X

Sin unidad: Massa y Pichetto cerraron con nueve gobernadores y van por cinco más

La "mesa de los cuatro", que ya contaba con Schiaretti y Urtubey, sumó a otros siete mandatarios. Armarán interbloque en el Congreso. Ahora apuntan a Lifschitz, Weretilneck, Zamora, Uñac y Gutiérrez.
Por 21/11/2018 23:13

La mesa que forman Juan Manuel Urtubey, Juan Schiaretti, Sergio Massa y Miguel Ángel Pichetto sumó este miércoles a siete gobernadores del PJ y le agregó volumen al armado del polo del peronismo que busca generar una alternativa electoral para 2019 lejos de Cristina Fernández de Kirchner

“La decisión es conformar una alternativa que compita como una fuerza política en las próximas elecciones”, anunció el cordobés Schiaretti tras la reunión que se celebró en la Casa de Entre Ríos, con Gustavo Bordet como anfitrión. Al entrerriano se sumaron otros seis mandatarios provinciales, que ahora integran formalmente el espacio Alternativa Federal: Mariano Arcioni (Chubut), Sergio Casas (La Rioja), Juan Manzur (Tucumán), Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Hugo Passalacqua (Misiones).

 

 

De esta manera, el peronismo no kirchnerista logra mostrar un polo de poder potente y con volumen electoral, como respuesta al armado que minuciosamente viene haciendo Cristina desde el PJ que comanda José Luis Gioja. La Mesa de Acción Política del partido, que en las últimas semanas sumó a Felipe Solá, la CGT y los movimientos sociales, buscaba arrimar a los gobernadores al espacio institucional para dirimir la interna, una posibilidad a la que hoy los mandatarios provinciales al menos congelaron. 

Designado vocero del encuentro, Schiaretti, gobernador del distrito electoral más grande dentro del espacio, confirmó la decisión de avanzar en “un acuerdo económico, político y social” y ampliar la convocatoria a otros sectores y fuerzas provinciales, como el socialismo, el Movimiento Popular Neuquino (MPN), el GEN de Margarita Stolbizer, y gobernadores que no estuvieron en el encuentro, como el santiagueño Gerardo Zamora y el rionegrino Alberto Weretilneck. En la intimidad de la reunión, fue el propio Schiaretti el que arengó a sus pares para avanzar en la construcción. “¡Vamos a ganar!”, alentó el cordobés en el encuentro, en el que compartieron empanadas. 

 

 

“Tenemos la obligación de darles a los argentinos una alternativa, de mostrar un camino de esperanza en un momento muy difícil”, dijo Massa al llegar, pasadas las 18, mientras en el edificio de la calle Matheu, donde funciona el PJ, Gioja encabezaba una actividad de la formó parte el tucumano Manzur, el último en sumarse al cónclave del peronismo federal. 

Si bien la mesa que forman Pichetto, Urtubey, Massa y Schiaretti hizo su lanzamiento hace dos meses, los gobernadores decidieron esperar a que se despejara en el Congreso la discusión por el Presupuesto para sumarse formalmente al espacio. Una vez superada la instancia parlamentaria, los mandatarios provinciales consideraron que era tiempo de definir en qué espacio jugarían de cara a 2019.
“Tenemos que trabajar para darle volumen a este espacio y llegar a las elecciones con un candidato propio”, confió a Letra P uno de los mandatarios provinciales. 

Además de avanzar en la decisión de armar una alternativa propia a nivel nacional, durante la reunión acordaron que habrá “libertad de acción” para que cada uno cierre en su provincia “los acuerdos que crea convenientes” para ganar elección. Esto es para que, de ser necesario, hagan alianzas con el kirchnerismo a nivel local, pese a la diferenciación a nivel nacional.

 

 

A los gobernadores que se sumaron formalmente este miércoles confían en sumar otros tres, que consideran clave para terminar de inclinar la mesa en favor del peronismo no kirchnerista: Zamora (Santiago del Estero), Carlos Verna (La Pampa) y Sergio Uñac (San Juan). El santiagueño no tiene elecciones en su provincia en 2019 y su vice, José Neder, suele formar parte de las reuniones del PJ que conduce Gioja. En tanto, el sanjuanino prefiere mantenerse por ahora en terreno neutral, aunque los gobernadores apuestan por su acercamiento. “Cuando vean que estamos todos acá, que tenemos volumen y que tenemos chances de ganar, van a venir. La gente ya no quiere volver al pasado”, afirmó uno de los gobernadores que organizó el encuentro. 

Además de los mandatarios provinciales, Massa y Pichetto, en la reunión de la Casa de Entre Ríos estuvieron los senadores Carlos Caserio, Dalmacio MeraPedro Guastavino y Carlos “Camau” Espínola, los diputados Diego Bossio, Martín Llaryora, Juan José Bahillo, Graciela Camaño, Marco Lavagna, Raúl Pérez, Eduardo “Bali” Bucca, Mayda Cresto y Pablo Kosiner, entre otros. 

Los legisladores, que mantuvieron primero un encuentro aparte y luego se sumaron a los gobernadores, comenzaron a organizar lo que será el próximo anuncio del espacio: la decisión de fusionar sus bloques en el Congreso antes de fin de año. 

En paralelo, los dirigentes de Alternativa Federal comenzaron a planificar un encuentro que podría celebrarse en Córdoba para cerrar el año con un encuentro masivo de dirigentes que posicione al espacio como una opción competitiva para pelearle a Cambiemos y al kirchnerismo en 2019.

