X
Con apoyo de parte del peronismo, se estima que el oficialismo logrará reunir cerca de 44 votos para aprobar el proyecto. El debate se extenderá hasta la madrugada. Los gobernadores rebeldes.
Por 14/11/2018 23:08

Con apoyo de los gobernadores, el oficialismo se encamina reunir este jueves por la madrugada cerca de 44 votos para lograr la sanción del Presupuesto 2019, que el presidente Mauricio Macri quiere tener antes de la cumbre del G-20 y que responde a los lineamientos del acuerdo que el Gobierno firmó con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sin la tensión que marcó la discusión por el Presupuesto en la Cámara de Diputados, el Senado se sumergió este miércoles en un extenso debate, que comenzó a las 14.30 y terminará cerca de las 4 de la madrugada del jueves, cuando se estima que se cerrará la votación que le dará a Cambiemos la ley que quiere la Rosada.

 

 

El debate estuvo marcado por las durísimas críticas a la política económica del Gobierno y al Presupuesto, al que la oposición calificó como “de ajuste”,  y también por el cruce entre senadores de distintos sectores del peronismo, que a la hora de la votación se dividirá entre senadores que se expresarán favor – en su mayoría por pedido de los gobernadores – y quienes lo harán en contra.

“Nos dicen que somos unos irresponsables, que queremos prender fuego la pradera y ponernos el traje de la revolución cubana. El único que traje que me quiero poner, que es el proyecto que debiera unirnos en la concepción y en la acción a senadores como (Miguel) Pichetto, (José) Mayans y a quien habla, es el traje del proyecto nacional del general Juan Domingo Perón”, dijo la chaqueña María Inés Pilatti Vergara, en respuesta directa a los dichos del presidente del interbloque Argentina Federal, quien en la última reunión de la comisión de Presupuesto  lanzó duras acusaciones contra los gobernadores y senadores del peronismo más críticos del proyecto.

 

 

Antes, había sido el senador por Formosa el encargado de disparar contra su jefe de bloque por haber avalado la idea de Cambiemos de habilitar el tratamiento del Presupuesto en sesión especial en lugar de ordinaria, lo que dejó afuera del temario el reclamo por el Fondo Sojero que los gobernadores le llevaron a Pichetto hace dos semanas. “Algunos dicen que venimos con el traje de la revolución cubana, bajando de la Sierra Maestra. Pero verdaderamente a los 10 gobernadores que han pedido el tratamiento del Fondo Sojero le faltamos a la palabra. No tenemos palabra. En política hay que tener palabra y no la tuvimos”, sentenció Mayans, con Pichetto sentado en una banca detrás del formoseño.

En el oficialismo calculan que los votos a favor del proyecto rondarán los 44. Entre los apoyos cuentan los de su propio interbloque – que reúne 25 senadores - aunque todo indica que la asistencia no será completa: el santacruceño Eduardo Costa, que ya había dejado trascender su disconformidad con el proyecto, no dio quórum y en el oficialismo creen que se ausentará a la hora de votar. La misma duda pesa sobre su compañera de bancada, María Belén Tapia

 

 

El interbloque Argentina Federal, que conduce Miguel Ángel Pichetto, y tiene 22 integrantes tras la partida de José Alperovich y Beatriz Mirkin, aportará unos 11 votos. En la bancada que conduce el rionegrino anotan en esa lista al Carlos Caserio (Córdoba), Pedro Guastavino y Sigrid Kunath (Entre Ríos), Rubén Uñac y Cristina López Valverde (San Juan), Dalmacio Mera (Catamarca), Rodolfo Urtubey (Salta), Julio Catalán Magni y José Ojeda (Tierra del Fuego). El correntino Carlos Espínola se abstendría. 

A favor también votarán los neuquinos Guillermo Pereyra y Lucila Crexell, el salteño Juan Carlos Romero, la salteña Cristina Fiore Viñuales, el santafesino Carlos Reutemann y los misioneros Maurice Closs y Magadalena Solari Quintana. En tanto, aún resta saber si el gobernador Gerardo Zamora aportará los votos de los tres senadores de su provincia o el número se reducirá a dos.  

La resistencia estará encarnada por el bloque del Frente para la Victoria, que lidera Cristina Fernández de Kirchner, a cuyo criterio se sumarán los progresistas Fernando “Pino” Solanas y Magdalena Odarda, y los representantes del peronismo cuyos gobernadores decidieron no apoyar el Presupuesto y que están más enfrentados con la Casa Rosada.

En ese último grupo se anotan los senadores por La Pampa, Daniel Lovera y Norma Durango, que responden a Carlos Verna; los puntanos, Adolfo Rodríguez Saá y María Eugenia Catalfamo, de la provincia que gobierna Alberto Rodríguez Saá; los formoseños José Mayans y María Teresa González, liderados por Gildo Insfrán; y la catamarqueña Inés Blás, de estrecha confianza de Lucía Corpacci.   

 

 

Si bien el oficialismo logrará alzarse con el Presupuesto, lo hará con un apoyo mucho menor al de los anteriores años de la administración de Macri. El Presupuesto 2017 fue aprobado a fines de 2016 con 59 votos a favor y solo 8 en contra, mientras que al año siguiente, el Presupuesto 2018 obtuvo 54 votos a favor y 14 en contra.

