25|6|2021

Todos unidos triunfaremos: el PRO sutura heridas para cortar la grieta interna

10 de octubre de 2020

10 de octubre de 2020

Bajo la consigna "En Marcha al Futuro", el macrismo se congregó de manera virtual. Críticas al Gobierno, comunión de "valores" y "disciplina" para 2021.

Horas de charlas, repaso del estado general del espacio en las provincias y un atril virtual de figuras propias para robustecer el evento. Por streaming, bajo la condición digital que dicta la crisis por coronavirus y el aislamiento social, el PRO se reunión para suturar heridas y mostrar unidad como espacio dentro de Juntos por el Cambio. Bajo el nombre de "En Marcha al Futuro", el espacio amarillo realizó una jornada en la que participaron referentes de toda la Argentina y el broche de oro fue el cierre de Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal y Patricia Bullrich.

 

El encuentro, que duró toda la tarde del sábado, lo coordinaron Guillermo Dietrich, desde la Secretaría de Movilización del PRO, y Hernán Lombardi, que se afinca como un alfil de Macri y Bullrich en el partido amarillo. El evento tuvo la típica estética y dinámica PRO con el plus de la virtualidad: los referentes nacionales del PRO se fueron pasando la palabra hasta que llegó el momento del cierre a cargo del expresidente.

 

 

 

"Necesitamos volver a circular libremente por la Argentina. Esto no es sano. La cuarentena eterna nos hizo mucho daño. Tenemos que volver a normalizar el país lo antes posible", disparó Macri, cuestionando nuevamente la gestión de la crisis sanitaria del gobierno de Alberto Fernández

 

"Estoy muy preocupado y triste. Veo la angustia de la gente sobre su presente, su salud, su trabajo y su futuro. Nunca la Argentina estuvo movilizada como hoy", agregó el expresidente. "Cuánto más atropello, más firmes. Sigan batallando para volver a normalizar el país", cerró.

 

En un tono electoral, Macri recordó que en 2011 "nos decían armen un partido". En obvia alusión a la frase de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que cuestionaba a la oposición y reclamaba que disputen políticamente. "Nos decían armen un partido, compiten y ganen elecciones. Lo hicimos y ganamos. Y lo vamos a volver a hacer", arengó Macri a su tropa.

 

 

 

Tras ese mensaje, destacó que el PRO "volverá" al Gobierno "con los mismos valores y el mismo ADN". Hubo una pausa y una explicación: "El ADN PRO es construir, dialogar. Rompimos límites al sumar a Carrió, Sanz y luego Pichetto", aclaró. La última frase no es menor y es simbólica: en un momento en el que JxC vive una grieta entre ampliar su base de sustentación o reforzar el núcleo duro, la idea de Macri de respetar el espíritu amarillo podría implicar repetir la misma receta y las mismas caras. Sin embargo, se encaró de aclarar que la oposición "precisa" construir con otros espacios, como previamente remarcaron Vidal y Rodríguez Larreta, que insisten con "ampliar hacia el centro" la coalición opositora.

 

A su turno, Rodríguez Larreta abandonó su discurso habitual sobre la gestión porteña y, ante los propios, ensayó un mensaje netamente político. "Nuestro objetivo es ganar la elección del 2021. Ya empezamos a trabajar desde hoy porque queremos ganar en cada provincia", destacó y arengó a invitar a "todos los que quieren estar". "Tenemos que sostener nuestra vocación de poder. Decirlo sin pruritos. Nuestro objetivo es consolidar el PRO dentro de JxC", cerró el jefe de Gobierno.

 

 

 

"Quiero reconocer a los referentes de nuestro espacio que ocupan un cargo de responsabilidad. Gobernadores, intendentes, diputados, concejales porque lo han hecho de una manera que nos enorgullece", marcó la exgobernadora. Nuevamente, el mensaje de apoyo de Vidal a los dirigentes PRO con responsabilidad de gestión amenazaba con atizar la grieta entre halcones y palomas. Rápidamente, para no herir susceptibilidades, Vidal sostuvo: "También quiero reconocer a quienes no tuvieron un cargo en estos meses porque le pusieron el cuerpo. Envolviéndose en una bandera, tocando una cacerola en paz y diciendo 'No'".

 

Durante toda la jornada, los popes del PRO buscaron calmar ánimos y achicar la grieta interna para mantener la unidad de cara a las elecciones de 2021.

 

 

 

"Tenemos que tener una mirada muy federal. Tenemos que ayudar a todos los referentes nuestros porque queremos ganar en todo el país. Falta menos de un año. Tenemos que tener una actitud de ampliar, nuestra aspiración es ganar la elección y eso implica una vocación de seguir sumando", agregó Larreta.