X

En medio de la transición, el exgobernador encabezará una cumbre de dirigentes en General Roca este fin de semana. Reactiva el partido para sumar poder frente a la mandataria Arabela Carreras.

Por 11/03/2020 12:48

Alberto Weretilneck marca presencia en Río Negro y convoca a los dirigentes de su partido este sábado en General Roca. Lo que iba a ser un encuentro desdoblado entre Villa Regina y Allen terminó anunciándose en la ciudad opositora con los integrantes de la mesa provincial de Juntos Somos Río Negro (JSRN), que se darán cita en la casa partidaria cerca del mediodía. Esta será la primera reunión luego de un 2019 que ratificó el modelo provincialista con el avance territorial en varios municipios.

En principio, estaba previsto un asado con los 17 intendentes del partido este viernes. La ausencia anticipada de Bruno Pogliano (El Bolsón) y el aniversario de la pequeña localidad de Maquinchao suspendieron la cumbre exclusiva para los jefes locales. En esa comida se iba a propiciar el escenario hermético para hablar de la nueva gestión provincial.

 

 

 

La idea del sábado, describieron autoridades partidarias a Letra P, es adelantar una línea de acción para lo que resta de 2020. En ese marco, se constituirán mesas de JSRN en cada localidad rionegrina. Entre los convocados, se encuentran dos importantes intendentes: Gustavo Gennuso (San Carlos de Bariloche) y Pedro Pesatti (Viedma), además de legisladores. También dirá presente el vicegobernador Alejandro Palmieri, la figura más significativa que tiene en Roca la fuerza provincial.

Militar por el gobierno rionegrino es la obligación de un cuerpo orgánico que debe reacomodarse camino a los procesos electorales que se vienen. Weretilneck, líder de la coalición de partidos provinciales, bajará un mensaje certero con esa idea para engrosar filas y mantener lo construido. “Alberto nos pide trabajo constante”, le comentó a Letra P uno de los intendentes que estará en Roca.

La cumbre se realizará en un tiempo especial de los primeros meses de Arabela Carreras en el ejecutivo. La actual gobernadora todavía consolida poder y debe surfear la ola verde con un gabinete plagado de dirigentes que responden a su antecesor. En puestos clave y de cierta autarquía, Weretilneck plantó bandera en este proceso que continúa en marcha a pura rosca, además de sus funciones como senador.

 

 

AL FRENTE. Letra P contó los serios inconvenientes que tiene la oposición rionegrina. Si bien la expulsión de Miguel Ángel Pichetto devolvió notoriedad fuera de las fronteras al PJ local, debe solucionar los problemas rumbo a las elecciones del 5 de abril. Esa fecha dispuso Martín Soria para regularizar al partido que fundó Juan Perón. Por estas horas, tomó notoriedad el nombre de Alejandra Más, actual legisladora rionegrina, para tomar la posta. Algunos no descartan a María Emilia Soria. Del otro lado, en Cambiemos, la UCR marcó distancia del complicado PRO y la CC-ARI.

Sin esos problemas, pero sí atento a cualquier movimiento, se ubica Weretilneck. Este fin de semana se espera que baje un discurso claro: la política, en Río Negro, la maneja él.