X

El combate de fondo: Cristina versus Vidal

En esta campaña, chocan las dos figuras más destacadas de la política nacional. No será una confrontación cuerpo a cuerpo, pero monopolizará la agenda. Los tiempos, los temas y los tonos.

Habrá críticas al modelo económico de Cambiemos y continuas referencias a los supuestos hechos de corrupción del kirchnerismo. Se designarán voceros para hablar de ciencia, cuentas públicas, temas sociales, educación; se hará eje en “la vuelta al pasado”, la apuesta al cambio o la necesidad de detener “la pérdida de derechos”. Caminarán la provincia de Buenos Aires pesos pesados de la política y dirigentes desconocidos, se verán nuevas caras y apellidos de larga militancia. Pero la batalla en territorio bonaerense -con proyección a todo el país- tendrá dos protagonistas excluyentes que medirán sus fuerzas de manera personal: Cristina Fernández de Kirchner y María Eugenia Vidal.

Aunque no será candidata, la gobernadora estará omnipresente. Aunque el calendario electoral indica que la campaña para las PASO comienza formalmente el 14 de julio, ya empezó a dar muestras de cuál será su rol. El martes estuvo en Quilmes junto a la segunda pre candidata a senadora nacional, Gladys González, y el segundo pre candidato a diputado nacional, Héctor "Toty" Flores. El miércoles llevó a Graciela Ocaña y Guillermo Montenegro a un encuentro con jubilados. Como publicó Letra P, así quedó en evidencia la estrategia de ubicar a Vidal como figura central de la campaña y casi como la chaperona de los pre candidatos.

LA JEFA. En tanto, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner no volvió a aparecer públicamente después del acto masivo de Arsenal. Por estas horas, puertas adentro del Instituto Patria, habla con los candidatos de su espacio para diagramar la campaña. Este miércoles recibió allí a su segundo en la boleta de candidatos a senadores, Jorge Taiana, para empezar a planear la estrategia.

 

BIO. Cristina Elisabet Fernández nació el 19 de febrero de 1953 en La Plata. Abogada, viuda del ex presidente Néstor Kirchner, con quien se casó en 1975, se mudó a Río Gallegos en 1976 y tuvo dos hijos que le dieron dos nietos. Peronista. Fue diputada provincial en Santa Cruz, diputada nacional y senadora nacional. En 2007 se convirtió en la primera mujer electa presidenta de la Nación por el voto popular. Conduce Unidad Ciudadana, el frente electoral que diseñó para estas elecciones y que, a pesar de congregar a buena parte del peronismo, no incluye al PJ. Es precandidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires.  

 

 

“Cristina va a estar en todo. La jefa de campaña es ella”, afirmó a Letra P un integrante del equipo de la ex presidenta. A tono con lo que sucedió durante la gestión kirchnerista, todo lo que suceda pasará por el ojo de la ex mandataria, que el lunes levantó en peso a la primera en la lista de diputados, Fernanda Vallejos, por haber salido en defensa de Amado Boudou en un programa de radio.

El traspié de Vallejos dejó un sabor amargo en el comando kirchnerista, que bloqueó la salida en medios de todos los integrantes de la boleta. A favor, dijeron cerca de la ex presidenta, el papelón se produjo el primer día después del cierre de listas y no sobre el final de la campaña. Desde ahora, Vallejos intentará centrar su discurso en el tema que maneja, la economía, y que el kirchnerismo pretende instalar como eje de campaña.

El segundo en la lista, el científico Roberto Salvarezza, ex titular del Conicet, también tendrá lugar en los medios. Vanesa Siley, secretaria general del Sindicato de Trabajadores Judiciales de la Ciudad, y Walter Correa, titular del gremio de los Curtidores, se sumarán a los voceros elegidos para criticar, área por área, las políticas del gobierno de Mauricio Macri, en representación de los “hombres y mujeres de carne y hueso” afectados por “el ajuste”.

Pero en el kirchnerismo todavía hay pocas certezas. Cristina diseña la estrategia política con sus hombres de confianza, Oscar Parrilli, Eduardo “Wado” de Pedro, Axel Kicillof (en termas económicos), su hijo Máximo Kirchner, el propio Taiana y algunos dirigentes con los que mantiene diálogo permanente, como el chaqueño Jorge Capitanich.

