X

Massa y un grupo de diputados quieren incorporar el esquema telemático al reglamento de Diputados. La idea genera resistencia interna. Bronca en JxC.

Por 01/10/2020 10:33

El oficialismo intentará cambiar el reglamento de la Cámara de Diputados para incluir el sistema de sesiones mixtas que se utiliza desde mayo con renovaciones cada dos meses. La iniciativa es preparada por la diputada nacional Mayda Cresto, titular de la comisión de Peticiones, Poderes y Reglamento, y empezarán a discutirla el próximo lunes. Sin embargo, el proyecto desató el rechazo y un estado de alerta en el interbloque de Juntos por el Cambio y también cosechó reparos dentro del oficialismo, a través del Leopoldo Moreau

"Tengo mis dudas acerca de esa reforma del reglamento para incorporar definitivamente las sesiones virtuales, porque puede dar pie a decisiones arbitrarias futuras", dijo el radical K este miércoles en declaraciones a FutuRock. Para el diputado, se abre la ventana para que un presidente del cuerpo "entienda que haya fuerza mayor y decida convocar a sesionar de otra forma", indicó.

 

 

Ante las consultas de Letra P, en el bloque oficialista consideraron como "algo normal" los planteos de Moreau. "Es lógico que haya distintas opiniones; nos pasó así cuando empezó todo este proceso hace seis meses", confió una autoridad de la Cámara, pero confirmó que la decisión política "está tomada" y buscarán tratar el proyecto antes del vencimiento de la última prorroga del protocolo de sesiones mixtas, que caduca el 21 de octubre. 

En el radicalismo reina la cautela, pero como una forma de contener el malestar que cosechó la iniciativa. Hasta ahora, la decisión del interbloque que conduce Mario Negri es el bajísimo perfil, pero en el bloque del PRO, que preside Cristian Ritondo, anticiparon que esa iniciativa es un "retroceso institucional" porque echa para atrás los acuerdos alcanzados con el oficialismo para continuar con las sesiones mixtas. "Estamos analizando cómo frenarlo", deslizaron en la alianza opositora.

En ese espacio, ya amenazaron con volver a la Justicia ante la posibilidad de que reclamen sesiones presenciales y el Frente de Todos decida vaciar el recinto para dejarles todos los lugares a quienes deseen asistir. La movida apunta a evitar la búsqueda de un lugar ajeno al Congreso para sesionar, como establece el protocolo remoto ante un pedido de sesionar con "mayor presencialidad". 

 

 

Cerca de Massa, sostienen que el conglomerado opositor rompió los puentes cuando recurrió a la Justicia para impugnar la sesión del 1° de septiembre, que se realizó luego de una renovación del protocolo de sesiones remotas que no contó con el acuerdo de Juntos por el Cambio. "El principio de continuidad es básico y está previsto en el artículo 65 de la Constitución. En este caso, Cambiemos tomó una decisión: hacer un bloqueo. No lo dicen públicamente, pero en Estados Unidos, cuando los demócratas no le votan el presupuesto a los republicanos, se le llama bloqueo; acá, son más hipócritas", disparó la autoridad de la Cámara consultada. Para el funcionario, la decisión del oficialismo buscará sortear ese bloqueo. 

 

 

El borrador que prepara Cresto propone una serie de cambios en el reglamento. En el artículo 14, agrega que, "cuando la Cámara se encontrase imposibilitada de realizar sesiones presenciales, las mismas se llevarán a cabo de manera telemática, y será la presidencia de la cámara la encargada de proporcionar la plataforma de conexión, que permitirá continuar con total normalidad su funcionamiento". Por otra parte, establece que, si las comisiones "se encontrasen imposibilitadas de realizar sus reuniones presenciales, las mismas se realizarán de manera telemática con la previa autorización de la presidencia del cuerpo" y se llevarán a cabo "a solicitud" del titular de cada comisión al presidente del cuerpo. 

La propuesta es acompañada por otra que fija la obligación de que se garantice la paridad de género en todas las autoridades del cuerpo, que actualmente es conducido por cuatro hombres.