X

El interbloque opositor aceptaría tratar el presupuesto 2021 en forma remota, pero reclama que las presenciales cuenten con el oficialismo presente.

Por 25/09/2020 10:04

El interbloque de Juntos por el Cambio (JxC) no descarta recurrir a la Justicia si el Frente de Todos (FdT) decide conectar en forma remota a toda su bancada para dejarle libre el recinto ante una eventual sesión presencial para tratar el impuesto a los ricos o el Presupuesto 2021. La alternativa jurídica es una de las posibilidades que maneja la oposición luego de presentar, este martes, una solicitud para que la Cámara de Diputados active los mecanismos para garantizar la presencia de quienes deseen hacerlo en ambas oportunidades. 

Desde el entorno de Sergio Massa le bajaron el precio al pedido y sostuvieron que todavía no hay fecha para ambas sesiones. Cuando los tiempos sean definidos, en el bloque oficialista se preparan para vaciar el recinto y permitir que la capacidad máxima de 90 legisladoras y legisladores presentes sea utilizada por JxC. "Nosotros pedimos sesión presencial para el Presupuesto e impuesto a la riqueza y ese pedido es conforme a lo que firmamos todos los bloques en el nuevo protocolo. Son temas de envergadura, es importante que estemos presentes", le dijo a Letra P una autoridad de la Coalición Cívica para deslizar que no está en los planes del interbloque aceptar que no estén presentes los representantes del oficialismo. 

 

 

La decisión que evalúan en el FdT busca evitar que "el Congreso sesione afuera del Congreso", como señaló a Letra P una alta fuente de la Cámara baja. En el radicalismo sostienen que el planteo oficialista de dejarles el recinto no es nuevo y fue el preludio de la impugnación que presentaron ante la Justicia. 

Surgió en la maratónica reunión de labor parlamentaria de ocho horas del 1 de septiembre, cuando fue renovado el protocolo de sesiones mixtas sin el acuerdo de JxC. "Esa vez (el presidente del bloque del FdT) Máximo Kirchner obturó el acuerdo. En un momento nos dijo: 'Vengan ustedes y nosotros nos conectamos en forma remota'. Le dijimos que no, que si es presencial, es presencial para todos. Y después se complicó todo", confió a Letra P una fuente del bloque de la UCR. 

 

 

En el PRO también recuerdan que, luego del escándalo y los gritos de ese día, llegaron a un acuerdo a la semana siguiente, pero después de pasar por tribunales. Antes de regresar a un punto de no retorno, JxC está dispuesto a negociar y quitar al Presupuesto 2021 como uno de los textos que deban ser tratados en forma presencial. "Nuestra preocupación no es tanto el Presupuesto, sino el impuesto a las grandes fortunas y la reforma judicial. Obviamente, sería mejor en forma presencial, pero entendemos que el presupuesto es vital", dijo a este medio una fuente cercana al titular del bloque del PRO, Cristian Ritondo.

Si los gestos no prosperan para llegar a un acuerdo y tratar esos dos proyectos en forma presencial, las autoridades de JxC ratificarían el pedido y se activarían los mecanismos para que la presidencia de la Cámara consulte quiénes estarán presentes para esas sesiones. En ese momento, recrudecerán los tironeos sobre la capacidad sanitaria máxima del recinto. "Si hay un éxodo, no lo dejaremos pasar, porque eso no está previsto en el nuevo protocolo", insistieron en el interbloque opositor, para subrayar que, según el punto 3 de ese texto, sólo podrán estar ausentes las diputadas y los diputados que sean grupos de riesgo, tengan enfermedades preexistentes o presenten "nota fundada" para justifica la conexión en forma remota.