La deuda

Con compromisos a la vista, Kicillof emite Letras por más de $10.000 millones

Lo hace de cara a un diciembre con aguinaldos y reapertura paritaria. Los coletazos financieros se traducen en una disminución de plazos y tasas en alza.

Con un diciembre cargado de compromisos y en un contexto de convulsión financiera aguas arriba, el gobierno de Axel Kicillof acentúa su apuesta en el mercado doméstico para hacerse de recursos. Este viernes, el Ejecutivo bonaerense emitirá Letras del Tesoro por $10.345 millones, más de $3.000 millones por encima de lo registrado el mes pasado.

 

 

Pero el sendero del endeudamiento corto en moneda local tiene sus obstáculos. Los coletazos de las tensiones financieras impactan contra el cometido iniciático de sostener una ecuación de plazos extensos y tasas a la baja a la hora de la emisión de estos instrumentos.

 

De acuerdo al reciente resultado de la licitación, el grueso de las adjudicaciones (poco más de $7.000 millones) se registraron en las Letras del Tesoro a 62 días (con vencimiento el 28 de enero de 2021), las cuales tuvieron una tasa de interés implícita del 37,49%, superior a los niveles registrados en los últimos meses.

 

En cuanto a plazos refiere, también se emitirán Letras a solo tres semanas (vencen el 18 de diciembre). Aquí, el total adjudicado superó los $2.100 millones, con una tasa de interés de casi 29%. Por otro lado, en un tercer instrumento –a seis meses-, se emitirán Letras con cupón de interés variable por $1.219 millones.

 

La emisión del undécimo tramo del programa de Letras del Tesoro se da en los umbrales de un diciembre agitado en donde el gobierno provincial no solo afina los preparativos de la campaña de vacunación sino también tendrá que lidiar con los requerimientos de asistencia financiera de municipios con cuentas en rojo, el pago de aguinaldos a los empleados estatales y una última rueda paritaria.

 

Según pudo saber Letra P de voces sindicales, el mojón de discusión en el último mes del año tendrá un pedido de aumento general, al compás de un reclamo –ya reiterado- por una mayor inversión en los salarios más bajos. Con la inflación en la mira y los datos relativos a la erosión del poder adquisitivo en los últimos tiempos en mano, en los gremios recalcan mirando a diciembre: “El Gobierno está obligado a discutir”.

 

Recesión y desempleo: la economía de Javier Milei entra en fase panic show
El ministro de Economía, Luis Toto Caputo, y su mano derecha Juan Pazo comparten intereses en la compañía Invernea.

También te puede interesar