X

Se reunieron en el Senado para consensuar cambios en Bienes Personales. Quieren que el bloque rechace en la próxima sesión el DNU que eliminó el FoFeSo. Nuevo frente abierto para la Casa Rosada.

Por 30/10/2018 16:15

En plena discusión por el Presupuesto 2019 y por la modificación de la ley de Bienes Personales, los gobernadores peronistas volvieron a la carga en su reclamo contra la eliminación del Fondo Federal Solidario (FoFeSo) y metieron presión en la puja por los recursos al pedirle al jefe del interbloque Argentina Federal, Miguel Ángel Pichetto, que su bancada vote el rechazo al decreto de necesidad y urgencia del presidente Mauricio Macri en la próxima sesión.

Los mandatarios provinciales llegaron este martes al Senado invitados por Pichetto para discutir su propuesta de modificación a la ley de Bienes Personales que salió de Diputados. En un guiño a la clase media, el senador plantea la necesidad de eximir de este impuesto a los propietarios de vivienda única cuyo valor no supere los 18 millones de pesos. Como el impuesto es coparticipable, la baja en la recaudación afecta directamente a las provincias, por lo que Pichetto citó a los gobernadores para analizar la viabilidad de su proyecto.

“El impacto sería de 3 mil o 4 mil millones sobre una recaudación de 33 o 34 mil. Estamos haciendo los números. Seguramente Hacienda los estará haciendo también. Así como se eximió al campo, creo que hay que tener alguna mirada de equidad respecto de la gente que trabaja y tiene su vivienda”, dijo Pichetto una vez terminada la reunión con los gobernadores, que se celebró en las oficinas de la presidencia del Bloque Justicialista, ubicadas en el segundo piso del Palacio.

 

 

 

Si bien el encuentro fue convocado a fin de analizar las modificaciones a Bienes Personales, durante la reunión los gobernadores volvieron a plantear su reclamo contra el DNU por el cual el presidente Macri eliminó el fondo sojero el 14 de agosto. La recuperación de ese fondo les permitiría a las provincias compensar los fondos que perderían por las concesiones en Bienes Personales.

El decreto fue tratado en la Bicameral de Trámite Legislativo el 11 de septiembre. Por tener a su cargo la presidencia del cuerpo, el oficialismo se alzó ese día con el dictamen de mayoría, de respaldo al DNU, que quedó en condiciones de ser tratado en el recinto. Una semana después, el Gobierno dispuso la creación de un Programa de Asistencia Financiera a provincias y municipios, por el cual liberó 4.125 millones de pesos y logró desactivar la sesión especial que el peronismo había convocado en la Cámara de Diputados para rechazar el decreto.

 

 

Pese a eso, el reclamo quedó latente y resurgió durante la última sesión del Senado, cuando el formoseño José Mayans pidió que en la siguiente reunión se le diera tratamiento preferencial al tema. “Estamos hablando de una cifra de 26.000 millones sobre un presupuesto de cuatro billones. Es indudable la importancia que tiene el tema del fondo de la soja, reclamado no solamente por los gobernadores, sino también por los intendentes. La comisión bicameral ha dado dictamen y yo pido para la próxima sesión un tratamiento preferente”, planteó Mayans.

La propuesta fue aprobada por el pleno, por lo que el dictamen quedó en condiciones de ser tratado en el recinto en la próxima sesión, ya agendada para el 14 de noviembre, en la que en oficialismo pretende además aprobar el Presupuesto 2019. Ese mismo día, al tiempo que le dará los votos para aprobar la ley de leyes, el peronismo podría propinarle un duro golpe al Gobierno si se uniera para votar el rechazo al DNU.

“Es un tema que vamos a volver a conversar con el ministro (Rogelio) Frigerio”, anunció Pichetto tras el encuentro, del que participaron los gobernadores Gildo Insfrán (Formosa), Lucía Corpacci (Catamarca), Mariano Arcioni (Chubut), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Sergio Casas (La Rioja), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), los vicegobernadores Osvaldo Jaldo (Tucumán) y Daniel Capitanich (Chaco) y los senadores Mayans (Formosa), Sigrid Kunath (Entre Ríos), Alfredo Luenzo (Chubut), Carlos “Camau” Espínola (Corrientes) e Inés Blas (Catamarca).

Los gobernadores de Tierra del Fuego, Catamarca, Chubut y también Alicia Kirchner, de Santa Cruz, ya llevaron su reclamo por el fondo de la soja ante la Corte Suprema.