X

Encuestas, medidas fallidas y falta de herramientas oficiales aterran al mercado

Los inversores anticiparon la dolarización de carteras esperada. La pregunta que desvela: ¿qué puede hacer un gobierno debilitado para frenar la tendencia? Lo que aconsejan los asesores.
Por 25/04/2019 14:20

Justo cuando el Gobierno se ilusionaba con haberse curado en salud y haber pateado para mediados de año el peligro de un recrudecimiento de la crisis financiera, la turbulencia volvió este jueves con toda su crudeza, destrozando todo lo que sea activos argentinos, desde bonos hasta acciones, pasando, claro, por el propio peso.

No deja de ser una paradoja que el nuevo estallido se pruduzca justo cuando está por cumplirse un año del día en que puede darse por iniciada la crisis de 2018: según recordó el diario Ámbito Financiero, el 26 de abril de 2018, la empresa TGS (Transportadora de Gas del Sur) fue la última que logró colocar deuda en Nueva York, en concreto, un bono por 500 millones de dólares a siete años y al 6,75% anual. Después de eso, comenzó la era de hielo del mercado externo con la administración de Mauricio Macri.

No hay forma de que un salto del dólar de casi el 10% en apenas dos días no le ponga pimienta a la inflación de abril.

Aún si el Banco Central y el Gobierno lograsen encapsular el dólar, no habría forma de que un salto de casi el 10% en apenas dos días no le pusiera pimienta a la inflación de abril, que antes de este episodio ya se proyectaba en un 4%. ¿Qué será del Plan Felices Pascuas, ese combo de medidas populistas destinadas a mantener lo más contenidas posible a la población de bajos ingresos y a la clase media? ¿Qué de los Precios Esenciales congelados? ¿Y qué de las disposiciones cambiarias que, flexibilidad del Fondo Monetario Internacional (FMI) mediante, le permitieron al Tesoro vender 60 millones de dòlares diarios dentro de la "zona de no intervención" y al Banco Central ignorar el piso de la banda. Señales para que quien tuviera dólares saliera a venderlos, aunque hoy todos parecen comprar.

"Todo sigue muy mal: sigue la desconfianza y parece incluso haberse acelerado. Parece que se repite la película del año pasado, pero esta vez con un gobierno que tiene menos herramientas para cambair el curso", le dijo a Letra P el analista financiero Christian Buteler.

"El volumen que se está negociando en el mercado de cambios es importante, en línea con lo que pasó el martes y el miércoles, aunque no en la medida de abril del año pasado", agregó.

 

 

En tanto, el director de Portfolio Personal Inversiones, Pablo Castagna, señaló en diálogo con este portal que "esto es claramente una mezcla de incertidumbre política e incertidumbre económica; las dos se retroalimentan. La posibilidad de regreso del populismo y las decisiones de política económica recientes, poco convincentes, generan desconfianza".

"Para colmo, el proceso electoral es demasiado largo y los tenedores de activos argentinos, especialmente de bonos, lo que marca el riesgo país, ante esta incertidumbre dicen: 'Entre tener 100 a futuro, prefiero vender hoy a 90, a 80, el precio que sea'. Esa es la lectura general de lo que está pasando, dijo.

"Lo mismo pasa con el tipo de cambio -agregó Casgatgna-. En este contexto de incertidumbre cambiaria, pensando que pueda subir más mañana, a muchos no les importa a qué precio compran el dólar".

 

 

La pregunta clave es: ¿esto va a seguir?

Castagna cree que sí. "Estamos ante un proceso largo y no veo que el Gobierno tenga muchas herramientas para salir a contener lo que está pasando. Eso es lo preocupante, porque genera un círculo vicioso".

El hombre de Portfolio Inversiones dijo que a sus clientes les aconseja "que hagan lo que los deja dormir tranquilos. Si tienen miedo a que vuelva Cristina (Kirchner), si tienen temor a una corrida cambiaria y a que el Gobierno siga sin pegar una como hasta ahora, lamentablemente les tengo que decir que venda riesgo argentino. Hay, por ejemplo, fondos comunes de inversión que diversifican activos, con renta fija de otros países y otros papepes de buena calidad fuera de lo que es argentino; ése es un buen lugar para quedarse hasta que pase la tormenta. Ahora, si alguno cree que esto es temporal y que, con la ayuda del Fondo, esos escenarios se van a evitar, bueno, le digo que aguante con activos de buena calidad, por ejemplo, bonos con garantías hidrocarburíferas o los de la Ciudad de Buenos Aires 2021, recordando que rinden 10% en dólares y que la Ciudad no defaulteó ni siquiera en 2001. Eso sí, que evite quedarse con pesos".

