Municipios BA

Nepotismo y robo: la doble denuncia que pone en jaque a intendente de Cambiemos

Mauricio Gómez de San Vicente quedó en el centro de la polémica luego que su jefe de gabinete retuviera el celular de un periodista tras indagar acerca de la presencia de 25 parientes en su equipo.

El nepotismo volvió a ponerse en agenda luego que dirigentes de la oposición del distrito bonaerense de San Vicente denunciaran que el intendente de Cambiemos, Mauricio Gomez, se resistiera a aplicar en su municipio la veda de parientes, medida de ajuste impulsada por el presidente Mauricio Macri. La negativa terminó en polémica luego que el propio jefe comunal insultara en conferencia de prensa a un concejal peronista y tras las acusaciones de un periodista local contra el jefe de gabinete, a quien denunció por golpearlo y robarle el celular.  

 

En las últimas horas el jefe comunal de San Vicente, parte de la tropa de María Eugenia Vidal en el territorio bonaerense, intentó aplacar la polémica generada por la denuncia de nepotismo motorizada por el concejal de Unidad Ciudadana, y futuro rival en las elecciones 2019, Nicolás Mantegazza, quien hace unos días se puso al frente de un raid mediático en el que dio cuenta sobre la presencia de 25 familiares del intendente en su equipo de Gobierno, pese a que el Presidente impulsó, vía decreto, la prohibición de estos nombramientos a nivel nacional y aconsejó su aplicación en el resto de los niveles.

 

Sin embargo, el intento de bajar el tono de la denuncia se transformó en escándalo luego que Gómez calificara a Mantegazza de “hijo de mil puta y mala persona”. “Esto fue un golpe y un intento de desestabilizar a mi gobierno por parte de esta gente”, argumentó y agregó: “Estoy dispuesto a no perdonarle ninguna a esta gente”, dijo el intendente.

 

"Insaurralde quiere instalarnos en San Vicente una sucursal de Lomas de Zamora", lanzó Gómez en referencia a su par lomense y agregó: "Todos sabían que parte del equipo iba a ser formado por mi familia", insistió Gómez en la conferencia de prensa.

 

 

 

El ápice del escándalo se alcanzó cuando su jefe de gabinete, Federico Cantó, le arrebató el teléfono celular a un periodista de un medio local en medio de golpes y forcejeos, luego que este insistiera con las preguntas sobre las vinculaciones de parientes en su equipo de Gobierno.

 

Según denunció Nicolás Rossi, periodista del portal El Ojo de San Vicente, Cantó le arrebató el  celular cuando intentaba grabar el momento en que era agredido. Diario Sur detalla que el jefe de gabinete se habría metido en una oficina y minutos después le habrían devuelto a Rossi el teléfono. Sin embargo, los representantes del sitio web aseguraron que solo les devolvieron una funda.

 

Guillermo Francos, logró destrabar la ley ómnibus. 

Las Más Leídas

También te puede interesar