X
Conduce el sindicato versión santafesina hace tres décadas y va por más. Además, pelea una diputación. Está alineado con Catalano, quien busca ser secretario general del gremio a nivel nacional.
Por 05/08/2019 10:08

Jorge Hoffman milita desde que la dictadura perseguía la actividad gremial. Años después, fue parte de la recuperación de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y luego llegó a ser secretario general del gremio en Santa Fe. Aún hoy mantiene el cargo que busca renovar una vez más con la lista Verde y Blanca. Paralelamente, es quinto en la lista de diputados nacionales por el Frente de Todos.

Fue fundador, junto a Germán Abdala, Héctor Quagliaro y Víctor de Gennaro, de la Lista Verde-Anusate de ATE que hoy está en manos de Hugo “Cachorro” Godoy, con quien está enfrentado. Sus “50 años de militancia” le permiten conducir el sindicato casi de memoria, con un perfil moderado.

Durante una entrevista con Letra P, conecta con las conquistas sociales y la integración latinoamericana, y despotrica contra la “derecha”, ideales que encajan de lleno con el kirchnerismo más puro.

El vínculo no es nuevo. Fue candidato a vicegobernador de Agustín Rossi, cuando Cristina Fernández de Kirchner arrasaba a nivel nacional pero le era esquiva Santa Fe. Es parte de la CTA de los trabajadores que conduce Hugo Yasky, y también juega de local con la visita de Alberto Fernández, a quien alojó en el Hotel de ATE UNL. “Alberto es un gran candidato para poner en marcha el país”, dice, parsimonioso.

 

 

Pero unos días antes de las PASO tiene otra parada. No tan brava pero sí para no quitarle el cuerpo y perder la conducción provincial de ATE tras casi 30 años al mando. Cree que no hay incompatibilidad en mantener el cargo y asumir la banca en el Congreso si es que ingresa. A lo sumo, que lo decidan los delegados, con quienes tiene buena relación. Excepto con un puñado que son los que desde Rosario lo quieren ver fuera de ATE.

Éstos responden a la corriente de “Cachorro” Godoy, secretario general de ATE nacional. Hoffmann apoya a Daniel “Tano” Catalano. Le dice paternalmente “tanito” y apuesta a que desbancará a Godoy. “La conducción nacional se borra de las paritarias”, dispara el hombre de apellido alemán en una de las pocas veces que critica con dureza.

 

 

-¿Cómo piensa enfocarse en otros cuatro años al mando de ATE Santa Fe?

-Lo central es la actividad gremial, que es sostener firmemente la defensa del salario, los concursos, el conocimiento de las leyes y las paritarias.

-Justamente, eso es lo que la oposición más le reclama a partir de la lucha.

-Si bien consideramos que el salario es insuficiente, hemos logrado, a veces con negociación y a veces con lucha, una de las mejores políticas salariales del país del sector público. Negar los paros de ATE Santa Fe es negar la realidad. No llevamos adelante la actividad sólo con proclamas: cuando planteamos movilizarnos, lo hacemos masivamente con los trabajadores. La política no se resuelve con declaraciones o comunicados de prensa.

-¿Es una crítica a la Lista Verde?

-Somos los que más movilizamos contra Macri. Muy pocas veces hemos visto movilizar la Verde contra Macri. Incluso la conducción nacional (de Hugo Godoy) se borra de las paritarias nacionales. No tienen la más mínima capacidad para la lucha contra los despidos y ajustes. La lucha la tiene que coordinar (Daniel) el Tanito Catalano desde ATE Capital, es el centro armador de la lucha de todo el país. El contraste es demasiado grande.

-La lista Verde dice que desde ATE Santa Fe no giran la cuota sindical a la cuenta nacional. ¿Cómo es el mecanismo?

-Es una falsedad. Nosotros giramos mes a mes el 30% de la cuota sindical a la cuenta del consejo directivo nacional. Me pregunto qué beneficio tienen los afiliados en acciones de los aportes que enviamos al consejo nacional. Ninguno. No tenemos la más mínima idea a lo que se destina eso.

 

 

-¿Se puede decir que su gestión se destacó por la estructura de servicios?

-Hicimos mucho. Nosotros somos transparentes en nuestro accionar político y en la administración de recursos. Digo, porque a algunos les pesa, y les pregunto: ¿Está mal que hayamos construido un hotel espectacular para los afiliados a un precio bajísimo? ¿O un predio de 10 hectáreas? ¿O armar un centro de salud distinta y mucho superior a la clásica? ¿O que la mutual funcione bien? ¿Está mal que una de las prioridades es terminar con el ciclo de Macri? Porque ellos sostienen que antes de Macri deben terminar con el ciclo de Hoffmann.  

-De ahí que dicen que usted está “atornillado”. ¿Qué contesta?

-Esa mirada es muy funcional a la derecha. Fui parte de la recuperación de ATE y milito desde antes de la recuperación de la democracia. ¿Está mal? El liberalismo tiene como eje el individuo y emparentado con el mercado no quiere la construcción colectiva ni quiere liderazgos gremiales, porque son un freno al mercado. Esta mirada está muy bien utilizada por la derecha para que no haya fuerte organización y se esté en una posición desventajosa en lo económico. 

-Si asume como diputado y a la vez renueva como secretario general de ATE Santa Fe, ¿cederá la conducción?

-Si asumo como diputado voy a seguir siendo un militante obrero. No hay ninguna norma que lo impida, y en tal caso lo pondré a consideración de los delegados. Si decide que tengo que renunciar o pedir licencia, lo decidirán ellos. ¿Por qué habría incompatibilidad? Yo no abandono al movimiento trabajador porque asuma otra clase dirigente distinta. Que quede en claro: no uso el sindicato para ser diputado.