X

Mueve Massa: tras el 17-O, apura el Presupuesto con el protocolo en debate

Con el envión renovado del Gobierno, el oficialismo se expone a una batalla para agilizar el Congreso. La oposición quiere imponer condiciones.

Por 19/10/2020 18:05

La última prórroga del protocolo para realizar sesiones remotas en la Cámara de Diputados vence el jueves y, para evitar nuevos cortocircuitos, el Frente de Todos mantiene una negociación en dos tableros a la vez: ya cerró con la oposición un nuevo texto para renovar el mecanismo que habilita las reuniones mixtas, pero al mismo tiempo busca llevar el Presupuesto 2021  al recinto con celeridad y aceptar el pedido de "mayor presencialidad" que hizo el interbloque de Juntos por el Cambio (JxC) para tratar la ley de leyes. 

Dentro del bloque oficialista, que conduce Máximo Kirchner, esperan que ese texto tenga dictamen de mayoría este martes. En el conglomerado de JxC confirmaron a Letra P ese pronóstico, pero explicaron que el despacho de comisión no contará con las firmas de sus diputados, porque no hubo acuerdo en las negociaciones que comenzaron el jueves pasado, donde los cuatro gobernadores opositores y sus autoridades parlamentarias en el Congreso hicieron una serie de propuestas al Gobierno, como restituir el Fondo Federal Solidario (FoFeSo), que el entonces presidente Mauricio Macri anuló en 2018. 

 

 

El interbloque que conduce el radical Mario Negri da por hecho que, desde el miércoles, el Presupuesto 2021 quedará a un paso de llegar al recinto. Sin embargo, para que eso suceda, el presidente de la Cámara, Sergio Massa, deberá tramitar el pedido opositor para tratar el Presupuesto con "mayor presencialidad", como está previsto en el acta del protocolo que vence este jueves.

Una alta fuente parlamentaria confirmó que JxC se comprometió a llenar 90 bancas del recinto, que estará acondicionado para respetar los recaudos de distancia sanitaria, con los balcones de los tres pisos superiores con lugares habilitados. También aceptarán que los demás bloques conecten en forma remota a sus integrantes para dejarle libre el recinto al mayor interbloque opositor. 

"Massa se comprometió a avisar con 72 horas de anticipación a JxC para que quienes somos del interior podamos viajar a Buenos Aires", confiaron cerca de Negri, para dar cuenta de un acuerdo que hace tres semanas parecía muy lejano. Con esa línea de tiempo por delante, en la Cámara consideraron "poco probable" que haya una sesión esta semana para tratar el Presupuesto. "Si se convoca a una sesión para esta semana será para otros temas, no para el Presupuesto", indicaron. 

 

 

A diferencia de las tirantes negociaciones anteriores para renovar el protocolo, la prórroga de esta oportunidad ya cuenta con la firma digital de los jefes parlamentarios. El giro no sólo tiene que ver con la decisión de evitar nuevos escándalos que terminen desprestigiando al cuerpo. En el oficialismo admiten que también fue posible gracias a un gesto que le prodigaron a JxC, con el freno que le pusieron a los dos proyectos que había presentado la legisladora del FdT, Mayra Cresto, para cambiar el reglamento del cuerpo por ley e introducir el protocolo para sesionar en forma remota.

La confirmación de la ofrenda se pudo verificar este lunes en el temario de la comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento, que preside la propia Cresto. En el plan de trabajo aparece la creación de dos comisiones bicamerales, pero no hay rastros de la reforma reglamentaria que impulsaba el oficialismo, con el respaldo de Massa.