 fue uno de los compromisos de campaña que apoyamos todos los dirigentes del justicialismo en la agenda común. Hoy sentimos que dimos un paso muy importante, que el Presidente se haga eco de nuestros reclamos.

-¿No alcanza la política de seguridad que proyecte el gobierno provincial?

-Se necesita del Estado nacional y de la colaboración de los municipios. Si queremos pegarle un golpe duro al narcotráfico, no hay que darle herramientas para que pueda blanquear sus dineros mal habidos. En San Lorenzo hemos llegado al triste caso de tener a la hija de Zacarías, Flavia, de madrina de una plaza. Fíjese hasta qué punto la connivencia, por acción u omisión, de la clase política con estos sectores. Ka Justicia debe determinar la responsabilidad. Por eso, bienvenida la justicia federal. El último caso resonante de trata, el de la Mamu, fue en San Lorenzo.

-¿Cómo tomó la decisión del ministro Sain de intervenir la Unidad Regional de San Lorenzo?

-Deberían haberla intervenido mucho tiempo antes. Cuando en la alcaidía se descubrieron anormalidades, los presos vip, sector que está en el mismo edificio que la jefatura departamental, evidentemente la tendrían que haber intervenido. Por complicidad o inoperancia. No puede funcionar en el garage de tu casa una cosa así. Se demoraron mucho, pero bueno, hubo un cambio de gobierno…

 

 

-¿La provincia emprendió el camino correcto para terminar con la inseguridad en Santa Fe?

-No conozco el proyecto en materia de seguridad. Soy consciente de que es un problema que heredamos y que va a llevar mucho tiempo si tenemos un buen proyecto en materia de seguridad y donde todos se comprometan.

-Sain dijo que había terminales del PJ que “gobernaban” la policía.

-Debería dar nombre y apellido, sino generaliza y hace mucho daño porque involucra a todos. Todos los dirigentes del PJ pueden sentir que se refiere a ellos. Si va a hacer acusaciones que las haga con nombre y apellido. Y si tiene pruebas, tiene que presentarlas en la justicia.

-¿Con sus declaraciones, Sain complica el andar de la gestión?

-Tiene que hablar menos, ya está el diagnóstico, todos sabemos lo que está pasando. Se necesita más acción y a veces ser un poco más prudente en algunas declaraciones porque le termina cayendo mal, fundamentalmente, a la familia de las víctimas de este momento tan violento. Es un Ministerio muy sensible y hay que dedicarse al trabajo efectivo.

 

 

-¿Coincide con Perotti y Sain acerca de que el recrudecimiento de la violencia obedece a que ahora se persigue de otro modo al crimen organizado?

-No conozco el proyecto de seguridad, honestamente. El día que sepa hacia dónde vamos podré opinar, sino sería imprudente. No ayudaría, me convertiría en un opinólogo, no me interesa.

-¿Hay proyecto?

-No sé… el proyecto habría que contárselo a la comunidad y preservar la institución. En la institución policial hay buenos, regulares y malos como en todas las actividades de nuestra provincia. No podemos generalizar, hay que correr a los malos policías, premiar a los buenos, pero preservar la institución. No se puede avanzar y denostar permanentemente a la institución.

 

 

-¿Y Sain la denuesta?

-A veces, algunas declaraciones, no sé cómo se toman… decir que vas a ver “los pumas y te encontrás con unos gatitos”… si eso fue una declaración del ministro me parece desacertada. Vuelvo a repetir, sería imprudente juzgarlo por alguna declaración que también puede estar sacada de contexto. Si le puedo sugerir algo es que haga una presentación con el plan de seguridad que tenemos como Partido Justicialista para llevar adelante y pedirles a todos que colaboren. Un ministro solo no va a sacar adelante el problema que tenemos.

-¿Hay predisposición de todo el PJ en el Senado para darle a Perotti la Ley de Necesidad Pública?

-Sí. De los 19 senadores, los 12 del PJ están dispuestos a votar lo que crea conveniente el gobernador. Confiamos plenamente en su decisión. Y los siete de la oposición están intentando también un acuerdo para que no naufrague en Diputados Por eso nos tomamos este tiempo para consensuar una ley con Diputados.