X

Se recluyó en Olivos. Almorzó con el gabinete, siguió la nueva trepada de la moneda estadounidense y repasó el operativo diseñado por el oficialismo para cuidar sus votos.

Redacción 25/10/2019 18:51

A la espera de la votación del domingo, el presidente Mauricio Macri pasó su jornada en la Quinta de Olivos para ponerse al tanto de todos los detalles del operativo que desplegará Juntos por el Cambio para fiscalizar los comicios. Además, siguió de cerca la nueva suba de la cotización del dólar.

Sin actividad oficial tras haber cerrado su campaña este jueves por la noche en Córdoba, el mandatario se recluyó en Olivos para estar al tanto de la volatilidad en el marcado cambiario en el último día hábil antes de las elecciones y, al respecto, recibió información suministrada por el Banco Central y el Ministerio de Economía.

Al mediodía, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, realizó el habitual almuerzo en Olivos con ministros y otros funcionarios, aunque esta vez el encuentro estuvo encabezado por el propio Macri, que se sumó a la comida en los jardines de la residencia.

 

 

Estuvieron allí los ministros Rogelio Frigerio, Jorge Faurie, Hernán Lacunza, Dante Sica, Patricia Bullrich, Andrés Ibarra, Carolina Stanley y Germán Garavano, además del secretario de Comunicación Pública, Jorge Grecco, entre otros.

Según la agencia Télam, los funcionarios vieron a un Macri sonriente y aún confiado en la posibilidad de forzar un ballotage frente al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, tras la dura derrota en las PASO.

Macri repasó el operativo de fiscalización dispuesto por el oficialismo para este domingo en las distintas mesas que habrá en los cerca de 14 mil centros de votación.

El oficialismo analizó también la campaña del #SíSePuede" basada en 30 marchas por todo le país que imprimió un fuerte cambio respecto a los actos cerrados de la campaña para las primarias.

En esa reunión, de la que participó también el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba, el Presidente expresó su satisfacción por las movilizaciones, en las que en varias de ellas logró reunir a una multitud.

También el mandatario repasó el operativo de fiscalización dispuesto por el oficialismo para este domingo en las distintas mesas que habrá en los cerca de 14 mil centros de votación.

El propio Macri reconoció durante la campaña que cerró este jueves su espacio político estuvo "un poco dormido" en el control de sufragios durante las PASO.