Sin embargo, la ex presidenta no concretó hasta ahora reuniones de equipo con los candidatos ni empezó a bajar línea a quienes serán sus referentes en territorio bonaerense, según contó a Letra P una candidata que espera la convocatoria para empezar a diseñar el trabajo territorial. “Después de lo de Arsenal, imagino a Cristina con mucha presencia en el territorio”, agregó la dirigente.

El equipo de medios de la ex presidenta está comandado por el ex subsecretario de Comunicación Pública Hernán Reibel, hombre de máxima confianza de la mesa chica kirchnerista. El viernes, todos los voceros mantendrán una reunión en el local de la calle Bolívar. Allí escucharán los lineamientos comunicacionales de la campaña y empezarán a definir el principal debate: si los candidatos kirchneristas hablarán – o no – con medios que consideran absolutamente hostiles o se refugiarán solo en los afines y apuntarán al contacto de Cristina con el electorado, con la hipótesis de que “los votos son de ella”.  

Por ahora, en el Instituto Patria hay una sola línea de acción segura. “Los ejes de campaña van a ser los nuestros, no los que ellos quieren. Y van a ser los de los puntos de Unidad Ciudadana”, dice un vocero. La idea es clara: el kirchnerismo intentará salir del pantano sobre la corrupción en el que intentará meterlo el macrismo.  

En tanto, el equipo que trabaja cerca de Cristina relativiza la presencia del ecuatoriano Vinicio Alvarado, el publicista que dirigió la campaña del nuevo presidente ecuatoriano, Lenin Moreno. “Habló alguna vez con ella pero no vino a Argentina ni tiene peso en la estrategia”, dicen.

EN TODOS LADOS. Mientras, en la gobernación bonaerense aseguran que el día D para lanzar el marketing político en la provincia de Buenos Aires será el 14 de julio, fecha prevista por la legislación electoral para que todas las fuerzas políticas empiecen sus respectivas iniciativas de propaganda. No es la única certeza que cuentan cerca de la gobernadora. “Por ahora vamos a esperar a que baje la espuma del cierre de listas, pero la semana que viene vamos a medir a nuestros principales candidatos para definir la estrategia electoral a seguir”, detalló a Letra P una alta fuente del gabinete provincial.

 

BIO. María Eugenia Vidal nació el 8 de septiembre de 1973 en el barrio porteño de Flores, pero vive en Morón, provincia de Buenos Aires. Licenciada en Ciencias Políticas. Separada del intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, el padre de sus tres hijos. Macrista de pura cepa. Coordinó el área social del think tank Grupo Sophia y trabajó en la Fundación Creer y Crecer, cantera principal de cuadros del PRO. Fue legisladora porteña, ministra de Desarrollo Social de la Ciudad y vicejefa del Gobierno porteño. En 2015 se convirtió en la primera mujer gobernadora de la provincia de Buenos Aires. Es la figura más carismática de la alianza Cambiemos: su imagen positiva supera a la de su mentor, el jefe de Estado. Aunque no estará en las boletas, será la protagonista de la campaña del oficialismo.

 

 

En los cronómetros que manejan en la Casa de Gobierno de La Plata, la muestra cabal de que “no hay apuro” tiene que ver con la fecha en que tendrán las encuestas que comenzarán la semana próxima. “No tendremos nada concreto hasta dentro de diez o quince días, pero igualmente no está dentro de nuestra estrategia polarizar con el kirchnerismo ni con Cristina. Sabemos que hay una sociedad dividida, pero no es nuestra intención discutir con ella. Nosotros vamos a seguir hablando en positivo y hablando de temas de gestión, porque la mejor forma de diferenciarnos del gobierno anterior es hablar de nuestro trabajo en el Gobierno”, aseguró otro funcionario, muy cercano al jefe de Gabinete, Federico Salvai.

Antes de que lleguen las encuestas encargadas, el plato fuerte de la comunicación política del PRO bonaerense ya está en funcionamiento y gira en torno al discurso y presencia mediática de la gobernadora Vidal. Uno de sus voceros confirmó que “estará todo el tiempo” en la campaña, aunque su omnipresencia será compartida con el presidente Mauricio Macri, que “intervendrá asiduamente en todo el país, pero especialmente en la provincia”.