Sin unidad: Massa y Pichetto cerraron con nueve gobernadores y van por cinco más

La "mesa de los cuatro", que ya contaba con Schiaretti y Urtubey, sumó a otros siete mandatarios. Armarán interbloque en el Congreso. Ahora apuntan a Lifschitz, Weretilneck, Zamora, Uñac y Gutiérrez. 

La mesa que forman Juan Manuel Urtubey, Juan Schiaretti, Sergio Massa y Miguel Ángel Pichetto sumó este miércoles a siete gobernadores del PJ y le agregó volumen al armado del polo del peronismo que busca generar una alternativa electoral para 2019 lejos de Cristina Fernández de Kirchner

“La decisión es conformar una alternativa que compita como una fuerza política en las próximas elecciones”, anunció el cordobés Schiaretti tras la reunión que se celebró en la Casa de Entre Ríos, con Gustavo Bordet como anfitrión. Al entrerriano se sumaron otros seis mandatarios provinciales, que ahora integran formalmente el espacio Alternativa Federal: Mariano Arcioni (Chubut), Sergio Casas (La Rioja), Juan Manzur (Tucumán), Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Hugo Passalacqua (Misiones).

 

 

De esta manera, el peronismo no kirchnerista logra mostrar un polo de poder potente y con volumen electoral, como respuesta al armado que minuciosamente viene haciendo Cristina desde el PJ que comanda José Luis Gioja. La Mesa de Acción Política del partido, que en las últimas semanas sumó a Felipe Solá, la CGT y los movimientos sociales, buscaba arrimar a los gobernadores al espacio institucional para dirimir la interna, una posibilidad a la que hoy los mandatarios provinciales al menos congelaron. 

Designado vocero del encuentro, Schiaretti, gobernador del distrito electoral más grande dentro del espacio, confirmó la decisión de avanzar en “un acuerdo económico, político y social” y ampliar la convocatoria a otros sectores y fuerzas provinciales, como el socialismo, el Movimiento Popular Neuquino (MPN), el GEN de Margarita Stolbizer, y gobernadores que no estuvieron en el encuentro, como el santiagueño Gerardo Zamora y el rionegrino Alberto Weretilneck. En la intimidad de la reunión, fue el propio Schiaretti el que arengó a sus pares para avanzar en la construcción. “¡Vamos a ganar!”, alentó el cordobés en el encuentro, en el que compartieron empanadas. 

 

 

“Tenemos la obligación de darles a los argentinos una alternativa, de mostrar un camino de esperanza en un momento muy difícil”, dijo Massa al llegar, pasadas las 18, mientras en el edificio de la calle Matheu, donde funciona el PJ, Gioja encabezaba una actividad de la formó parte el tucumano Manzur, el último en sumarse al cónclave del peronismo federal. 

Si bien la mesa que forman Pichetto, Urtubey, Massa y Schiaretti hizo su lanzamiento hace dos meses, los gobernadores decidieron esperar a que se despejara en el Congreso la discusión por el Presupuesto para sumarse formalmente al espacio. Una vez superada la instancia parlamentaria, los mandatarios provinciales consideraron que era tiempo de definir en qué espacio jugarían de cara a 2019.
“Tenemos que trabajar para darle volumen a este espacio y llegar a las elecciones con un candidato propio”, confió a Letra P uno de los mandatarios provinciales. 

Además de avanzar en la decisión de armar una alternativa propia a nivel nacional, durante la reunión acordaron que habrá “libertad de acción” para que cada uno cierre en su provincia “los acuerdos que crea convenientes” para ganar elección. Esto es para que, de ser necesario, hagan alianzas con el kirchnerismo a nivel local, pese a la diferenciación a nivel nacional.

 

 

A los gobernadores que se sumaron formalmente este miércoles confían en sumar otros tres, que consideran clave para terminar de inclinar la mesa en favor del peronismo no kirchnerista: Zamora (Santiago del Estero), Carlos Verna (La Pampa) y Sergio Uñac (San Juan). El santiagueño no tiene elecciones en su provincia en 2019 y su vice, José Neder, suele formar parte de las reuniones del PJ que conduce Gioja. En tanto, el sanjuanino prefiere mantenerse por ahora en terreno neutral, aunque los gobernadores apuestan por su acercamiento. “Cuando vean que estamos todos acá, que tenemos volumen y que tenemos chances de ganar, van a venir. La gente ya no quiere volver al pasado”, afirmó uno de los gobernadores que organizó el encuentro. 

Además de los mandatarios provinciales, Massa y Pichetto, en la reunión de la Casa de Entre Ríos estuvieron los senadores Carlos Caserio, Dalmacio MeraPedro Guastavino y Carlos “Camau” Espínola, los diputados Diego Bossio, Martín Llaryora, Juan José Bahillo, Graciela Camaño, Marco Lavagna, Raúl Pérez, Eduardo “Bali” Bucca, Mayda Cresto y Pablo Kosiner, entre otros. 

Los legisladores, que mantuvieron primero un encuentro aparte y luego se sumaron a los gobernadores, comenzaron a organizar lo que será el próximo anuncio del espacio: la decisión de fusionar sus bloques en el Congreso antes de fin de año. 

En paralelo, los dirigentes de Alternativa Federal comenzaron a planificar un encuentro que podría celebrarse en Córdoba para cerrar el año con un encuentro masivo de dirigentes que posicione al espacio como una opción competitiva para pelearle a Cambiemos y al kirchnerismo en 2019.