Encuestas, medidas fallidas y falta de herramientas oficiales aterran al mercado

Los inversores anticiparon la dolarización de carteras esperada. La pregunta que desvela: ¿qué puede hacer un gobierno debilitado para frenar la tendencia? Lo que aconsejan los asesores.

Justo cuando el Gobierno se ilusionaba con haberse curado en salud y haber pateado para mediados de año el peligro de un recrudecimiento de la crisis financiera, la turbulencia volvió este jueves con toda su crudeza, destrozando todo lo que sea activos argentinos, desde bonos hasta acciones, pasando, claro, por el propio peso.

No deja de ser una paradoja que el nuevo estallido se pruduzca justo cuando está por cumplirse un año del día en que puede darse por iniciada la crisis de 2018: según recordó el diario Ámbito Financiero, el 26 de abril de 2018, la empresa TGS (Transportadora de Gas del Sur) fue la última que logró colocar deuda en Nueva York, en concreto, un bono por 500 millones de dólares a siete años y al 6,75% anual. Después de eso, comenzó la era de hielo del mercado externo con la administración de Mauricio Macri.

No hay forma de que un salto del dólar de casi el 10% en apenas dos días no le ponga pimienta a la inflación de abril.

Aún si el Banco Central y el Gobierno lograsen encapsular el dólar, no habría forma de que un salto de casi el 10% en apenas dos días no le pusiera pimienta a la inflación de abril, que antes de este episodio ya se proyectaba en un 4%. ¿Qué será del Plan Felices Pascuas, ese combo de medidas populistas destinadas a mantener lo más contenidas posible a la población de bajos ingresos y a la clase media? ¿Qué de los Precios Esenciales congelados? ¿Y qué de las disposiciones cambiarias que, flexibilidad del Fondo Monetario Internacional (FMI) mediante, le permitieron al Tesoro vender 60 millones de dòlares diarios dentro de la "zona de no intervención" y al Banco Central ignorar el piso de la banda. Señales para que quien tuviera dólares saliera a venderlos, aunque hoy todos parecen comprar.

"Todo sigue muy mal: sigue la desconfianza y parece incluso haberse acelerado. Parece que se repite la película del año pasado, pero esta vez con un gobierno que tiene menos herramientas para cambair el curso", le dijo a Letra P el analista financiero Christian Buteler.

"El volumen que se está negociando en el mercado de cambios es importante, en línea con lo que pasó el martes y el miércoles, aunque no en la medida de abril del año pasado", agregó.

 

 

En tanto, el director de Portfolio Personal Inversiones, Pablo Castagna, señaló en diálogo con este portal que "esto es claramente una mezcla de incertidumbre política e incertidumbre económica; las dos se retroalimentan. La posibilidad de regreso del populismo y las decisiones de política económica recientes, poco convincentes, generan desconfianza".

"Para colmo, el proceso electoral es demasiado largo y los tenedores de activos argentinos, especialmente de bonos, lo que marca el riesgo país, ante esta incertidumbre dicen: 'Entre tener 100 a futuro, prefiero vender hoy a 90, a 80, el precio que sea'. Esa es la lectura general de lo que está pasando, dijo.

"Lo mismo pasa con el tipo de cambio -agregó Casgatgna-. En este contexto de incertidumbre cambiaria, pensando que pueda subir más mañana, a muchos no les importa a qué precio compran el dólar".

 

 

La pregunta clave es: ¿esto va a seguir?

Castagna cree que sí. "Estamos ante un proceso largo y no veo que el Gobierno tenga muchas herramientas para salir a contener lo que está pasando. Eso es lo preocupante, porque genera un círculo vicioso".

El hombre de Portfolio Inversiones dijo que a sus clientes les aconseja "que hagan lo que los deja dormir tranquilos. Si tienen miedo a que vuelva Cristina (Kirchner), si tienen temor a una corrida cambiaria y a que el Gobierno siga sin pegar una como hasta ahora, lamentablemente les tengo que decir que venda riesgo argentino. Hay, por ejemplo, fondos comunes de inversión que diversifican activos, con renta fija de otros países y otros papepes de buena calidad fuera de lo que es argentino; ése es un buen lugar para quedarse hasta que pase la tormenta. Ahora, si alguno cree que esto es temporal y que, con la ayuda del Fondo, esos escenarios se van a evitar, bueno, le digo que aguante con activos de buena calidad, por ejemplo, bonos con garantías hidrocarburíferas o los de la Ciudad de Buenos Aires 2021, recordando que rinden 10% en dólares y que la Ciudad no defaulteó ni siquiera en 2001. Eso sí, que evite quedarse con pesos".