Desde esa perspectiva, antes del 14-J, tanto Macri como Vidal profundizarán el discurso de gestión, pero con los ojos puestos en la pre-campaña. Mientras tanto, los arquitectos publicitarios de Cambiemos trabajarán en el diseño de una campaña que ya tiene ejes discursivos para cada uno de los principales candidatos.

En todos los casos, cada uno de los jugadores buscará afianzar los atributos definidos para la gestión, sin pelearse con CFK, con Florencio Randazzo o Sergio Massa. “Vamos a mostrar las obras que estamos haciendo con una lista que puede mostrar áreas de trabajo”, confió un funcionario que intervendrá en la campaña. En ese juego de roles, el primer candidato a senador nacional y ministro de Educación, Esteban Bullrich, concentrará su fuego en la materia educativa y buscará capitalizar la pelea abierta con los gremios docentes bonaerenses.

Su segunda, la actual titular de la Acumar y ex interventora del sindicato SOMU, “profundizará su perfil de lucha contra las mafias”, tal como lo habría demostrado con la auditoria y posterior del líder del gremio de trabajadores marítimos, Omar “Caballo” Suárez.

En esa distribución de libretos para la campaña, Ocaña hará lo propio desde su historial sobre “lucha contra la corrupción”, el lilito Toty Flores hablará sobre “el trabajo social”, el saliente embajador argentino en Uruguay, Montenegro, será un stopper para las críticas por la inseguridad y la segunda aspirante de la Coalición Civica, Marcela Campagnoli, tendrá a su cargo las argumentaciones sobre temas judiciales, bajo la atenta tutela del procurador bonaerense, Gerardo Conte Grand.

En ese abanico de temas, ninguno girará en torno a la cuestión económica o sobre la situación del empleo, la inflación o el incremento de la pobreza: gran parte de los elementos que el frente de Unidad Ciudadana piensa desarrollar, especialmente, en las dos secciones electorales que concentran el grueso poblacional del conurbano bonaerense.

El combate de fondo: Cristina versus Vidal

En esta campaña, chocan las dos figuras más destacadas de la política nacional. No será una confrontación cuerpo a cuerpo, pero monopolizará la agenda. Los tiempos, los temas y los tonos.

Habrá críticas al modelo económico de Cambiemos y continuas referencias a los supuestos hechos de corrupción del kirchnerismo. Se designarán voceros para hablar de ciencia, cuentas públicas, temas sociales, educación; se hará eje en “la vuelta al pasado”, la apuesta al cambio o la necesidad de detener “la pérdida de derechos”. Caminarán la provincia de Buenos Aires pesos pesados de la política y dirigentes desconocidos, se verán nuevas caras y apellidos de larga militancia. Pero la batalla en territorio bonaerense -con proyección a todo el país- tendrá dos protagonistas excluyentes que medirán sus fuerzas de manera personal: Cristina Fernández de Kirchner y María Eugenia Vidal.

Aunque no será candidata, la gobernadora estará omnipresente. Aunque el calendario electoral indica que la campaña para las PASO comienza formalmente el 14 de julio, ya empezó a dar muestras de cuál será su rol. El martes estuvo en Quilmes junto a la segunda pre candidata a senadora nacional, Gladys González, y el segundo pre candidato a diputado nacional, Héctor "Toty" Flores. El miércoles llevó a Graciela Ocaña y Guillermo Montenegro a un encuentro con jubilados. Como publicó Letra P, así quedó en evidencia la estrategia de ubicar a Vidal como figura central de la campaña y casi como la chaperona de los pre candidatos.

LA JEFA. En tanto, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner no volvió a aparecer públicamente después del acto masivo de Arsenal. Por estas horas, puertas adentro del Instituto Patria, habla con los candidatos de su espacio para diagramar la campaña. Este miércoles recibió allí a su segundo en la boleta de candidatos a senadores, Jorge Taiana, para empezar a planear la estrategia.