El Senado se encamina a sancionar el Presupuesto que Macri acordó con el FMI

Con apoyo de parte del peronismo, se estima que el oficialismo logrará reunir cerca de 44 votos para aprobar el proyecto. El debate se extenderá hasta la madrugada. Los gobernadores rebeldes. 

Con apoyo de los gobernadores, el oficialismo se encamina reunir este jueves por la madrugada cerca de 44 votos para lograr la sanción del Presupuesto 2019, que el presidente Mauricio Macri quiere tener antes de la cumbre del G-20 y que responde a los lineamientos del acuerdo que el Gobierno firmó con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sin la tensión que marcó la discusión por el Presupuesto en la Cámara de Diputados, el Senado se sumergió este miércoles en un extenso debate, que comenzó a las 14.30 y terminará cerca de las 4 de la madrugada del jueves, cuando se estima que se cerrará la votación que le dará a Cambiemos la ley que quiere la Rosada.

 

 

El debate estuvo marcado por las durísimas críticas a la política económica del Gobierno y al Presupuesto, al que la oposición calificó como “de ajuste”,  y también por el cruce entre senadores de distintos sectores del peronismo, que a la hora de la votación se dividirá entre senadores que se expresarán favor – en su mayoría por pedido de los gobernadores – y quienes lo harán en contra.

“Nos dicen que somos unos irresponsables, que queremos prender fuego la pradera y ponernos el traje de la revolución cubana. El único que traje que me quiero poner, que es el proyecto que debiera unirnos en la concepción y en la acción a senadores como (Miguel) Pichetto, (José) Mayans y a quien habla, es el traje del proyecto nacional del general Juan Domingo Perón”, dijo la chaqueña María Inés Pilatti Vergara, en respuesta directa a los dichos del presidente del interbloque Argentina Federal, quien en la última reunión de la comisión de Presupuesto  lanzó duras acusaciones contra los gobernadores y senadores del peronismo más críticos del proyecto.

 

 

Antes, había sido el senador por Formosa el encargado de disparar contra su jefe de bloque por haber avalado la idea de Cambiemos de habilitar el tratamiento del Presupuesto en sesión especial en lugar de ordinaria, lo que dejó afuera del temario el reclamo por el Fondo Sojero que los gobernadores le llevaron a Pichetto hace dos semanas. “Algunos dicen que venimos con el traje de la revolución cubana, bajando de la Sierra Maestra. Pero verdaderamente a los 10 gobernadores que han pedido el tratamiento del Fondo Sojero le faltamos a la palabra. No tenemos palabra. En política hay que tener palabra y no la tuvimos”, sentenció Mayans, con Pichetto sentado en una banca detrás del formoseño.

En el oficialismo calculan que los votos a favor del proyecto rondarán los 44. Entre los apoyos cuentan los de su propio interbloque – que reúne 25 senadores - aunque todo indica que la asistencia no será completa: el santacruceño Eduardo Costa, que ya había dejado trascender su disconformidad con el proyecto, no dio quórum y en el oficialismo creen que se ausentará a la hora de votar. La misma duda pesa sobre su compañera de bancada, María Belén Tapia

 

 

El interbloque Argentina Federal, que conduce Miguel Ángel Pichetto, y tiene 22 integrantes tras la partida de José Alperovich y Beatriz Mirkin, aportará unos 11 votos. En la bancada que conduce el rionegrino anotan en esa lista al Carlos Caserio (Córdoba), Pedro Guastavino y Sigrid Kunath (Entre Ríos), Rubén Uñac y Cristina López Valverde (San Juan), Dalmacio Mera (Catamarca), Rodolfo Urtubey (Salta), Julio Catalán Magni y José Ojeda (Tierra del Fuego). El correntino Carlos Espínola se abstendría. 

A favor también votarán los neuquinos Guillermo Pereyra y Lucila Crexell, el salteño Juan Carlos Romero, la salteña Cristina Fiore Viñuales, el santafesino Carlos Reutemann y los misioneros Maurice Closs y Magadalena Solari Quintana. En tanto, aún resta saber si el gobernador Gerardo Zamora aportará los votos de los tres senadores de su provincia o el número se reducirá a dos.  

La resistencia estará encarnada por el bloque del Frente para la Victoria, que lidera Cristina Fernández de Kirchner, a cuyo criterio se sumarán los progresistas Fernando “Pino” Solanas y Magdalena Odarda, y los representantes del peronismo cuyos gobernadores decidieron no apoyar el Presupuesto y que están más enfrentados con la Casa Rosada.

En ese último grupo se anotan los senadores por La Pampa, Daniel Lovera y Norma Durango, que responden a Carlos Verna; los puntanos, Adolfo Rodríguez Saá y María Eugenia Catalfamo, de la provincia que gobierna Alberto Rodríguez Saá; los formoseños José Mayans y María Teresa González, liderados por Gildo Insfrán; y la catamarqueña Inés Blás, de estrecha confianza de Lucía Corpacci.   

 

 

Si bien el oficialismo logrará alzarse con el Presupuesto, lo hará con un apoyo mucho menor al de los anteriores años de la administración de Macri. El Presupuesto 2017 fue aprobado a fines de 2016 con 59 votos a favor y solo 8 en contra, mientras que al año siguiente, el Presupuesto 2018 obtuvo 54 votos a favor y 14 en contra.