Círculo Rojo

A las urnas: "los titulares" renuevan liderazgos para el pacto social

Tres de las seis entidades empresarias más importantes del país comenzaron a elegir nuevas autoridades, en un proceso que puede marcar el tono de las conversaciones del Consejo Económico y Social al que, ahora sí, convocará el Gobierno.

 

La Cámara Argentina de Comercio (CAC) nombró a un nuevo presidente, mientras que la Sociedad Rural Argentina (SRA) y la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) atraviesan sus propios procesos electorales. Integran, junto con la Unión Industrial Argentina (UIA), la Bolsa de Comercio porteña y la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba), el Grupo de los 6.

 

El G-6 perdió protagonismo en los últimos meses. La última comunicación oficial celebró la negociación del Gobierno con los acreedores privados y el acuerdo para reestructurar la deuda. Poco antes, los empresarios se había retratado en la quinta de Olivos con integrantes de la Confederación General del Trabajo (CGT) y el presidente Alberto Fernández.

 

Desde entonces, los vínculos del Gobierno con el empresariado continuaron por otros canales: encuentros cara a cara de Fernández con grandes empresarios, como Alfredo Coto y Paolo Rocca, y dos reuniones de la poderosa Asociación Empresaria Argentina (AEA) con el ministro de Economía, Martín Guzmán, en el Palacio de Hacienda. La última incluyó a funcionarios del Fondo Monetario Internacional.

 


No obstante, las cámaras del G-6 se sentarán en la mesa del Consejo Económico y Social y lo harán atravesadas por distintas pujas internas que pueden definir el rumbo de sus autoridades.

 

La Cámara Argentina de Comercio (CAC) votó este miércoles designar a Mario Grinman como nuevo presidente de la entidad. El dirigente empresario venía desempeñándose como secretario y tenía cada vez más vuelo propio. Lo secundarán como vicepresidentes tres pesos pesados: Eduardo Eurnekian (AA 2000), Guillermo Dietrich padre (Dietrich) y Alberto Grimoldi (Grimoldi). Rodrigo Pérez Graciano, de PSA Peugeot Citroën, actuará como secretario.

 

Grinman, hombre de la industria gráfica que desarrolla su actividad en Entre Ríos, sucederá al despachante de aduana Jorge Di Fiori, que ocupaba la presidencia desde 2016. Deberá recomponer una relación con el Gobierno que no está rota, pero sí fría. En su discurso de asunción, Grinman indicó: “Creo firmemente en el mérito. Estudiar y trabajar son condiciones indispensables para el desarrollo de cualquier nación”. E hizo una tenue crítica a la política comercial: “No es posible vivir de lo nuestro y eso no significa una apertura indiscriminada; significa actuar con inteligencia y habilidad para insertarnos en la economía mundial”, sostuvo.

 

 

Ascenso. Grinman, de secretario a presidente de la CAC.

 


AGROINTERNA. En la Sociedad Rural, el presidente Daniel Pelegrina deberá competir con el candidato del Movimiento Compromiso Federal, Nicolás Pino, que es secundado por Marcos Pereda. Las elecciones en la entidad rural estaban previstas para septiembre, pero se pospusieron hasta principios de enero por la pandemia.

 

Pelegrina no está en una situación fácil para revalidar su mandato. Pino es cercano con el exministro de Agroindustria de Mauricio MacriLuis Miguel Etchevehere. Como contó Letra P, los vínculos entre Compromiso Federal y Juntos por el Cambio son fluidos.

 

En círculos ruralistas le atribuyen a esta interna la decisión de Pelegrina de no sumar a la Sociedad Rural al Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), la entidad que discute la nueva ley de promoción de exportaciones con el Gobierno y cuenta entre sus integrantes a los otros tres miembros de la mesa de enlace.

 

 

Campo ¿bueno? CFK, con el Consejo Agroindustrial.

 

 

El CAA tuvo reuniones y fotos con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y con el Presidente, antes de encarar los encuentros técnicos que se desarrollan en estas semanas. Sin embargo, Pino manifestó en distintas entrevistas que no comparte que SRA no se haya sumado a la convocatoria.

 

La Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) definirá en las próximas semanas si revalida el mandato de su presidente, Iván Szczech, por un segundo año. Distintas fuentes de la entidad no lo dieron por confirmado. La Cámara tiene un sistema de voto calificado que le da mayor poder a las firmas más grandes y de más tradición dentro de la entidad. Entre ellas, Esuco (de Carlos Wagner), Roggio, Caputo, Supercemento y dos que volvieron a la entidad en estos días: Techint y Panedile. Los grandes constructores pasaron a un segundo plano dirigencial cuando comenzaron las imputaciones, los arrepentimientos y los procesamientos de la causa Cuadernos.

 

El Consejo Directivo, integrado por 35 miembros y con representación de esas grandes compañías, manifestó cierto desacuerdo con la gestión del presidente de Camarco. Lo responsabiliza de no haber reclamado con suficiente énfasis el regreso de la obra privada y una solución “amistosa” para los contratos de Participación Público Privada (PPP) que el Gobierno busca desandar. Estos puntos, sumados al problema del desabastecimiento, formaron parte del discurso de Szcezch de este martes, por el día de la Construcción.

 

En Adeba no hay un proceso electoral en marcha, pero sí un obvio reacomodamiento de poder. La muerte de Jorge Brito dejó a la cámara que agrupa a los bancos de capital nacional sin el banquero que capitaneó la entidad entre 2003 y 2016 (cuando se fue enfrentado con el macrismo) y le aportaba el pulso político.

 

La inflación, preocupación principal de los argentinos.
milei celebra la primera inflacion de un digito despues de seis meses: 8,8% en abril

También te puede interesar