X

Varias comunas decidieron suspender las asambleas hasta fines de marzo. En algunas proponen trabajar los expedientes a distancia. Emergencia sanitaria y restricción a actividades públicas.

Por 18/03/2020 11:54

A tono con las medidas tomadas por los gobiernos de la Nación y la provincia de Buenos Aires, en muchos distritos bonaerenses se decretó la emergencia sanitaria y se resolvió suspender actividades en los concejos deliberantes, además de adherir a los protocolos de los distintos ministerios y avanzar con iniciativas para menguar el avance del coronavirus. Algunos proponen evaluar los expedientes a distancia para evitar la paralización total hasta fines de marzo.

En La Plata, la presidenta del Concejo Deliberante, Ileana Cid, dispuso suspender en forma excepcional y como medida de prevención las sesiones ordinarias y especiales a partir del 16 y hasta el 31 de marzo. Las secretarias y dependencias funcionan con guardias mínimas. Las medidas de protección ante el avance de la pandemia se tomaron en el marco de la emergencia sanitaria que decretó el intendente macrista Julio Garro.

 

 

En Carlos Casares, Emmanuel Gemelli, presidente del deliberativo, convocó a los presidentes de los distintos bloques y juntos resolvieron suspender por 15 días todo tipo de actividades. Tanto las sesiones como las reuniones de comisiones de trabajo programadas quedaron postergadas. El intendente peronista Walter Torcchio dispuso reducir “al mínimo indispensable” el personal de planta con las que se garantizarán las condiciones mínimas de funcionamiento. Y recomendó a los bloques reducir la atención al público en el ámbito del HCD, sugiriendo métodos no presenciales.

El Concejo Deliberante de Bragado, gobernado por el intendente Vicente Gatica, también suspendió las actividades por 15 días. Pero, para evitar un parate, el bloque Acción Para el Desarrollo pidió que los ediles trabajen a distancia. Propone “crear una plataforma digital para trabajar en red, para estudiar y evaluar los expedientes radicados en cada comisión, definiendo un orden del día para su tratamiento y sus respectivos despachos”.

 

 

En Olavarría y 25 de Mayo, gobernadas por el macrista Ezequiel Galli y el peronista Hernán Ralinqueo, respectivamente, tampoco funcionarán los concejos hasta fin de marzo. Aunque en todos los casos se advirtió que no se descarta extender ese plazo. La Secretaría Administrativa de la comuna veinticinqueña atenderá al público en horario reducido hasta el 1 de abril y solo asuntos de urgente despacho o que por su naturaleza no admitan ser postergados.

En Lomas de Zamora avanzó una medida similar. Según detalla el portal Inforegión, estaba previsto que el cuerpo de concejales sesionara por segunda vez en el año este miércoles, pero la actividad se suspendió, al igual que las actividades de las comisiones. El intendente Martín Insaurralde decretó la emergencia sanitaria por 180 días y restringió la actividad en rubros comerciales y culturales. Además, fueron suspendidas las actividades de boliches y cantinas, las deportivas y culturales hasta fin de mes.

 

 

En Avellaneda, el Concejo fue cerrado y solo quedó una persona de guardia. El cuerpo tenía prevista una sesión para el jueves 26. El intendente Jorge Ferraresi no decretó la emergencia; sí suspendió actividades y eventos municipales. Además, habilitó el centro de Atención Ciudadana las 24 horas.

En el municipio gobernador por Fernando Gray, Esteban Echeverría, los concejales se reunirán este miércoles para decidir si continúan o no con las actividades en el recinto. Mientras que en Bahía Blanca, el presidente del Concejo, Fernando Compagnoni, firmó un decreto en el que establece que se continuará con las sesiones, pero suspendió las convocatorias al público.

El cuerpo de concejales, si bien resolvió que debían plegarse a las iniciativas relativas a las licencias emitidas por el Gobierno nacional, suspendiendo reuniones, observatorios, comisiones y todas las formas de convocatoria abiertas para el público en general, las reuniones extraordinarias y las sesiones legislativas se realizarán utilizando el recurso humano mínimo indispensable, tomándose todas las medidas de prevención correspondientes.