X
Es el primer encuentro del mandatario electo con miembros de la Iglesia tras confirmar su intención de avanzar con la legalización del aborto. En la omilía “por la unidad y la paz” estuvo con Macri.
Redacción 08/12/2019 12:49

El presidente electo, Alberto Fernández, y gran parte de su gabinete asistieron a la convocatoria de la Iglesia para participar de los festejos por el Día de la Inmaculada Concepción de María. Así, el debut de la mayoría de los nuevos funcionarios nacionales coincidió con el primer encuentro del mandatario con autoridades de la Iglesia tras confirmar la intención de impulsar la legalización del aborto.

Fernández llegó acompañado de su pareja, Fabiola Yañez. En la Basílica de Luján lo esperaban el intendente electo, Leo Boto, y varios de los presentados como futuros ministros. Entre otros asistieron el futuro jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y quienes ocuparán las carteras de Educación, Nicolás Trotta, de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Planeamiento Estratégico, Gustavo Béliz; de Medio Ambiente, Juan Cabandie, el futuro canciller, Felipe Solá; y el próximo ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo. Además, asistió el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna; el sindicalista Héctor Daer y el dirigente social, Juan Grabois.  

 

 

El nuevo equipo de gobierno asistió a la invitación cursada por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), Oscar Vicente Ojea, quien encabezó el oficio religioso en la explanada de la Basílica. Durante la misa "por la unidad y la paz", Fernández coincidió con el actual presidente, Mauricio Macri, que llegó junto a su esposa, Juliana Awada y un importante número de funcionarios nacionales y referentes de Juntos por el Cambio. Durante la ceremonia, los dirigentes se sentaron uno al lado del otro y se saludaron en dos ocasiones ante el rito litúrgico del “beso de la paz”.

El presidente electo necesita sostener el pacto social con el sector eclesiástico, pese a las reacciones contrarias que despertaron entre los miembros de la Iglesia la posición de Fernández a favor de la legalización de la interrupción voluntario del embarazo.

La homilía estuvo a cargo del arzobispo de Mercedes – Luján, Jorge Eduardo Schening. Durante su mensaje pidió "volver a dialogar" y construir políticas que "trasciendan los gobiernos”. “Estamos agotados de tantos desencuentros y peleas. No se trata de una unidad homogénea o hegemónica, sino de una unidad necesaria para construir el país deseado y salir del laberinto en el que nos encontramos", manifestó Scheinig.

En ese marco, consideró necesario "promover una cultura del encuentro" y "volver a dialogar todas las veces que sea necesario".