X
Apretado por urgencias propias, el intendente santafesino pidió la emergencia financiera para el municipio y dijo que sería “saludable” que la provincia también la tuviera.
Por 12/02/2020 9:30

El intendente de Santa Fe, Emilio Jatón, tuvo que abandonar su andar zigzagueante y tomar posición respecto de la discusión más caliente que atraviesa a la provincia desde que asumió Omar Perotti: la declaración de emergencia. Y se volcó del lado del rafaelino. “Sería saludable que la provincia tuvieta su emergencia, claro que sí. Nosotros hemos declarado la emergencia en esa misma sintonía”, sintetizó. La definición de coordenadas fue en medio de la presentación ante los concejales santafesinos del proyecto de Presupuesto 2020, que tiene como trasfondo la urgencia propia.

 

 

En la ley de leyes que Jatón envía al parlamento local, declara la emergencia financiera de la ciudad y pide al gobierno provincial un adelanto de coparticipación. “La ciudad de Santa Fe atraviesa una emergencia económica y necesita del acompañamiento financiero de la provincia”, aseguró a el jefe comunal frentista en conferencia de prensa. Una mano lava la otra.

Esta determinación se suma a la que ya expresó, en el mismo sentido, el intendente de Rosario Pablo Javkin. Manejó los tiempos y concretó en un escenario político mucho más calmo que el de diciembre, cuando la tensión entre el oficialismo y el Frente desprendía chispazos para todos lados y se caía el Emergencia.

 

 

El nuevo proyecto que envió Perotti al Senado lleva el nombre de Necesidad Pública y tuvo rondas de consulta con la oposición. La semana pasada, radicales y socialistas se reunieron, por separado, con integrantes del gabinete provincial. Del primero de esos encuentros participó el gobernador. Después de los encuentros en la Casa Gris, intendentes, legisladores y referentes frentistas compartieron un asado y definieron moverse en bloque. No quieren quiebres internos y para eso tienen que contener a los intendentes, que representan un importante capital político del sector y que están apremiados por las dificultades financieras. En esa línea, ésta definición de Jatón parecería ser un indicio de que la negociación en la Legislatura va a ser menos traumática.
 

 

El presupuesto que presentó Jatón es de poco más de 10.500 millones de pesos y establece una deuda a octubre del 2019 de más de 1300 millones de pesos. En ese contexto, declara la emergencia financiera, solicita a la provincia recursos extraordinarios a través de adelanto de los fondos de coparticipación y pide autorización para tomar deuda en organismos internacionales. Si bien desde el municipio adelantaron que ese pedido a la provincia ya está siendo gestionado, primero Jatón tiene que lograr el aval en el Concejo Municipal. El encargado de esa negociación en el parlamento local, donde Jatón cuenta con la primera minoría, será el radical Leandro González, quien preside el cuerpo. La sesión extraordinaria fue convocada para el lunes 17 de febrero.