24|7|2022

Michlig-Corach, el dúo que gana volumen político en el gabinete de Perotti

22 de octubre de 2020

22 de octubre de 2020

Empoderados, el ministro y el secretario “ponen la cara por el gobernador” para defender la gestión. Rumores de movimientos en el gabinete en diciembre.

El dúo Rubén MichligMarcos Corach gana volumen político en el gabinete del gobernador Omar Perotti. El ministro de Gestión Pública y el secretario de Artículación de Políticas Públicas se mueven en tándem para defender a capa y espada la gestión del peronismo santafesino y contrarrestar las dificultades que tiene el oficialismo para hacer pie en el plano de la política, con los propios y los ajenos.

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

 

Algunos imágenes muestran ese movimiento: el dúo rodeó el lunes al ministro de Seguridad, Marcelo Sain, durante la presentación de las leyes de reforma policial, el paquete en el que el criminólogo y Perotti ponen casi toda su atención. Más: Corach secundó al gobernador un par de semanas atrás cuando condujo un encuentro virtual con 300 funcionarios para repasar agenda y contagiar a la tropa y lo acompañó en la reunión que mantuvo la semana pasada con los senadores del PJ.

 

Es evidente el empoderamiento de ambos, que se trasluce también en el petardeo digital desplegado en redes sociales, especialmente en Twitter, donde son mascarón de proa en el enfrentamiento con la oposición del Frente Progresista. Batallan en el discurso público y “ponen la cara por el gobernador”, resume a Letra P un pasillero de la Casa Gris.
 

 

 

El crecimiento político de Michlig y Corach pone en tensión la tarea del ministro de Gobierno Esteban Borgonovo. Perotti busca definir interlocutores claros y válidos, un reclamo sostenido de parte del peronismo y también del Frente Progresista. “Para fin de año hay que esperar cambios para oxigenar el gobierno”, confió, sugerente, un funcionario de primera línea a Letra P.

 

Michlig y Corach se complementan. El ministro, que amagó más de una vez con renunciar, se sienta a la mesa paritaria con sindicatos, legisladores y es uno de los que más atiende a los medios de comunicación. Corach asumió hace tres meses, es del círculo de confianza de Perotti y se ganó rápidamente el elogio de varios de los sectores internos del PJ. “Me parece que termina como ministro más tarde que temprano”, dice un dirigente kirchnerista en tensión permanente con el perottismo.

 

 

 

La presentación del lunes se suma a la de Santa Fe + Conectada, el plan con el que Perotti pretende llevar fibra óptica a 4.000 kilómetros de la provincia. Además, está al caer el envío del presupuesto 2021 a la Legislatura. Dicho trío de proyectos de ley pondrá nuevamente sobre la mesa el andar político del gobierno, en su relación con los bloques oficialistas y los opositores.

 

El gobernador tuvo dificultades a lo largo de todo el año para imponerse en la Legislatura. Tiene apenas seis oficialistas de 50 diputados en la Cámara baja, pero nunca logró –ni él ni sus ministros– articular y arribar a consensos con el progresismo. En el Senado, la mayoría del PJ no lo deja tranquilo per se, ya que fue bastante sinuoso el vínculo entre ambos actores.
 

 

 

La mesa chica de Perotti no desconoce el escenario, reconoce problemas políticos y de gestión, pero apuesta a saldarlos y revalidar el trabajo del gobernador a la brevedad. En eso andan Michlig, Corach y otros.