X

El interbloque Argentina Federal y el massismo presentaron un nuevo pedido para tratar el proyecto que frena los aumentos. El ministro había calificado a la oposición de "demagógica y populista".

Por 04/05/2018 16:44

Pese a las críticas que recibió por parte del ministro Nicolás Dujovne, al pedido de la Rosada a los gobernadores y a las declaraciones de algunos mandatarios provinciales, como Juan Schiaretti, que se pronunció en contra de la intervención del Congreso, el interbloque Argentina Federal y el massismo ratificaron este viernes el pedido de sesión especial para el miércoles 9 para tratar el proyecto de Tarifas Justas, que le pone un límite a los aumentos de las facturas de los servicios públicos.

La nota con el pedido de sesión especial fue presentada al presidente de la Cámara, Emilio Monzó, con las firmas de los diputados del interbloque Argentina Federal Pablo Kosiner (Salta), Pablo Yedlin (Tucumán), Sergio Ziliotto (La Pampa), Carolina Moisés (Jujuy) y Diego Bossio (Buenos Aires); los representantes del Frente Renovador Graciela Camaño, Felipe Solá, Marcela Passo, Alejandro Grandinetti y Marco Lavagna y Araceli Ferreyra, del Movimiento Evita. La propuesta también tiene el apoyo del Frente para la Victoria, que acompañó, con disidencias, el proyecto de ley.

 

 

De esta manera, el peronismo ratificó su voluntad de avanzar en el tratamiento de ley de Tarifas Justas pocas horas después de que el ministro Dujovne calificara a la oposición de "demagógica y populista" y de que algunos gobernadores, como Schiaretti y el misionero Hugo Passalacqua, salieran a marcar sus diferencias.

 

 

“Los peronistas no cogobernamos. Por lo tanto, no corresponde que sancionemos ninguna ley en relación al tema de las tarifas en el Congreso de la Nación”, dijo el miércoles el cordobés. Pocas horas antes, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, había apelado a la “responsabilidad” de los mandatarios como Schiaretti, Juan Manzur (Tucumán) y Juan Manuel Urtubey (Salta) y les había pedido que no apoyaran el proyecto que impulsaban sus propios diputados, que forman parte del interbloque Argentina Federal.

 

 

Pero la respuesta fue dispar. Schiaretti se alineó en lo discursivo, pero uno de sus hombres de mayor confianza, el diputado y vicegobernador en uso de licencia Martín Llaryora, firmó (en disidencia) el dictamen de la Comisión de Presupuesto que unificó a toda la oposición. En el caso de Manzur y Urtubey, el pedido fue directamente ignorado. El salteño Kosiner, presidente del interbloque, es uno de los principales impulsores del proyecto. El tucumano Yedlin, que responde a Manzur, estampó su firma en el pedido de sesión especial.

El misionero Passalacqua, por su parte, aseguró que no avala “la sanción de alguna ley que signifique un perjuicio al Presupuesto que ya fue sancionado oportunamente”, pero dirigió su principal crítica contra uno de los ejes de la ley, que plantea la rebaja del IVA en los servicios públicos, algo que afecta directamente los recursos de las provincias, ya que el IVA es un impuesto coparticipable. Ninguno de sus diputados se sumó al pedido de sesión especial y Jorge Franco, que forma parte de la Comisión de Presupuesto, fue el único miembro del interbloque Argentina Federal que no firmó el dictamen.

Aunque desde el interbloque Argentina Federal ratificaron su voluntad de seguir adelante con la iniciativa, las declaraciones de los gobernadores podrían tener algún impacto en la ley. En el espacio que responde a los mandatarios provinciales admiten que la rebaja del IVA podría llegar a eliminarse en el debate, pero se mantendrán los otros dos ejes: la propuesta de retrotraer las tarifas a noviembre de 2017 y luego plantear una actualización en función del coeficiente de variación salarial. Eso podría sumar a los diputados que en las últimas horas expresaron dudas.

 

 

El pedido de sesión especial para el miércoles 9 a las 12 se suma, así, a otro presentado este jueves por el oficialismo para el mismo día, a las 10.30, para tratar las leyes de financiamiento productivo –antes conocida como de Mercado de Capitales- y de Defensa de la Competencia y la enmienda a un protocolo firmado con Brasil.

En ese escenario, se abre la posibilidad de que el oficialismo y la oposición compitan eventualmente en ver quién alcanza el quórum que se necesita para abrir la sesión o bien que acuerden que todos sesionarán, modificando el temario de alguno de los dos pedidos.

 

 

Fuentes del interbloque Argentina Federal confirmaron a Letra P que, si bien la bancada está dispuesta a debatir las leyes que pide Cambiemos  - en la nota que presentaron a Monzó también incluyeron la ley de financiamiento productivo, que necesita el Gobierno – presionarán para que el proyecto de Tarifas Justas quede primero en el temario, de forma tal que sea el primero en aprobarse.