30|11|2021

"En la Mesa de Enlace tenemos la responsabilidad de sostener el diálogo"

29 de febrero de 2020

29 de febrero de 2020

El presidente de la Federación Agraria criticó la "mala praxis económica" del gobierno anterior, marcó diferencias con la gestión de Fernández y habló de las negociaciones por la suba de retenciones.

El Gobierno logró reducir el clima de tensión con el sector agropecuario y abrió el diálogo con la Mesa de Enlace para discutir un eventual aumento en retenciones de soja. Con propuestas sobre la mesa, el ministro de Agricultura, Luis Basterra, y los dirigentes rurales volverán a verse las caras la semana próxima para avanzar en las negociaciones. En este contexto, el presidente Alberto Fernández le pidió al campo "comprensión" y "ayuda" para salir de la complicada situación económica y la respuesta no tardó en llegar: "No se le puede pedir un esfuerzo a quien no está en condiciones de hacerlo", advirtió el presidente de la Federación Agraria Argentina (FFA), Carlos Achetoni. 

 

En diálogo con Letra P, el dirigente rural cuestionó la "mala praxis económica" del gobierno de Mauricio Macri, aunque reconoció que el sector fue "contemplativo" con la administración Cambiemos. También volvió a reclamar la segmentación de las retenciones y diferenció el actual escenario con el contexto económico de 2008, cuando se desató el conflicto por las resolución de las 125.

 

-¿Que balance hace de la reunión que la Mesa de Enlace mantuvo con el Gobierno?

 

-Fue una buena reunión porque salimos de la incertidumbre que generó el rumor de una toma de decisiones sobre un aumento de retenciones. Luego, revisamos las retenciones de cada producto y pedimos que no se sobrecarguen por encima del 30%, porque es difícil de soportar para los pequeños y medianos productores. Desde la Federación Agraria, planteamos la necesidad de que haya una segmentación. 

 

 

-¿Se apresuró el Gobierno al cerrar el registro de exportaciones, un día antes de la reunión con la Mesa de Enlace?

 

-La decisión generó un malestar, pero fue para evitar una estampida de declaraciones de exportación ante los rumores sobre un inminente incremento de retenciones. Si bien el Gobierno está analizando esa posibilidad, aún no lo tiene decidido y por eso optó por cerrar el registro.

 

-¿Cuál fue la propuesta del Gobierno al campo a cambio de subir retenciones?

 

-En la reunión se analizó la situación de cada sector y, si bien se delinearon algunas propuesta, quedamos en una instancia de agenda abierta para volver a reunirnos la semana próxima. Es un momento para intentar acercar posturas. 

 

-¿La segmentación del esquema de retenciones sería un punto de encuentro con el Gobierno?

 

-Sí, pero que sea una segmentación en serio que le dé un alivio a los pequeños productores. Esperamos que se pueda concretar en algún momento. 

 

-¿Qué están dispuestos a negociar los dirigentes del agro y qué es innegociable?

 

-Hay que avanzar en un esquema nuevo de un mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias que sea factible, porque, si no, las retenciones segmentadas son más una expresión de deseo que una posibilidad. También es necesario un esquema de financiamiento y la creación de un fondo de emergencia que asista a los productores cuando haya accidentes. Además, planteamos la necesidad de crear un seguro multiriesgo que le dé garantías de inversión al productor ante una sequía, una inundación o una helada. 

 

-Si el Gobierno acepta avanzar en esos temas, ¿la Mesa de Enlace aceptaría discutir una suba de retenciones?

 

-Sí, claro. De hecho, en la reunión con el ministro (de Agricultura Luis) Basterra planteamos estos puntos y mucho más. No se habló solo de retenciones. Hay que atender también a las economía regionales y crear un fondo que genere un estímulo a ese sector, que tanto empleo genera. 

 

"Los autoconvocados interpretan la misma situación que nosotros, pero los dirigentes de la Mesa de Enlace tenemos la responsabilidad de sostener el diálogo con el Gobierno"

-¿Hay diferentes posiciones entre la Mesa de Enlace y los autoconvocados que presionan para cortar rutas?

 

-Los autoconvocados interpretan la misma situación que nosotros, pero los dirigentes de la Mesa de Enlace tenemos la responsabilidad de sostener el diálogo con el Gobierno. Tenemos formas distintas de encarar una misma situación. Uno puede salir a romper todo como uno más del conjunto, pero no como presidente de una entidad. Los dirigentes tenemos que tener la altura de poder dialogar y tratar de acercar las partes. Eso es lo que nos diferencia. Sin embargo, es entendible que las bases se vayan recalentando ante la falta de respuestas del Gobierno.

 

-¿Cuál es la diferencia entre este contexto y el de 2008, cuando se desató el conflicto por la resolución 125?

 

-En 2008, el sector tenía una espalda que hoy no la tiene: las reservas. En cambio, ahora tuvimos un año bueno de cosecha, pero con dos inundaciones y una sequía. Esa cosecha sirvió para salir del endeudamiento, pero hoy el sector no tiene reservas. Además, el commodity de la soja en 2008 estaba casi al doble de lo que se encuentra hoy. La Argentina está en una situación crítica y dentro de ese país están los productores. No se le puede pedir un esfuerzo a quien no está en condiciones de hacerlo. 

 

-En el gobierno de Mauricio Macri también había retenciones y no había quejas por parte de la Mesa de Enlace. ¿Por qué ahora sí?

 

-Durante los primeros dos años del gobierno de Macri, no hubo retenciones y muchos productores se sintieron identificados con él. En 2018, se volvió aplicar el impuesto debido a la fuerte crisis. En ese momento, era entendible que eso sucediera. Pero ahora, llevar el impuesto al 33% nos pone al margen de una pérdida de rentabilidad absoluta. 

 

 

 

-¿Los dirigentes rurales fueron más benevolentes con Macri que ahora con Fernández?

 

-Sí, el campo fue más contemplativo con Macri. Lo que más le afectó al campo y a todos los sectores fue la fuerte suba de tarifas y la mala praxis económica del gobierno de Macri, que sumergió en un gran problema a todos los sectores y el campo se vio arrastrado en esa situación. Yo asumí en el último año del gobierno de Cambiemos y en ese tiempo se hicieron todos los reclamos necesarios. 

 

-¿Qué responde al pedido de esfuerzo y comprensión que les hizo el Presidente?

 

-Comprendemos la situación, pero no siempre se le puede pedir esfuerzo a un mismo sector. Los productores la están pasando mal y necesitan una ayuda para también ser parte de la solución de esta crisis.