10|4|2021

Perotti paga el apoyo de UPCN y ATE con el pase a planta de 2.500 contratados

16 de noviembre de 2020

16 de noviembre de 2020

El gobernador incluyó en el presupuesto la creación de cargos y regularizaciones de trabajadores. Administración central, Salud y Viales, los beneficiados.

Omar Perotti pidió y ahora le toca pagar. En el proyecto de presupuesto 2021 que envió a la Legislatura, el gobernador mandó señales a los gremios UPCN y ATE que le dieron aire durante la discusión paritaria: incluyó un artículo mediante el cual habilita el pase a planta de trabajadores contratados de la administración central, el área de Salud y de Vialidad. Los gremios festejan. Un funcionario de la Casa Gris dijo a Letra P que cerca de la mitad de los y las beneficiadas es afiliada de ATE y UPCN.

 

 

 

Las y los trabajadores que se encuentran nucleados en ATE y UPCN y que pasarán a ser empleados públicos serían alrededor de 2.500 (tanto los de la administración central, como los que prestan servicio de salud). Además, serían cerca de 2.000 de la salud que dejarán de ser interinos para tener un cargo titular y, “a lo sumo 150”, viales.

 

Por otra parte, se crearán nuevos puestos en el área de Salud y, según fuentes que trabajan en el relevamiento, podrían ser entre 500 y 1.000, en su mayoría médicos monotributistas. La Asociación de Médicos de Argentina (AMRA) lo toma como un “hecho histórico” y afirma que Perotti los “sorprendió gratamente” porque “está cumpliendo con lo que prometió”.

 

El gobierno provincial durante gran parte del año sufrió las quejas y dardos de algunos sectores del gremialismo que se movilizaron y lanzaron medidas de fuerza por la falta de acuerdo paritario y por las “subas insuficientes” planteadas por el Ejecutivo.

 

 

 

En ese contexto, ATE y UPCN decidieron ir por otro carril, apoyando y siendo “comprensivos” con el gobierno aduciendo la difícil situación a raíz de la pandemia. La palabra paro no existió en la agenda de los grandes gremios, que incluso actuaron como contención a algunas quejas de sus representados y a la hora de hablar de la gestión provincial siempre fueron políticamente correctos. Esto no iba a salirle gratis a Perotti: el secretario general de UPCN, Jorge Molina, y el referente de ATE, Jorge Hoffmann, pidieron que se comenzara con el pase a planta de los trabajadores contratados.

 

El Ejecutivo paga lo que los gremios cumplieron. Aunque un alto funcionario que camina los pasillos del Ministerio de Trabajo aclaró que “siempre estuvo en la voluntad de este gobernador regularizar a los trabajadores”. El artículo 23 del proyecto de presupuesto indica que se incorporará a la planta permanente a “los agentes que actualmente se desempeñan como personal contratado” y también la “incorporación de agentes al Sector Público”, es decir, la creación de nuevos cargos. “Se empieza a darle respuesta a un pedido que estamos haciendo hace mucho tiempo”, celebró un importante gremialista que representa a los empleados públicos.

 

 

 

En el gobierno destacaron la relevancia del tema, teniendo en cuenta que viene de larga data y que hasta se coló en la transición Lifschitz-Perotti. “No íbamos a regularizar a aquellos que no entran dentro de las limitaciones legales. Por eso se creó una comisión para todos los actos que se concretaron en los últimos dos trimestres de 2019. Es decir, si antes de irte nombrabas mil personas, esa gente no iba a quedar regularizada. Gente que cumplía funciones políticas tampoco iban a ser regularizados”, le explicó a Letra P un alto funcionario sobre la demora en el proceso del pase a planta.

 

Los beneficiarios serán los contratados que comenzaron a trabajar antes del 31 de diciembre de 2018. Ni en los gremios ni en el Ejecutivo se atreven a dar una cifra certera sobre la cantidad de personas que pasarán a planta. “El número final depende del relevamiento”, explicó una fuente importante del gobierno. Y es por eso que aún no se sabe de cuánto será la erogación final que le implicará a las arcas de la provincia.

 

 

 

El pase a planta es agua en el desierto para los gremios, que necesitan mostrarles logros a sus afiliados. Muchos contratados aseguran que durante 2019 sintieron el desgaste por la falta de respuesta respecto a la continuidad laboral y es por eso que los sindicatos ahora respiran e inflan el pecho por lo conseguido. Los pases a planta se concretarán de manera progresiva.