X
“No esperen que dos dirigentes puedan hacer todo”, aseguró la precandidata a vicepresidenta durante el primer acto que compartió con su compañero de fórmula Alberto Fernández en Merlo.

A una semana de confirmar la fórmula que compartirá con Alberto Fernández, la precandidata a vicepresidenta Cristina Kirchner, volvió a convocar a un nuevo "contrato social" entre todos los sectores al advertir que “dos dirigentes no podrán hacer todo", durante un acto en la localidad bonaerense de Merlo.

"No esperen que dos dirigentes puedan hacer todo. Entre todos tenemos que exigir que distintos espacios políticos, sociales, económicos, empresarios, medios de comunicación, podamos celebrar un nuevo contrato social que nos permita entender que no hay triunfos individuales ni realizaciones individuales si no es colectiva la realización de una sociedad", destacó la líder de Unidad Ciudadana.

 

 

El primer acto juntos de los Fernández se produjo por la reinauguración de la quinta municipal La Colonial que pasa a llamarse "Parque Municipal Presidente Néstor Carlos Kirchner". La fecha coincide justo cuando se cumplen 16 años del día que el ex mandatario asumió la presidencia de la Nación.

Luego de  trazar un paralelismo con el 25 de Mayo de 2010, Cristina dijo que día a día se pregunta "qué fue lo que nos pasó para este presente tan dramático". "¿Cuánta gente sigue yendo al mismo trabajo que tenía antes, y cómo vive ahora y cómo vivía antes? No eran solamente ellos los que tenían que vivir bien", agregó.

"Tenemos que recuperar el espíritu que nos animó a todos los argentinos sin distinciones en ese bicentenario Siento que lo podemos hacer, lo tenemos que hacer. Yo me siento obligada a tener que hacerlo", resaltó ante la atenta mirada de su compañero de fórmula, Alberto Fernández, quien horas antes había participado de un acto homenaje a Néstor Kirchner en el estadio de Ferro.

 

 

Distendida, la ex mandataria dio su discurso de pie por pedido del público y bromeó 

Por su parte, Alberto Fernández señaló: "Los que están acá son los que están convencidos de que somos una salida a este momento gris de la Argentina, pero les pido que vayan a buscar y convencer a los demás argentinos, a los que creyeron y los defraudaron".

En un discurso que estuvo a tono con el que dio en Ferro, el ex jefe de Gabinete dijo que trabajará para "sacar del fondo a los cuatro millones de pobres que dejó (Mauricio) Macri".

 

 

 Y remarcó la línea que será fundamental para la campaña electoral al señalar: “Con Néstor entramos a un laberinto, yo estuve en ese laberinto, tengo la experiencia, y supimos salir de ese laberinto de los que nos metieron. Y lo vamos a volver a hacer todos juntos”, cerró.

Los oradores estuvieron sentados en un escenario con una puesta en escena similar a la presentación del libro ‘Sinceramente’ de Cristina en la Feria de Libro, que será el formato de campaña empleado por la fórmula Fernández-Fernández distanciándose un poco de la tradicional liturgia peronista, aunque los militantes le pidieron que se pare. 

El tercero en la mesa fue el intendente peronista anfitrión, Gustavo Menéndez, quien definió a Alberto Fernández como “el único capaz de tender los puentes necesarios para que la Argentina se recupere”.