 

BIO. Cristina Elisabet Fernández nació el 19 de febrero de 1953 en La Plata. Abogada, viuda del ex presidente Néstor Kirchner, con quien se casó en 1975, se mudó a Río Gallegos en 1976 y tuvo dos hijos que le dieron dos nietos. Peronista. Fue diputada provincial en Santa Cruz, diputada nacional y senadora nacional. En 2007 se convirtió en la primera mujer electa presidenta de la Nación por el voto popular. Conduce Unidad Ciudadana, el frente electoral que diseñó para estas elecciones y que, a pesar de congregar a buena parte del peronismo, no incluye al PJ. Es precandidata a senadora nacional por la provincia de Buenos Aires.  

 

 

“Cristina va a estar en todo. La jefa de campaña es ella”, afirmó a Letra P un integrante del equipo de la ex presidenta. A tono con lo que sucedió durante la gestión kirchnerista, todo lo que suceda pasará por el ojo de la ex mandataria, que el lunes levantó en peso a la primera en la lista de diputados, Fernanda Vallejos, por haber salido en defensa de Amado Boudou en un programa de radio.

El traspié de Vallejos dejó un sabor amargo en el comando kirchnerista, que bloqueó la salida en medios de todos los integrantes de la boleta. A favor, dijeron cerca de la ex presidenta, el papelón se produjo el primer día después del cierre de listas y no sobre el final de la campaña. Desde ahora, Vallejos intentará centrar su discurso en el tema que maneja, la economía, y que el kirchnerismo pretende instalar como eje de campaña.

El segundo en la lista, el científico Roberto Salvarezza, ex titular del Conicet, también tendrá lugar en los medios. Vanesa Siley, secretaria general del Sindicato de Trabajadores Judiciales de la Ciudad, y Walter Correa, titular del gremio de los Curtidores, se sumarán a los voceros elegidos para criticar, área por área, las políticas del gobierno de Mauricio Macri, en representación de los “hombres y mujeres de carne y hueso” afectados por “el ajuste”.

Pero en el kirchnerismo todavía hay pocas certezas. Cristina diseña la estrategia política con sus hombres de confianza, Oscar Parrilli, Eduardo “Wado” de Pedro, Axel Kicillof (en termas económicos), su hijo Máximo Kirchner, el propio Taiana y algunos dirigentes con los que mantiene diálogo permanente, como el chaqueño Jorge Capitanich.

Sin embargo, la ex presidenta no concretó hasta ahora reuniones de equipo con los candidatos ni empezó a bajar línea a quienes serán sus referentes en territorio bonaerense, según contó a Letra P una candidata que espera la convocatoria para empezar a diseñar el trabajo territorial. “Después de lo de Arsenal, imagino a Cristina con mucha presencia en el territorio”, agregó la dirigente.

El equipo de medios de la ex presidenta está comandado por el ex subsecretario de Comunicación Pública Hernán Reibel, hombre de máxima confianza de la mesa chica kirchnerista. El viernes, todos los voceros mantendrán una reunión en el local de la calle Bolívar. Allí escucharán los lineamientos comunicacionales de la campaña y empezarán a definir el principal debate: si los candidatos kirchneristas hablarán – o no – con medios que consideran absolutamente hostiles o se refugiarán solo en los afines y apuntarán al contacto de Cristina con el electorado, con la hipótesis de que “los votos son de ella”.  

Por ahora, en el Instituto Patria hay una sola línea de acción segura. “Los ejes de campaña van a ser los nuestros, no los que ellos quieren. Y van a ser los de los puntos de Unidad Ciudadana”, dice un vocero. La idea es clara: el kirchnerismo intentará salir del pantano sobre la corrupción en el que intentará meterlo el macrismo.  

En tanto, el equipo que trabaja cerca de Cristina relativiza la presencia del ecuatoriano Vinicio Alvarado, el publicista que dirigió la campaña del nuevo presidente ecuatoriano, Lenin Moreno. “Habló alguna vez con ella pero no vino a Argentina ni tiene peso en la estrategia”, dicen.

EN TODOS LADOS. Mientras, en la gobernación bonaerense aseguran que el día D para lanzar el marketing político en la provincia de Buenos Aires será el 14 de julio, fecha prevista por la legislación electoral para que todas las fuerzas políticas empiecen sus respectivas iniciativas de propaganda. No es la única certeza que cuentan cerca de la gobernadora. “Por ahora vamos a esperar a que baje la espuma del cierre de listas, pero la semana que viene vamos a medir a nuestros principales candidatos para definir la estrategia electoral a seguir”, detalló a Letra P una alta fuente del gabinete provincial.

