X
El gobernador Alberto Weretilneck, que en 2015 le ganó por casi 20 puntos, visitó al senador y celebraron beneficios para la provincia. La suspicacia que genera en el peronismo rionegrino.
Por 25/10/2018 15:42

Lejos de la batalla electoral del 2015 que dejó al peronismo provincial fragmentado y a un naciente partido como Juntos Somos Río Negro en el poder, el senador Miguel Ángel Pichetto recibió este jueves en su despacho al gobernador Alberto Weretilneck, en un gesto que fortalece sus pretensiones nacionales y enrarece un poco más la situación del PJ rionegrino, que hoy conduce el intendente Martín Soria.

Con la excusa de celebrar los cambios en el Presupuesto 2019, que según se encargó de detallar Weretilneck -por redes sociales y en un comunicado de la Secretaría de Medios- benefició a Río Negro, se sacaron una de las fotos más importantes del último tiempo. El gobernador es la segunda que suma con aspirantes a la Presidencia después de reunirse con Juan Manuel Urtubey en San Carlos de Bariloche, tras la firma de convenios turísticos con Salta.

“Si existe una oportunidad, voy a jugar”, declaró Pichetto a finales de julio y comenzó su periplo por las provincias. Luego del acto en San Miguel de Tucumán, del que participó junto a Sergio Massa, sindicalistas como Héctor Daer y legisladores nacionales, ratificó que no abandonará esa idea hasta que se agoten sus posibilidades.

 

 

“Dentro de un contexto de dificultades económicas por las que atraviesa el país, en el proyecto de Ley de Presupuesto Nacional que se votó en Diputados -sostiene el comunicado oficial- hemos logrado revertir los efectos negativos que tenía la propuesta original para nuestra provincia y, con las negociaciones que llevamos adelante en los últimos meses, se lograron garantizar varios aspectos beneficiosos para los rionegrinos".

El impacto no solo llamó la atención en el marco del Peronismo Federal. En el pago chico, la foto generó un revuelo en el justicialismo que el último fin de semana oficializó su nueva mesa partidaria en un acto organizado por Soria en General Roca. Si bien ningún jerarca de ese espacio prefirió opinar, autoridades del partido consultadas por Letra P ratificaron que “existe sintonía” entre Weretilneck y Pichetto.

Igualmente, entre algunos representantes del peronismo se ratificó lo dicho por Pichetto: en Río Negro, el que conduce es Soria hijo. A pesar de esa estrategia, algunos leales al senador, como el legislador provincial Ariel Rivero, trabajan en la versión del Peronismo Federal a la rionegrina aunque no se sabe si habrá una pata electoral.

Pichetto se reunió con su verdugo buscando apoyo para su plan 2019

El gobernador Alberto Weretilneck, que en 2015 le ganó por casi 20 puntos, visitó al senador y celebraron beneficios para la provincia. La suspicacia que genera en el peronismo rionegrino.

Lejos de la batalla electoral del 2015 que dejó al peronismo provincial fragmentado y a un naciente partido como Juntos Somos Río Negro en el poder, el senador Miguel Ángel Pichetto recibió este jueves en su despacho al gobernador Alberto Weretilneck, en un gesto que fortalece sus pretensiones nacionales y enrarece un poco más la situación del PJ rionegrino, que hoy conduce el intendente Martín Soria.

Con la excusa de celebrar los cambios en el Presupuesto 2019, que según se encargó de detallar Weretilneck -por redes sociales y en un comunicado de la Secretaría de Medios- benefició a Río Negro, se sacaron una de las fotos más importantes del último tiempo. El gobernador es la segunda que suma con aspirantes a la Presidencia después de reunirse con Juan Manuel Urtubey en San Carlos de Bariloche, tras la firma de convenios turísticos con Salta.

“Si existe una oportunidad, voy a jugar”, declaró Pichetto a finales de julio y comenzó su periplo por las provincias. Luego del acto en San Miguel de Tucumán, del que participó junto a Sergio Massa, sindicalistas como Héctor Daer y legisladores nacionales, ratificó que no abandonará esa idea hasta que se agoten sus posibilidades.

 

 

“Dentro de un contexto de dificultades económicas por las que atraviesa el país, en el proyecto de Ley de Presupuesto Nacional que se votó en Diputados -sostiene el comunicado oficial- hemos logrado revertir los efectos negativos que tenía la propuesta original para nuestra provincia y, con las negociaciones que llevamos adelante en los últimos meses, se lograron garantizar varios aspectos beneficiosos para los rionegrinos".

El impacto no solo llamó la atención en el marco del Peronismo Federal. En el pago chico, la foto generó un revuelo en el justicialismo que el último fin de semana oficializó su nueva mesa partidaria en un acto organizado por Soria en General Roca. Si bien ningún jerarca de ese espacio prefirió opinar, autoridades del partido consultadas por Letra P ratificaron que “existe sintonía” entre Weretilneck y Pichetto.

Igualmente, entre algunos representantes del peronismo se ratificó lo dicho por Pichetto: en Río Negro, el que conduce es Soria hijo. A pesar de esa estrategia, algunos leales al senador, como el legislador provincial Ariel Rivero, trabajan en la versión del Peronismo Federal a la rionegrina aunque no se sabe si habrá una pata electoral.