X

Durante la ausencia del Presidente, que viaja a Israel y después al Vaticano, Cristina mantendrá un perfil ultra bajo. Ni se acercará a la Casa Rosada y evitará apariciones públicas.

Por 20/01/2020 18:21

Sin agenda pública ni paso por la Casa Rosada, a tono con lo que fue su estrategia de campaña, Cristina Fernández de Kirchner mantendrá un bajísimo perfil mientras le toque estar a cargo de la Presidencia de la Nación durante el viaje que Alberto Fernández hará a Israel para participar del Día Internacional de Recordación del Holocausto.

El Presidente dejará el país este martes después del mediodía en un vuelo de línea de Alitalia, volará a Tel Aviv vía Roma y volverá a Buenos Aires el sábado por la mañana. En ese lapso, la vicepresidenta “no tendrá agenda pública” ni irá a la Casa Rosada, explicaron a Letra P voceros de Cristina.

La expresidenta quiere evitar que su ejercicio al frente del Ejecutivo por ausencia de Fernández genere cualquier tipo de especulación sobre el rol de cada uno en el Gobierno. Por eso, salvo que el Presidente lo requiera, evitará hacer apariciones públicas.

 

 

Cristina y Fernández cenaron en Olivos el miércoles pasado, tres días después de que la expresidenta volviera de Cuba, donde estuvo dos semanas junto a su hija, Florencia, que está en la isla bajo tratamiento médico. Durante ese encuentro, el Presidente y la vice analizaron la marcha del Gobierno, evaluaron el temario de las sesiones extraordinarias del Congreso y abordaron la cuestión de la agenda internacional de Fernández.

El encuentro con Cristina hizo que el Presidente decidiera poner a Israel como primer destino internacional de su mandato. Hasta ese día, en la Casa Rosada trabajaban para ubicar en ese lugar el viaje al Vaticano para ver al papa Francisco, el 31 de enero. Pero la reunión de Fernández con la vicepresidenta alteró los planes.

Durante la cena, el Presidente le comentó a Cristina que tenía una invitación de Israel en carpeta. En conjunto, hicieron un análisis de la importancia estratégica de que Fernández participara del encuentro, en el que habrá líderes mundiales como el francés Emmanuel Macron y el ruso Vladimir Putin, justo cuando Argentina negocia la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), con asistencia de Estados Unidos, socio estratégico de Israel. La expresidenta le hizo saber a Fernández que consideraba “oportuno” el viaje y el Presidente terminó de tomar la decisión. Esa misma noche puso a su equipo a trabajar en la agenda.

 

 

Fernández participará el miércoles por la noche de una cena junto a presidentes y líderes mundiales y, un día después, todos juntos irán al acto central en conmemoración del 75 aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, en Polonia. El viernes por la mañana se reunirá con el presidente Israelí, Reuven Rivlin, y en la Cancillería trabajan para cerrar encuentros bilaterales con Macron y Putin. El Presidente viajará acompañado por su vocero, Juan Pablo Biondi; su pareja, Fabiola Yáñez; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; el canciller, Felipe Solá; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; y el diputado Eduardo Valdés.  A su vuelta de Israel, el mismo sábado, el Presidente pretende viajar a Mar del Plata para recibir a la Fragata Libertad. 

INVISIBLE. Cristina, por su parte, no solo no tiene previsto pisar la Casa Rosada ni hacer nada que altere el orden del Gobierno, sino que tampoco se dejará ver por el Senado ni por el Instituto Patria. Desde el 10 de diciembre, la vicepresidenta no volvió a pasar por su oficina ubicada en el edificio de Rodríguez Peña 80 y concentró sus actividades y reuniones en su casa. A la Cámara alta asistió los días que las actividades requirieron específicamente su presencia, como la sesión que se celebró el 20 de diciembre para aprobar la Ley de Solidaridad Social.  

Según pudo saber Letra P, el Senado volvería a sesionar recién la primera semana de febrero para tratar el temario que enviará el Poder Ejecutivo, que podría incluir la reforma de las jubilaciones de privilegio, Ley de Alquileres, Ley de Góndolas, la creación del Consejo Económico y Social y la reforma judicial.

BOLETÍN OFICIAL. Antes de que el Presidente viaje por primera vez al exterior, el Gobierno publicó este lunes en el Boletín Oficial un decreto por el cual derogó una resolución de Mauricio Macri que establecía "un mecanismo de comunicación y registro de los viajes presidenciales al exterior con intervención de la Casa Militar". El decreto devuelve a la Escribanía General del Gobierno de la Nación la potestad de cumplir de manera estricta el cometido correspondiente a esos registros.