 

BIO. María Eugenia Vidal nació el 8 de septiembre de 1973 en el barrio porteño de Flores, pero vive en Morón, provincia de Buenos Aires. Licenciada en Ciencias Políticas. Separada del intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, el padre de sus tres hijos. Macrista de pura cepa. Coordinó el área social del think tank Grupo Sophia y trabajó en la Fundación Creer y Crecer, cantera principal de cuadros del PRO. Fue legisladora porteña, ministra de Desarrollo Social de la Ciudad y vicejefa del Gobierno porteño. En 2015 se convirtió en la primera mujer gobernadora de la provincia de Buenos Aires. Es la figura más carismática de la alianza Cambiemos: su imagen positiva supera a la de su mentor, el jefe de Estado. Aunque no estará en las boletas, será la protagonista de la campaña del oficialismo.

 

 

En los cronómetros que manejan en la Casa de Gobierno de La Plata, la muestra cabal de que “no hay apuro” tiene que ver con la fecha en que tendrán las encuestas que comenzarán la semana próxima. “No tendremos nada concreto hasta dentro de diez o quince días, pero igualmente no está dentro de nuestra estrategia polarizar con el kirchnerismo ni con Cristina. Sabemos que hay una sociedad dividida, pero no es nuestra intención discutir con ella. Nosotros vamos a seguir hablando en positivo y hablando de temas de gestión, porque la mejor forma de diferenciarnos del gobierno anterior es hablar de nuestro trabajo en el Gobierno”, aseguró otro funcionario, muy cercano al jefe de Gabinete, Federico Salvai.

Antes de que lleguen las encuestas encargadas, el plato fuerte de la comunicación política del PRO bonaerense ya está en funcionamiento y gira en torno al discurso y presencia mediática de la gobernadora Vidal. Uno de sus voceros confirmó que “estará todo el tiempo” en la campaña, aunque su omnipresencia será compartida con el presidente Mauricio Macri, que “intervendrá asiduamente en todo el país, pero especialmente en la provincia”.

Desde esa perspectiva, antes del 14-J, tanto Macri como Vidal profundizarán el discurso de gestión, pero con los ojos puestos en la pre-campaña. Mientras tanto, los arquitectos publicitarios de Cambiemos trabajarán en el diseño de una campaña que ya tiene ejes discursivos para cada uno de los principales candidatos.

En todos los casos, cada uno de los jugadores buscará afianzar los atributos definidos para la gestión, sin pelearse con CFK, con Florencio Randazzo o Sergio Massa. “Vamos a mostrar las obras que estamos haciendo con una lista que puede mostrar áreas de trabajo”, confió un funcionario que intervendrá en la campaña. En ese juego de roles, el primer candidato a senador nacional y ministro de Educación, Esteban Bullrich, concentrará su fuego en la materia educativa y buscará capitalizar la pelea abierta con los gremios docentes bonaerenses.

Su segunda, la actual titular de la Acumar y ex interventora del sindicato SOMU, “profundizará su perfil de lucha contra las mafias”, tal como lo habría demostrado con la auditoria y posterior del líder del gremio de trabajadores marítimos, Omar “Caballo” Suárez.

En esa distribución de libretos para la campaña, Ocaña hará lo propio desde su historial sobre “lucha contra la corrupción”, el lilito Toty Flores hablará sobre “el trabajo social”, el saliente embajador argentino en Uruguay, Montenegro, será un stopper para las críticas por la inseguridad y la segunda aspirante de la Coalición Civica, Marcela Campagnoli, tendrá a su cargo las argumentaciones sobre temas judiciales, bajo la atenta tutela del procurador bonaerense, Gerardo Conte Grand.

En ese abanico de temas, ninguno girará en torno a la cuestión económica o sobre la situación del empleo, la inflación o el incremento de la pobreza: gran parte de los elementos que el frente de Unidad Ciudadana piensa desarrollar, especialmente, en las dos secciones electorales que concentran el grueso poblacional del conurbano bonaerense.