X

Macri culpó al kirchnerismo y a sus votantes por la tormenta financiera

“El mundo no le confía al kirchnerismo. No tienen creedibilidad", argumentó sobre la volatilidad cambiaria. “Voy a ayudar en lo que pueda”, dijo. Cero autocrítica.
Redacción 12/08/2019 16:25

El presidente Mauricio Macri llamó a una conferencia de prensa tras la derrota frente al candidato Alberto Fernández y agitó nuevamente la polarización, ahora en su versión más extrema: enojado y evitando la más mínima autocrítica, el candidato Juntos por el Cambio apeló a la campaña del miedo y le adjudicó al kirchnerismo, al Frente de Todos y, en consecuencia, a la mitad del electorado que votó por ese espacio la responsabilidad por la tormenta financiera de este lunes. "Yo voy a ayudar en lo que pueda", se limitó a prometer.

 

 

“El problema mayor que tenemos los argentinos es que la alternativa kirchnerista no tiene creedibilidad en el mundo. No tiene la confianza necesaria para que la gente quiera invertir en el país”, sostuvo Macri para explicar el sacudón económico. El Presidente admitió que en las PASO se expresó una "bronca acumulada de todo el proceso económico de estos tres años y medio".

 

 

“El kirchnerismo debería construir creedibilidad”, le reclamó a la fuerza que obtuvo este domingo casi el 47,32% de los votos. “De la euforia que había en el mundo económico el viernes, a partir de encuestas equivocadas, veíamos gente que venía a invertir y comprar empresas. El día lunes, ante el resultado desfavorable al Gobierno, hemos tenido un día muy malo”, se lamentó el Presidente.

“Estamos intentando hacer algo que el mundo ya probó y le fue bien, como Chile, Colombia, Perú, y el kirchnerismo probó otro modelo y fracasó, por eso la reacción de los mercados", dijo Macri para justificar el alza del dólar y del riesgo país y la caída de las acciones de las principales empresas argentinas.

“Ganaron y nos desconectaron un poco del mundo. Las empresas nuestras pierden valor, pierden capacidad de crecer y generar empleo”, atizó el Presidente. Durante toda la conferencia, el jefe de Estado no hizo autocrítica y profundizó la campaña del medio a través de la confrontación directa con el kirchnerismo y con Alberto Fernández.

El precandidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, contribuyó a esa lógica al remarcar: "No le echamos la culpa a la gente de cómo ha votado, pero le pedimos que analice los efectos y las consecuencias", subrayó.

 

 

Macri adelantó que le pidió a su equipo económico que "prepare todas las medidas necesarias para cuidar a todos los argentinos". "Nos tenemos que hacer cargo de que el proceso electoral no castigue aún más a los argentinos", remarcó.

“A partir de lo que pasó hoy en los mercados las cosas no van a mejorar. Tenemos que hacernos cargo. El problema mayor que tenemos los argentinos es que la alternativa kirchnerista no tiene creedibilidad en el mundo. No tiene la confianza necesaria para que la gente quiera invertir en el país”, insistió.