X

Encuestas, topes y mediadores: cómo se liman las listas de Todos en la Cuarta

Negociaciones abiertas en los distritos sin tierra. Los que están cerca de la unidad y los que se encaminan a la interna. Tres listas, el límite. Los intendentes, sin condicionamientos.
Por 19/06/2019 16:21

En el marco de negociaciones frenéticas de cara al cierre de listas del próximo sábado, en una jurisdicción clave del interior bonaerense como la Cuarta sección electoral el peronismo que confluye en el Frente de Todos comienza a pulir el tupido escenario interno que se presenta en varios distritos sin tierra, actualmente administrados por Cambiemos. Con una mesa de coordinación seccional, el objetivo es lograr listas de unidad en la mayor cantidad de comunas, aunque manteniendo la opción de internas en las PASO de no lograrse acuerdo.

Se fijó un máximo tolerable de tres listas por distrito y requisitos para competir: cada oferta debe demostrar –por trayectoria, resultados pasados y encuestas- que puede aportar al espacio pensando en octubre. Distinto es el caso de los municipios donde el peronismo gobierna. Allí, los intendentes que van por la reelección se comprometieron a trabajar en la integración de todos los sectores dentro de la lista de unidad “pero sin condicionamientos”, aclaró a Letra P uno de los jefes comunales consultados.

Más allá de ese requisito de mayor autonomía al momento de diseñar sus listas, ya hay jefes comunales que cumplieron con ese cometido de integrar a todos los sectores. Uno de los mandatarios municipales consultados por este medio detalló que como cabeza de lista para el Concejo Deliberante anotó a un dirigente de su extracción pero que, a partir del segundo casillero, fue mechando con miembros del Frente Renovador, el Movimiento Evita, La Cámpora, Kolina y agrupaciones vecinales.

 

 

La mesa de coordinación seccional está conformada por un referente de cada socio mayoritario del Frente de Todos. Por el PJ figura el intendente de Carlos Casares, Walter Torchio; por Unidad Ciudadana, el diputado Avelino Zurro; y por el Frente Renovador, el intendente de General Pinto, Alexis Guerrera.

La función central de esta mesa es articular con los referentes distritales el diseño de las listas locales poniendo “los esfuerzos para conformar la mejor lista posible si se logra la unidad y, si no, que la interna sea lo más razonable”, sintetizó uno de los armadores consultados.

En línea directa con los referentes de cada fuerza en cada distrito, los armadores seccionales también tienen el rol de mediación y búsqueda de acercamiento de posiciones en aquellos puntos donde el escenario interno asoma más áspero.

 

 

Como un lineamiento válido para todo el territorio bonaerense, si no se logran limar asperezas, hay un tope de tres listas para dirimir el candidato que juegue en octubre. “Manejamos algo de encuestas, algo de resultados de elecciones pasadas, es un mix”, señaló a este medio uno de los armadores provinciales sobre el proceso de preselección de candidatos. “Si no hay forma de poder conciliar, que haya dos y, como un extremo, que haya tres”, añadió.

Del ideal al máximo de tolerancia hay distritos para todos los gustos en el noroeste bonaerense. Y, aunque las negociaciones están abiertas en todos los distritos sin tierra, asoman algunos casos más complejos que otros. En municipios como 9 de Julio se puede llegar al extremo de tres listas. Allí, aparecen con intenciones el ex jefe regional de Anses Mauro Esteban y los concejales Guillermo Rodríguez (EDA) y Juan Pablo Parise (Unidad Ciudadana), en tanto que también figura el médico pediatra José María Giulidoro, quien posee el respaldo del concejal Eduardo Vicente.

En Junín, suena fuerte la precandidatura de uno de los dirigentes de confianza de Sergio Massa, el ex intendente de ese distrito y actual director del Bapro Mario Meoni. En efecto, sabido es que el Frente Renovador no presentará postulantes a la intendencia en la gran mayoría de los distritos y se encorsetará en las comunas que ya administra y en distritos donde considera que posee candidatos competitivos. Tal sería el caso de Junín. De todos modos, esa no sería razón suficiente para evitar la interna. En el armado seccional, por lo pronto, avizoran un enfrentamiento interno con la concejala de Unidad Ciudadana Victoria Muffarotto.

 

 

En lo que refiere a los distritos donde se está avanzando en la confección de una lista de unidad, referentes de esta jurisdicción ven con buenas perspectivas a Lincoln y consideran que se pueden limar asperezas en Chivilcoy, Rivadavia, Trenque Lauquen y General Villegas.

La discusión por estas horas se centra en los lugares en la lista de concejales. Calculadora, antecedentes y encuestas en mano, la discusión en torno a los casilleros de privilegio abren advertencias de desafíos internos en agosto. “Son cuestiones que hasta el último día cada distrito negocia contrarreloj”, admitieron para analizar: “Donde no somos gobierno, la unidad es más complicada porque normalmente hay dos posturas y ahora tenés que integrar al Frente Renovador a último momento, por lo que se abre una brecha de negociación que se tiene que resolver en solo una semana”.

De todos modos, en el armado seccional ponderaron que, “en líneas generales, independientemente de las diferencias, no hay conflictividad importante. Quizás puede haber enojos de un dirigente pero no del espacio y esa situación es buena”, evaluaron.