X

Dos en uno: cumbre con exigencias a Kicillof y mensaje a la cima de Cambiemos

Referentes de JxC plantan reclamos en la antesala de la discusión del Presupuesto. Piden obras y fondos. Muestran musculatura política al centralismo porteño.

“Este presupuesto, como está hoy, no es votable”, dijo uno de los intendentes de Juntos por el Cambio (JxC) que este miércoles participó de la cumbre en La Plata en el que los jefes comunales analizaron el proyecto de Presupuesto 2021 que Axel Kicillof envió a la Legislatura. El encuentro –y la foto difundida que muestra a unos cuarenta mandamases de la alianza opositora– conlleva un doble mensaje: advierte al gobernador y manda una señal al centralismo porteño de Cambiemos, con una imagen que muestra musculatura política y que los dueños de los votos están dispuestos a hacer valer en la arena electoral.

La agenda indicaba que, además de analizar la iniciativa de la ley de leyes, sentarían una posición unificada sobre el pedido de desdoblamiento de las elecciones y el reclamo para que se avance en la creación de la boleta única en la provincia. Sin embargo, la extensa exposición del exministro de Economía Damián Bonari sobre el Presupuesto AK no dejó tiempo para otras cuestiones. El exfuncionario de María Eugenia Vidal es, junto al extitular de la cartera de Hacienda durante el macrismo Hernán Lacunza, el encargado de escanear el Presupuesto bonaerense. Esta fue la primera exposición sobre el texto del proyecto que dio frente a los intendentes.

 

 

Los cambiemistas alistaron una serie de puntos para discutir la viabilidad del Presupuesto propuesto. Pedirán que el Fondo educativo se envíe directamente a los municipios, teniendo en cuenta que el pliego indica que debería pasar por la cartera que conduce Agustina Vila. Además, solicitarán que se acuerde el coeficiente que establece el Código Único de Distribución (CUD), atendiendo las variaciones que ha habido por la pandemia; que se ejecute el Fondo de Infraestructura de los Municipios (FIM) de este año y que se fijen los lineamientos para 2021.

“Vamos a pedir acomodar algunas variables que tiene la ley con respecto a los fondos y obras que le tocan a cada municipio. Reclamamos que haya una distribución de fondos equitativos entre los distritos del oficialismo y de la oposición”, señaló en rueda de prensa el anfitrión del encuentro, el platense Julio Garro (PRO), quien planteó la necesidad de que a las intendencias del interior también sean beneficiarias del Fondo Covid que recibieron las del conurbano.

 

 

“Necesitamos que la provincia acompañe a los municipios y que se tengan en cuenta las realidades propias de cada zona. Debemos apelar a un presupuesto equitativo en donde todos los bonaerenses estén representados”, reclamó y anticipó que hoy los municipios no están en condiciones de devolver fondos enviados por Kicillof. “Necesitamos llevar ese tema a la mesa de negociación y ver de qué manera tomamos una bocanada de aire y por lo menos no tenemos que devolver nada”, anticipó.

El presidente del Foro de intendentes radicales, el trenquelauquense Miguel Fernández, destacó que, así como está, el presupuesto no es votable. “Estamos hablando de una instancia de negociación, de diálogo, de aclarar algunas cosas”, señaló y puntualizó cuestiones pendientes del año en curso. Dijo que todavía están tratando de conciliar las deudas de la provincia con municipios de Juntos por el Cambio, y que todavía están “peregrinando para poder ejecutar los fondos de infraestructura que se acordaron a principio de año”.

 


El intendente de Lanús y principal armador de Cambiemos en la Tercera sección, Néstor Grindetti, destacó ante Letra P algunos de los puntos más importantes para discutir en la negociación y, en ese marco, dijo que el Ejecutivo no explica cómo va a refinanciar la deuda. “El presupuesto plantea una inversión en obra pública muy grande, da como fuente de financiamiento el no pago de la deuda. Lo cual no es que está mal en sí mismo, sino que debería explicar cómo piensan renegociar la deuda”.

LA FOTO. En paralelo, la fotografía de unidad sentó un hecho político no sólo al mostrar fortaleza hacia el Frente de Todos, sino también hacia la interna súperestructural en la que se baten a duelo varios de los protagonistas centrales del encuentro. Es que desde hace varias semanas, los jefes comunales del PRO y varios de la UCR marcan diferencias con algunos de los que se sientan a la mesa chica nacional de JxC como Mauricio Macri, Horacio Rodíguez Larreta y Vidal.
 


Como viene contando este medio, un grupo de ellos decidió plantar bandera y fundar el Grupo Dorrego con el objetivo de construir candidatos con ADN bonaerense, que limite la influencia de algunos de los líderes nacionales en territorio provincial. La apuesta es parte de los tironeos por el armado de listas, en las cuales en el pasado el vidalismo se quedó con los mejores espacios. Pero la derrota a manos de Kicillof adelgazó el poder y centralidad de la exgobernadora y ensanchó las espaldas de los jefes comunales, que ven en 2021 la plataforma de lanzamiento para la candidatura a gobernador de uno de ellos. Con el jefe de gobierno de la Ciudad en el centro del escenario opositor y la incursión porteña en territorio bonaerense, los intendentes cierran filas. No quieren que les impongan candidatos.