25|6|2021

Deuda en pesos: Kicillof vuelve a la era CFK y se diferencia de Vidal

06 de noviembre de 2020

06 de noviembre de 2020

Apuesta al “financiamiento responsable”, recurriendo al mercado local y organismos multilaterales. Se refinancian deudas con la Nación. Críticas a la herencia.

Además de la fuerte inversión en infraestructura, vivienda y áreas sociales, uno de los aspectos centrales con los que el proyecto de presupuesto 2021 –el primero de la era Kicillof– se diferencia de los anteriores elevados por la gestión de María Eugenia Vidal es en el perfil de endeudamiento previsto, que plantea sostener una mecánica de financiamiento en pesos y no en dólares. Sobre esto hizo especial hincapié este viernes al mediodía el ministro de Hacienda bonaerense, Pablo López, durante la presentación en la Legislatura de la iniciativa que prevé un gasto total de aproximadamente 1,9 billones de pesos y una necesidad de un endeudamiento neto por $64.000 millones.

 

“La Provincia de Buenos Aires tiene una situación de insostenibilidad de la deuda”, recalcó López al apuntar a la herencia recibida en esta materia por parte de la administración vidalista que, solo en sus primeros dos años, se endeudó por más de 5 mil millones de dólares. Tras posar la lupa sobre el peso de la deuda en moneda extranjera (más de un 85% del total) y del “riesgo” que esto representa en un escenario de volatilidad cambiaria, el titular de la cartera de Hacienda dio cuenta de la voluntad de la actual gestión de avanzar hacia un cambio de paradigma en ese aspecto: “Hay que seguir profundizando el financiamiento en el mercado local, buscando estirar los plazos de la deuda, también profundizar el trabajo con los organismos multilaterales de crédito y lograr una estructura de deuda, un perfil de pagos sostenible en el largo plazo”.
 

 

“Después de muchos años se empieza a plantear en la provincia de Buenos Aires sostener una deuda en pesos y no una en dólares”, ponderó la vicegobernadora Verónica Magario, que acompañó la presentación del ministro. Puntualmente, el presupuesto prevé la recuperación de la sostenibilidad de la deuda pública sin ajustar las partidas de gasto fundamentales de la Provincia. Se priorizará el financiamiento en el mercado local en pesos y con organismos multilaterales de crédito, con condiciones favorables, tasas bajas y créditos a más largo plazo.

 

Asimismo, se avanzará en una refinanciación de deudas preexistentes con el Gobierno nacional (por más de $112.000 millones) y una refinanciación con el propio sector público provincial y deuda de corto plazo (por más de $26.000 millones). “Planteamos un presupuesto que tiene una necesidad de endeudamiento muy bajo en términos históricos” enfatizó López.

 

Como contó Letra P meses atrás, en la Provincia vienen avanzando en una mecánica de “financiamiento responsable” en pesos donde, entre otras cosas, se destaca la reducción de tasas y la extensión de plazos al momento de la emisión de Letras del Tesoro como fórmula clave para diferenciarse del escenario crítico que signó la estrategia de financiamiento en el mercado local durante los últimos meses de la administración Vidal. Durante el segundo semestre, la gestión Kicillof pudo avanzar en la concreción de estos objetivos, llegando a emitir Letras con tasas inferiores al 25%, cuando en el tramo final de la era Vidal las tasas llegaron al 65%. Solo la reciente convulsión financiera hizo que en la última emisión de Letras la Provincia haya interrumpido su ritmo sostenido de reducción de tasas.

 

 

REESTRUCTURACIÓN. Otro aspecto importante para el Ejecutivo de cara a 2021 es continuar con el proceso de reestructuración de deuda en moneda extranjera iniciado este año. “Necesitamos seguir trabajando en esa línea”, recalcó López en una jornada donde vence la octava extensión del plazo para la negociación del canje con los bonistas extranjeros que, esta semana –como adelantó Letra P– cambiaron sus asesores, señal que fue celebrada en La Plata con perspectivas a mejorar las condiciones de diálogo para llegar a un entendimiento.

 

“Profundizar la línea de obtener fuentes de financiamiento sostenibles, responsables y poder seguir trabajando en el proceso de reestructuración de deuda, que necesitamos continuar para que el Estado siga atendiendo las necesidades de los y las bonaerenses, atender las enormes deficiencias estructurales”, puntualizó López.