LA METAMORFOSIS

Oposición cosecha tardía: Stolbizer castiga duro a su (¿ex?) amiga Vidal

Hace dos semanas dijo que la gestión de la gobernadora es “tan mala” como la de Scioli. Ahora denuncia “el escándalo” de los aportes truchos. En 2016 tuvo que negar que se integraba al gabinete PRO.

Sentada en el ring side, desde donde mira la política tras la fallida alianza electoral con Sergio Massa -en 2017, el fallo inapelable de las urnas la dejó afuera de todo-, Margarita Stolbizer lanza golpes de oposición tardía. Para eso, eligió como objetivo a su (¿ex?) amiga María Eugenia Vidal, gobernadora de la provincia de Buenos Aires.

 

“Sigue el escándalo: ahora la Gobernadora nombra Contadora Gral a Maria Inza, exinterventora del PRO, responsable de afiliaciones y aportes truchos, tesorera de Cambiemos, y quien aprobó los contratos de Gas a DeVido/Baratta. Es necesaria una explicación antes de asumir”, escribió este martes en su cuenta de Twitter la líder del partido GEN, fuerza que alcanzó la representación cero en el Congreso y en la Legislatura bonaerense.

 

No es un golpe aislado: el 13 de junio pasado, en una entrevista con el diario platense El Día, Margarita comparó a la gestión de Vidal con la del antecesor de la mandataria PRO, Daniel Scioli.

 

La performance institucional de la actual jefa del Estado bonaerense es “tan mala” como la del peronista que después llegaría hasta las puertas mismas de la Casa Rosada y hoy, en medio de la aceleración de la crisis que jaquea al gobierno de Mauricio Macri, se dedica a ponderar la relevancia social del deporte.

 

“En las áreas claves, educación, salud y seguridad, (Vidal) no puede mostrar absolutamente ningún avance con respecto a la gestión anterior”, completó el concepto Stolbizer.

 

ÍNTIMAS. A este modo oposición dura llega Margarita tras una amplia parábola que comenzó en 2016, acaso arrastrada por la euforia anti K, en encuentros de té y scons que consolidaron una amistad de coincidencias políticas y confesiones personales con la entonces flamante gobernadora.

 

 

2017. Campaña por la avenida del medio, aunque ese concepto no le gustaba.

 

 

Como informó Letra P en julio de ese año, Stolbizer y Vidal cultivaban por ese entonces una relación de amigas íntimas sazonada por pronunciamientos políticos que beneficiaban también al Presidente. “Macri no le sacó la comida a la gente; la gente no come desde antes", llegó a decir.

 

Tal era, en aquel amanecer de Cambiemos, la sintonía de Stolbizer con Vidal -los legisladores bonaerenses que todavía tenia el GEN acompañaban todas las iniciativas del Ejecutivo en el Parlamento provincial-, que tuvo que negar que pensara en integrarse el gabinete bonaerense, aunque aclarando que, de todos modos, ayudaría a la gobernadora en todo lo que pudiera porque “se lo merece por la clase de persona que es”.

 

El derrotero desde esa oposición oficialista a esta última versión de choque encontró a Stolbizer, en la campaña de 2017, en la massista avenida del medio, de la que, con todo, renegaba: "Hemos formulado una alternativa para que los argentinos no tengan que elegir entre los corruptos que se fueron o los insensibles que hoy gobiernan para unos pocos”, dijo en agosto de ese año electoral, en la previa de las elecciones que la convirtieron en una voz marginal de la discusión política.

 

Maximiliano Pullaro, con Angelini y Scaglia.
Rolando Figueroa gana autonomía ante la Casa Rosada con un bono de U$S 500 millones para reactivar obras

También te puede interesar